Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Escritores   ·   Pandemia   ·   Libros   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Criptomonedas   ·   Bitcoin   ·   Lectores   ·   Salud   ·   Lectura



La Faraona y la CAM


Inicio > Economía
06/09/2011

1221 Visitas



Muchos de nosotros recordamos a la desaparecida Lola Flores con aquella famosa situación en la que nos hubiera pedido 5 pesetas (3 céntimos de euro)  a cada español para saldar sus problemas entonces con Hacienda. Estos días  nos enteramos que la CAM va a necesitar dinero extra de los bolsillos de todos nosotros, y que la cifra total  supera los 4.000.000.000 de euros, y claro, a diferencia de lo que ocurrió con “la faraona” esta vez sí que nos rascamos el bolsillo. Contando que somos aproximadamente  cuarenta y cinco millones de habitantes nos toca la nada despreciable cantidad de 96 € por persona. ¿Cuántos son en casa? Pues multiplique, por favor. ¿Se acostaría usted tranquilo sabiendo que si no se gasta esa cantidad no contribuye al bienestar de la que fue una de las cajas más importantes de España? Pues para que no se le olvide y pueda descansar ya lo van a hacer vía FROB por todos nosotros y teniendo la certeza de que parte de ese dinero va a ser a fondo perdido. Tiene narices el tema. El argumento de inyectar más dinero es el deterioro de los activos de la entidad en lo que va de año. Menudo alivio, cómo haya que intervenir a otra entidad, igual nos dicen que los activos son todos tóxicos y nos quedaremos tan contentos y convencidos y pondremos seguro que más de esos noventa y seis euros.


Muy preocupante es que se nos dijo que tenía unos beneficios superiores a 300 millones de euros, y la realidad nos demuestra que las pérdidas del primer semestre de este año superan los 1.100 millones, vértigo da pensarlo en pesetas. La duda en un momento donde la crisis está en otra fase aguda, se presenta sobre todo el sistema financiero y estos datos no ayudan precisamente a generar confianza. ¿No estarán las entidades maquillando sus cuentas y como todas lo saben no se prestan entre ellas? Porque recordemos que las también intervenidas CCM y Caja Sur, también presentaron beneficios y posteriormente los números mostraron otra realidad, la misma que vemos con CAM.

Lo vergonzoso es que no se piden responsabilidades a nadie, empezando por la cúpula de la CAM hasta el mismo Banco de España, nadie nos creemos  que no fuese conocedor de la situación de la caja. Deje usted de pagar impuestos o seguridad social en su empresa y verá como sobre el administrador recae todo el peso de la administración como si de un delincuente financiero se tratase condenándole a una muerte civil.

El demorar tanto esta situación de reestructuración del sistema financiero por la desidia, la incompetencia o por intereses que desconocemos, nos muestra a día de hoy un panorama desalentador, sin un futuro claro ni tan siquiera a medio plazo. Mientras tanto reconocen que el crédito sigue sin concederse pues han de hacer frente a sus vencimientos de deuda y nos decían que no se pedían créditos en España. Los calificativos que les podemos dar son muchos, y son ustedes conocedores de ellos. Si la Faraona levantara la cabeza….



Etiquetas:   Finanzas

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21860 publicaciones
5256 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora