Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Tecnología   ·   5G   ·   Libros   ·   Novela   ·   Devaluación   ·   Cristina Fernandez de Kirchner   ·   Inflación



¿Un presidente Pedro Sánchez que nadie ha elegido? Elecciones ya


Inicio > Política Nacional
24/07/2018


1000 Visitas



Ya sabemos que en España no existen las elecciones presidencialistas pero sí que las consecuencias de los votos posicionan al jefe de Gobierno. En este caso no hay siquiera urnas. El nombramiento de Pedro Sánchez como Presidente de España y sus posteriores exabruptos exaltarán la pasión dormida de millones de votantes posicionados y escarmentados en los antípodas de este nuevo Gobierno, amarrado por intereses y codicias tan dispares como desintegradoras para el conjunto del país.


Por eso el oportunista Pedro Sánchez no convocó elecciones que podrían comportar el revulsivo ante lo que millones de ciudadanos consideran una traición digna de recibir una ejemplarizante respuesta democrática. Una respuesta masiva y concluyente que sirva como protesta contra la trampa de la moción, para salvar una situación extrema que es el éxito de este golpe propiciado por la picaresca más que por la inteligencia política. Un juego de estafa trilera en el que la participación del desavisado Mariano Rajoy anticipaba una severa derrota. Engaño al fin y al cabo cuyas pérdidas asume indignado el electorado popular y no pocos potenciales votantes, quienes jamás darían un voto de confianza al socialismo que por imperativo llega a la bancada gubernamental. Ahora Casado tendrá que devolver la credibilidad perdida del Partido Popular.

Con la izquierda en el Gobierno los ex votantes de Podemos y del PSOE acuden a la miel, según el manipulador CIS, cuando antes huyeron de la quema. Esperan una recomposición que afiance un gobierno de mayoría absoluta para la próxima cita electoral. Necesitan recomponerse y por eso no sacan el pastel del horno antes de tiempo. Siempre el juego sucio y picaresco del bajo fondo político. Así empezó el infierno venezolano, solo que aquí se trata de España, una España dormida pero garante brava de su Historia. Pero esa subida de impuestos salvaje no va a ser ajena al electorado de izquierdas, al tiempo.

 Esta moción de censura pasa por ser la puñalada trapera jamás registrada desde la Transición, si no incluimos la del 11-M perpetrada con el uso y la manipulación de 192 asesinados-, siendo de alabar que en esta ocasión no se hayan servido del derramamiento de la sangre como Zapatero.  Los socialistas siempre aprovecharon los intereses dispersos de los partidos satélite que una vez más ganan tramposamente al conjunto de un país que no parece disciplinarse por las ruinas pasadas, cada vez que el puño y la rosa han irrumpido accidentalmente-accidentes provocados en todo caso-para arruinar en pocos años a todos. Con minorías a contracorriente del bien común la historia parece que se repite y con peores expectativas.

La moción de censura se impuso por los deficientes reglamentos que facilitan una estafa moral contra el Pueblo. Regla democrática por las insuficiencias de un sistema que permite dejar el futuro de una gran mayoría en manos de una exigua minoría. De las manos de un más que corrupto PSOE y del radicalismo podemita, entrambos a caballo de las ambiciones independentistas para fulminar el Estado de Derecho mediante demagogias y pactos inconfesables, ha llegado este sorpresivo asalto a los cielos cuando estos dos partidos son los que han practicado política rastrera cuajados de la misma y hasta peor corrupción que han denunciado.

Esta moción de censura conformó una maniobra solo posible cuando se carece de escrúpulos morales y se pretende manipular el Estado de Derecho prescindiendo de la soberanía del Pueblo.

Pedro Sánchez es un gobernante que bien podría tildarse de bastardo en democracia. No tardará, con los primeros exabruptos de los ya cincuenta días y el intento de cumplir las promesas secretas que lo han hecho presidente, en salir la gente a las calles con indignación desatada exigiendo que no se espere para convocar Elecciones Generales, toda vez que dos años son muchos para dejar que un oportunista sin programa de gobierno, pueda torcer lo constructivo ganado estos años para volver a los peores tiempos del PSOE sin que nadie los haya llamado desde las urnas.

Este Pedro Sánchez votado por minorías y refrendado en la moción de censura por numerosos partidos que tienen  en común avaricias dispersas contra España,  no es presidente legítimo de nada. Antes de que se planten las bases de destrucción generalizada en todos los ámbitos, convocatoria de Elecciones Generales ya.

Origen de fuente: http://ramblalibre.com/2018/06/01/un-presidente-pedro-sanchez-que-nadie-ha-elegido-elecciones-ya/



Etiquetas:   PSOE   ·   Pedro Sánchez

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18417 publicaciones
4670 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora