Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Devaluación   ·   Cristina Fernandez de Kirchner   ·   Inflación   ·   Crisis Económica   ·   Mauricio Macri   ·   Sociedad   ·   Periodismo   ·   Escritores   ·   Utopias   ·   Emigración



El panoli Pedro Sánchez corre por La Moncloa hacia el infierno.


Inicio > Política Nacional
10/07/2018


241 Visitas



Panoli pero peligroso para la seguridad de los ciudadanos, no declara ante la Prensa que lo tiene calado como impostor,  pero sí se monta un teatrillo de imagen corriendo por los jardines monclovitas; como si al Pueblo le importara que trote o tropiece cuán largo es además de marrullero. El de la moción de censura rastrera, al que más de media sobrada España no votaría ni como presidente de una comunidad de vecinos, se ha agarrado al poder cual mano prensil de los monos en las más altas ramas de la fronda. Raro es que con esa habilidad para encaramarse, en vez de correr no se balancee por los árboles de La Moncloa.


Disimulando la ilegitimidad, la usurpación presidencial,  Pedro Sánchez quiere mostrarse como un presidente dinámico y deportivo, dispuesto a afrontar los retos del país, aunque no lo haya votado ni su madre; y no porque la buena mujer no fuera a votar por el mediocre de su hijo, faltaría más, sino porque el muy tramposo no deja que en las urnas nadie dé su parecer sobre esa intromisión antidemocrática, que es al fin y al cabo lo que resulta de su Gobierno dimisionario. Un Gobierno de corrupción que además toma medidas extremas que el pueblo soberano no ha legitimado.

Pedro Sánchez es un campeón en la estafa de Bankia, según dicen los ancianos a los que robaron, y no le queda a la zaga su mujer Begoña con una carrera al servicio de la mafia OXFAM de cuya dirección fue responsable durante los años de delitos que están imputando. Por tanto, lo de su Gobierno con trazas dimisionarias es otra de las habilidades para dar gato por liebre, tal cual hace él con su honestidad personal.

Porque esa es otra: un elenco de ministros rebozados en la masiva corruptela que practican los del bulo de “cien años de honradez” e inigualable caradura.  Un equipo de trapisonda al servicio de la estulticia que ya ha empezado a hacer de las suyas, con la sombra de la sospecha de que  la dignidad brilla por su ausencia. Porque todos tienen algún trapo sucio que esconder, cuando ya han tomado medidas para empobrecer una vez más este país sufrido que soportó a Zapatero y ahora, de carambola tramposa,  al discípulo de esas necedades y maldades que ya conocen bien hasta en Venezuela.Los sindicatos recuperan el chupete de la subvención con casi 9 millones de euros a tocateja  y los jubilados que se desgañitaban traqueteantes, los pobres teatreros-ya parece que les han cubierto las necesidades de pañales y no van defecando por las calles la inmundicia de la demagogia que fue usada como ariete para echar al Partido Popular, con el que fue panoli mayor del Reino-hasta la llegada de Sánchez-Mariano Rajoy.Y puesta en bandeja la traición, sin derecho a votar llegan las políticas extremistas que cuando otros estudian superar sus miserias, como Italia o Alemania, España se pone la primera para encajar el aluvión de desorden y anarquía que llegará con la inmigración incontrolada. Mientras en Italia y Alemania igual tendrán que desandar lo andado a punta de bayoneta contra la generalización delictiva impuesta por cupos, España está en el abismo de la incertidumbre con la satánica generosidad de estos manipuladores sin conciencia que disfrazan las aviesas intenciones con la caridad.Con más legitimidad democrática que las avalanchas migratorias los españoles deberían estar trepando los muros de La Moncloa para sacar  en volandas a un presidente de Gobierno, ilegítimo, usurpador de los derechos de millones de ciudadanos a votar quién los gobierna. Durante años millones de ciudadanos que conocen el magro juego sucio del PSOE, se preguntaban qué podrían estar tramando desde que el nefasto Zapatero fue echado de La Moncloa a la que llegó montado en los trenes de cercanías del 11-M. He aquí la respuesta con el sello inconfundible del timo del tocomocho político.



Más democrática es la protesta contra una imposición sucia, porque hablamos de un país levantado con propio esfuerzo, gravado con impuestos que han sido pagados con trabajo y sacrificio contribuyendo al progreso del país durante décadas y con el derecho adquirido de una pensión después de haber cumplido con los deberes como ciudadano. Porque cuando se dilapida lo que pertenece al conjunto de España y se descuida el bienestar del pueblo soberano con la excusa de la caridad universal, se está incurriendo en un delito de malversación de caudales públicos… y si fuera eso solo. La trampa constante de la manipulación deslegitimando 40 años de democracia obedece a un plan para imponer criterios dictatoriales: los mismos que en 1934 terminaron llevándonos a un enfrentamiento civil.



Con lo fácil que es vivir en paz con las puertas del averno cerradas, esos oportunistas que dicen gobernar con la alianza de los enemigos contra la mayoría las intentan abrir de par en par.





http://ramblalibre.com/2018/06/19/el-panoli-pedro-sanchez-corre-por-la-moncloa-hacia-el-infierno/







Etiquetas:   PSOE   ·   Pedro Sánchez

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18439 publicaciones
4674 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora