Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Devaluación   ·   Cristina Fernandez de Kirchner   ·   Inflación   ·   Crisis Económica   ·   Mauricio Macri   ·   Sociedad   ·   Utopias   ·   Emigración   ·   Periodismo   ·   Escritores



La España conformista que todavía se deja engañar por Pedro Sánchez


Inicio > Política Nacional
16/07/2018


1063 Visitas



Si se piensa en frío la estafa social de este Gobierno Frankenstein, es una aberración sin paliativos políticos. Estos que se nos han colado van a provocar seguro daño -que ya los conocemos- y nadie les ha dado consentimiento democrático.




Cierto que España ha sido víctima de una maniobra de bajeza moral a la altura de ese socialismo que siempre ha conseguido aquí el poder de modo irregular. Este Gobierno es un circo en el que nadie ha pagado entrada. Será legal por las lagunas y resquicios que aprovechan los que juegan sucio en el sistema, pero sobre es todo ilegítimo. Máxime cuando este gobierno antidemocrático acomete cambios drásticos que nadie ha avalado en programa electoral sometido a voto.

Son solo unos días y nos basta una mera observación de los pasos que emprende el okupa monclovita para advertir que este malandrín de poca monta erigido en presidente Frankenstein, puede estar cometiendo errores que nos van a hipotecar durante años, en permanente condición de precaria y sostenida crisis. La peor sería en los ánimos de la convivencia con un claro e insensato despertar de odios guerracivilistas que es una estrategia muy rastrera que puede reventarles en la cara.

No hay error en la demagogia, sino mezquindades en el hipócrita que se ha encaramado a la poltrona con una jugada de trilero. Nos ha llegado sin querer la la misma patulea de la que no logra exorcizarse este país nuestro frente a pobres diablos convertidos en hijos de Satanás, alimentados por el poder que alentará sin duda  la escisión, la pobreza, la beligerancia y la injusticia.

No puede existir mayor indefensión consentida que ver venir este aquelarre, al cual nadie ha convocado, y dejar que obre sus malditos embrujos que nos dejan arruinados y en crisis institucional de modo repetido durante generaciones.

 ¿Y qué hacen la decena de millones de estafados? Callan; protestan con sordina porque se dan por vencidos sin haber movido un dedo, renuncian con estólida resignación a la legítima rebeldía de sentido común frente a los tramposos.

 Con el Aquarius solo se ha iniciado la caída. El ilegítimo caradura que tenemos por presidente de su casa, que no de España en lo que respecta a millones, saca su vena de caritativo hipócrita para ahondar más en la crisis de las mafias; las que aprovechan la moral retorcida de los indecentes demagogos, como este que soportamos, para multiplicar los efectos llamada al negocio delictivo.

 A Pedro Sánchez no lo ha votado ni su madre, no ha dado opción democrática al Pueblo, no ha respetado la soberana voluntad de los ciudadanos y se ha pasado por el forro de los pantalones la ética y la moral que, por otra parte, tampoco han sido ejemplarizantes bajo las siglas del PSOE. Que ya conocemos el percal y ahí están ufanos los muy ventajistas para dar la vuelta a la tortilla, como si tuvieran el permiso de la mayoría que los aborrece. Es repugnante y huele a arribismo, y lo que es peor, permitido.

Y siendo como es un bastardo de las generaciones democráticas, el muy autosuficiente del Congreso en el que ni es diputado, se dispone a presidir con despotismo e irresponsabilidad, jugándose el futuro inmediato de la supervivencia de todos. Toma medidas para que una prevaricadora devenida de la mafiosa Junta de Andalucía, reedite y extrapole la ruina y la macro corrupción de Susana Díaz, la jeta del Sur, con la extensión del Impuesto de Sucesiones.



Pretende soluciones al conflicto territorial con fórmulas que favorecen la marginalidad de la ley; mantiene, por poco tiempo, a un ministro de Cultura al que le sopla la honradez en el pago de impuestos y Hacienda lo empapela; se erige en adalid de justicia mundial haciendo el juego a las mafias de tráfico de personas, y algún imbécil más lo sigue, con la demagogia caritativa que lo da todo fuera y maltrata lo autóctono; llega la subida de impuestos generalizada porque son incapaces de gobernar sin explotar hasta el tuétano a los que los soportan. Y todo con un gobierno sin legitimidad, unos parásitos -salvo honrosas y dignas excepciones que fueron nombradas para disimular- que se cuelan con por la guardia baja en que se somete a estafa nuestra democracia ahíta de manipulaciones.

Los corderos cuando son llevados al matadero no tienen opción para la defensa, los ciudadanos sí. La inteligencia  y la actitud ante la adversidad son valores que permiten rebelarse contra la injusticia; la real, no esa demagógica que esgrime una patulea de hipócritas que usan con demagogia cuantos argumentos sanos de humanidad han convertido en instrumento de manipulación para alcanzar sus codicias: las de siempre que antes se conseguían con armas de fuego y hoy por el engaño de las urnas.

Existe un grupúsculo de oportunistas y malhechores que pretenden derruir el sistema como símbolo de orden y concierto para imponer las condiciones que los posicionen de cara a construir un Estado parásito como Venezuela. Otros son las rémoras al estilo del PSOE felipista o del infame Zapatero. Allá donde alcanzar el poder siempre de modo irregular -no hay gobierno del socialismo que no se haya conseguido después de un oscuro intento de golpe de Estado; unas aún más oscuras y convulsionantes matanzas o una moción de censura rastrera conseguida por la alianza de los enemigos de España… curioso, infame, sospechoso y evidente-, arruinan cuanto tocan. Como decía en reciente artículo Enrique de Diego, Sánchez será el Rey Midas de la mierda, y se llevará lo que toque para sí mismo después de pringar España.

Pero algo se podrá intentar si nos levantamos de la cómoda protesta y nos plantamos con la razón democrática que nos avala. Tímidamente empiezan las resistencias disparando al talón de Aquiles del PSOE: su magnificada e inigualable corrupción que se ve incrementada con un nuevo ERE en Extremadura.

 Màxim Huerta dimitió una vez puesto en evidencia el demagógico discurso de la corrupción y no pudo dejarle más en carne viva el mayor hipócrita en un gobierno sin aval popular que es Pedro Sánchez. Ya disimula poco para engañar a los potenciales votantes por la premura de los pagos de la traición.

Otros ministros perjudiciales son examinados mientras toman medidas sectarias y nefastas para millones de ciudadanos; estos deben ser conscientes de esta aberración democrática que nadie ha votado. De paso ahondar en la responsabilidad del presidente ilegítimo en la gran estafa de Bankia y de su mujer en la mafia de OXFAM. Apesta La Moncloa.

La gente no quiere a Pedro Sánchez y no lo hubiesen querido ni de presidente de la comunidad de vecinos, y ahí está pergeñando desde ese artificio de gobierno sin honra democrática, las premisas de decadencia que se avecina con estos malhadados que se han colado por encima de casi cincuenta millones de españoles… Tranquilos que el ocio está asegurado: pasó el Mundial y otro evento llegará. Del hambre para mañana, ya se verá.







Fuente original: http://ramblalibre.com/2018/06/13/la-espana-conformista-y-alelada-que-se-deja-enganar-por-pedro-sanchez/



Etiquetas:   PSOE   ·   Pedro Sánchez

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18439 publicaciones
4674 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora