Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Libros   ·   Lectores   ·   Lectura   ·   Periodismo   ·   Innovación   ·   Transporte   ·   Derechos Humanos   ·   Escritores



Que la bolsa suba y baje no importa, en realidad, es inútil para la economía real


Inicio > Economía
07/09/2011


1875 Visitas



Este artículo de mi autoría fue publicado originalmente en InfoNegocios


 

Este mes Apple se anotó varios logros en materia bursátil. Primero, tras alcanzar los US$ 347 mil millones, casi le roba el primer puesto a Exxon Mobil como la empresa global más cara en la bolsa. Además, logró igualar la capitalización de mercado de los 32 bancos integrantes de la Eurozona juntos, ésto cuando el precio de Apple se ubicó en US$ 340 mil millones. Estas cifras son casi inimaginables (piensa cuántas canchas de fútbol se podrían cubrir con semejante cantidad de billetes), pero no tienen importancia. Es más, si te decimos que la labor de las Bolsas de Valores es inútil en la economía real, ¿nos creerías?

 

En un mercado primario, las empresas emiten acciones y las venden para conseguir capital fresco y así poder financiar sus proyectos de inversión. En un mercado secundario, los inversionistas venden y compran sus acciones, aumentando el precio de estas por básica oferta y demanda, generando una actividad especulativa que no tiene como efecto financiar proyectos industriales nuevos, sólo sirve para inflar activos en circulación. Los precios de las acciones suben y a la bolsa le va bien, pero esos montos no se transforman en liquidez para la economía real. La bolsa se transforma en un globo que por más inflado, no interactúa con el exterior.

 

Actualmente las bolsas ya no cumplen con una función de financiamiento sino de especulación. Por ende, son casi inútiles para las empresas y la economía real. La historia es clara, las compañías recurren muy poco a ella al momento de buscar recursos. Para esos efectos prefieren recurrir a créditos bancarios. Y el resto de firmas pequeñas y medianas, las que no cotizan en bolsa, constituyen la mayor parte de la producción y el empleo de una economía, como la nuestra.



Etiquetas:   Finanzas

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

1 comentario  Deja tu comentario


Miguel Gomez, Economía y Empresariales Hola Carlos,
Interesantes tus comentarios, aunque debo decir que estoy totalmente en desacuerdo.
Se te olvida una parte primordial. El ahorro personal.
Te puedo contar innumerables historias de personas que invierten en la bolsa y cuyos ahorros para el retiro están colocados ahí. Sin los rendimientos que las inversiones bursátiles otorgan (a largo plazo), mucha gente simplemente no tendría forma de tener un nivel de ahorro apropriado. Tan sólo en Estados Unidos, inversionistas individuales poseen más de billones (millones de millones) de dólares invertidos como parte de su patrimonio.
Por ejemplo, comentas el caso de Apple. Conozco el caso de una inversionista que compró 100 acciones de Apple en 1999. Mañana va a vender la mitad de ellas. Esa inversión que le costó poco menos de $2,000 dólares, ahora vale más de $60,000. Sí, tienes razón, existe mucha especulación, pero no olvides al inversionista individual.
Podría ahondar mucho más, pero esto se convertiría en un post por sí solo.
Saludos.




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
22597 publicaciones
5342 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora