Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Poesía   ·   Sociedad   ·   Política   ·   Novela   ·   Reseña   ·   Libros   ·   Andrés Manuel López Obrador



Entrevista a: Lic. José A. Brun Ayala sobre el filósofo paraguayo Dr. Vicente Sarubbi Zaldívar


Inicio > Filosofía
07/09/2011

2444 Visitas



Por:  Sergio Daniel Picco Ortiz


Fecha: 12 de marzo de 2009     

Lugar: Asunción. Biblioteca del Instituto Superior Salesiano de Estudios Filosóficos “Don Bosco”

 

Sergio Picco: - ¿En qué contexto conoció al Dr. Vicente Sarubbi Zaldívar?

 

José Brun: - Le conocí cuando él era estudiante de teología. Él estaba en Francia. Y yo estaba en Roma. Entonces, él en dos o tres ocasiones, estuvo en Roma. Y ahí le conocí, junto con otro paraguayo que también estaba ahí. Porque él y otro paraguayo, no recuerdo quien era, fueron a Roma. Y después ya aquí. Por el año 1980, aproximadamente, era coordinador de lógica y de antropología en el probatorio de la Universidad Católica. El probatorio tiene una infinidad de alumnos. Diferentes secciones por la mañana, otros por la tarde y además a la noche. Donde hay materias que son comunes. Una de esas materias era lógica en el primer cuatrimestre y antropología en el segundo cuatrimestre, y él los coordinaba.

 

Sergio Picco: - ¿El hecho de ser coordinador de esas materias significa que debía conversar con otros profesores? 

 

José Brun: - Exactamente. Debe coordinar las materias, organizar y conversar con los profesores. Hay un solo programa por materia. En lógica no hay mayor problema porque es, como decimos, algo formal. No tiene contenido. Hay que saber las leyes y las reglas, eso no cambia. Ningún profesor cambia ni aquí, ni en otro lado. Siempre es todo igual. Pero, en antropología ya hay contenido. Entonces, yo puedo insistir más en un tema, otro, en otro tema y otro, en otro tema. Entonces ahí la coordinación era más necesaria. Porque se debía decir: vamos a insistir en esto. Incluso hasta un momento, no se hasta qué año, los textos eran iguales para todos. Porque estaba bien coordinado podríamos decirlo. Por la mañana, por la tarde y por la noche, la misma cosa. Ahí le conocí porque hablábamos.

 

Sergio Picco: - Normalmente, profesor, ¿cuál era su contenido de lenguaje? ¿De qué más hablaban? En las conversaciones cotidianas.     

 

José Brun: - El estaba, siempre, muy preocupado y metido en la cuestión de educación. Tiene algo escrito sobre eso. Incluso por eso fue ministro de educación. Y siempre estuvo metido en esas cosas. Aunque su tesis de doctorado él hizo sobre Kant. De eso es lo que siempre hablaba. En qué insistir, cómo hacer y sobre todo en la universidad. Después, en la medida que iba avanzando el tiempo, en otra época más cerca la nuestra, le preocupaba la diferencia o el desfasaje, el vacío que hay, entre el nivel que se termina la secundaria y el que se pretende en la universidad. En la secundaria se termina en un nivel determinado y la universidad quiere que ingreses con un nivel determinado. Ahí había un desfasaje y habábamos de eso. ¿Cómo llenar ese vacío? Era el problema. No era una cuestión que se produjo así de la nada. Era la cuestión de que la secundaria era cada vez más chata y ahora más todavía. Era una cuestión que se arrastraba hace años. Y ¿qué pasaba con los exámenes de ingreso? En que para ingresar se necesitaba equis cantidad mínima que no se alcanzaba. Y entonces, ¿qué se hacían? Se bajaba la escala para el ingreso.

      

Sergio Picco: - ¿Te parece, profesor, que Vicente Sarubbi es importante?

 

José Brun: - Me parece importante. Porque por un lado era una persona muy inteligente. Que, en estas cosas de las que hablábamos, conocía muy bien. Y lo otro, porque era un intelectual de carácter. Sabía muy bien lo que decía. Hay un dicho que dice: “El que conoce, de lo que habla, no tiene por qué elevar la voz”. Ese que sabe de lo que habla no tiene necesidad de gritar o alzar la voz. Él, sabía y estaba muy seguro de lo que hablaba. Sabía muy bien por dónde tenía que ir. Por eso me parece muy importante. Es relevante. Lástima que murió muy joven. Recuerdo que cuando él estaba en Francia ya tenía una enfermedad.

 

Sergio Picco: - Sí. Era una enfermedad del corazón. Profesor, si vamos a hablar de algo propio de Vicente Sarubbi. ¿Qué podría ser un pensamiento propio de él?  Algo que le identificaría.

 

José Brun: - Pensamiento propio. No se si sería exclusivo de él. Es difícil decirlo. Es esto que te estoy diciendo. Esa preocupación por el tema de la educación. Es posible que a través de sus escritos haya contribuido a ese tema. Después, su tesis. Pero, no se si se pueda decir, después de eso, que se haya metido en esas especulaciones Kantianas. 

       

Sergio Picco: - Si el nació en 1943 sería menor que vos. ¿Fuiste su profesor entonces o directamente contemporáneo?

 

José Brun: - Si, era menor que yo pero, no fui su profesor. De hecho, éramos contemporáneos.  

 

 

Sergio Picco: - ¿Qué es lo fundamental para iniciar esta investigación sobre Sarubbi?

 

José Brun: - Lo primero es conocer sus obras. Eso podes ver con su esposa.

 

Sergio Picco: - ¿En qué estas de acuerdo con Sarubbi?  En su forma de pensar.

 

José Brun: - Y como te dije. En esta cuestión de la preocupación sobre la educación. Ese pues es el tema. Estar de acuerdo significa que yo también me doy cuenta de ese problema. Pero, un ministro no te va a solucionar de una vez eso, que es una carga, una mochila bien cargada que se fue llenando de o con cosas desde la primaria a la secundaria y se llega a un nivel. Y que en la Universidad Católica haya cosas raras también.

 

Sergio Picco: - Y en la Facultad de Filosofía. ¿Qué pasaba en aquel entonces?

 

José Brun: - Adriano Irala Burgos era director del departamento de filosofía, si no me equivoco. Un tiempo después también Mario Ramos Reyes y en  otro tiempo Fernando Tellechea. Ellos sabrán muy bien el tema.

 

Sergio Picco:- ¿Existe un legajo de Sarubbi en ese lugar?

 

José Brun: - Si. En la secretaría académica de la universidad. Si explicas porqué queres eso seguro te van a dar.

Sergio Picco: -  Te animas, profesor, a decirnos en qué no estas de acuerdo con Sarubbi

 

José Brun: - No estoy en condiciones de hacerlo. Porque no habla tanto con él pero, la verdad que en todo esto que venimos hablando estoy totalmente de acuerdo.

 

Sergio Picco: - Profesor, a parte de Pedro Chinaglia, quién estaba más en esa mesa. Tenía otro dato que también estaba Benito Santecclia, ¿fue así?

 

José Brun: - Y puede ser. Benito era doctor en teología y salesiano. Hace tiempo murió, era argentino.  

 

Sergio Picco: Es posible aproximarnos a la visión de mundo que tenia Sarubbi.

 

José Brun: - Se podría. Sabemos que era seminarista jesuita. A veces, cuando uno se retira del seminario pareciera que reniega de todo lo que aprendió y se opone a todo ello. En él no sucedió eso. No era un teólogo pero, defendía desde la filosofía.   Su vida esta ligada a esta visión de lo Trascendente.

 

Sergio Picco: - ¿En qué campo de la filosofía podemos ubicar a Sarubbi?

 

José Brun: - Él estaba muy preocupado por la sociedad, por la polis, que lo manifestaba muy bien al igual que por la educación. Porque la sociedad es lo que es, por la educación que tiene o deja de tener. Es difícil acercarnos para catalogarlo en un área específica pero, puede ser un filósofo social. 

 

Sergio Picco: ¿Un filósofo social es mucho más abarcarte y universal? 

 

José Brun: - Por supuesto. Por lo que significa la palabra: política, vinculado a la polis. Desde ahí si. Aristóteles decía que el hombre es un animal político. Pero no, politiquero, como tantos… Sino que el hombre es político social porque se relaciona, en ese sentido si.

 

Sergio Picco: - ¿Qué relación tenía Sarubbi con Adriano Irala Burgos?

 

José Brun: - Y como te dije, en aquel entonces, Adriano era director del departamento de filosofía; el cargo que tiene ahora Darío Sarah y donde antes estuve también. Sarubbi ya era profesor en la facultad de filosofía. Se sabía que eran muy amigos. Recuerdo que una vez se iba hacer un concurso de cátedra en la facultad de filosofía, en el área de filosofía y Sarubbi le dijo a Adriano si él se iba a presentar.

 

Sergio Picco: - ¿Es probable que consideremos a Sarubbi como un icono de la filosofía paraguaya?

 

José Brun: - Y la verdad que si. Solo que eso lleva mucho tiempo para que se reconozca.  No pasa de la noche a la mañana. Por eso me parece interesante este trabajo que haces, esta curiosidad sobre él. Así se puede dar a conocer en un primer nivel, algo. Cuando presentes tu tesis se va a conocer más de él, seguro que vas a descubrir algo nuevo, eso hay que publicar. Y así, poco apoco se escucha eso, de apoco va entrando esta curiosidad o interés para investigar más. Si murió en el dos mil, estamos muy cerca. Ahora Sarubbi es alguien que esta ahí como dormido. Y muchas veces cuesta leerle a Kant, por eso leemos a alguien que ya lo hizo. Sarubbi ya hizo lo más difícil. Ahora vos le lees a Sarubbi y así podes introducirte en Kant desde él. Es decir, es como un puente para llegar a Kant. Siempre tenes que llegar a la fuente, no te quedes por el camino.   

 

(*) JOSÉ A. BRUN AYALA, Licenciado en Filosofía y Teología.

 



Etiquetas:   Escritores

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21558 publicaciones
5233 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora