Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Escritores   ·   Lectores   ·   Periodismo   ·   Libros   ·   Tecnología   ·   5G   ·   Novela   ·   Reseña   ·   Cine   ·   Informática



La importancia del trabajo colaborativo dentro de la formación de estudiantes de educación básica.


Inicio > Educación
10/06/2018


3348 Visitas



Resumen


Este articulo tiene como objetivo dar a conocer la importancia del trabajo colaborativo desde la educación básica, debido a que durante esta etapa es cuando el sujeto comienza a retomar las bases para poder desenvolverse dentro de la vida en sociedad. Se destaca además las distinciones que existen entre el trabajo en colaborativo y por equipos, evitando la confusión respecto a estos términos.

Se llevó a cabo el diseño y aplicación de algunas estrategias con alumnos de 3º grado de educación primaria, considerando algunas bases teóricas de Vygotsky quien retoma el aprendizaje por medio de la interacción social, siendo esto la base primordial en los planes y programas de estudio 2011 que se aplican en la actualidad en nuestro país.

El trabajo colaborativo debería ser considerado uno de los aspectos más relevantes durante la educación infantil, convirtiéndose en un pilar básico, puesto que es en esta etapa donde el niño define su carácter y todo lo que regirá su vida en la adultez.

 

Introducción

Existe una confusión que hace creer que al trabajar por equipo también se trabaja de manera colaborativa, sin embargo, son muchas las diferencias que existen entre estos términos, y al no comprenderlos generamos que los objetivos de las actividades no se alcancen de la forma deseada, a consecuencia, en el caso específico respecto a la educación, los aprendizajes solo son adquiridos por un mínimo de los alumnos e inclusive se puede convertir en un fenómeno de exclusión en el aula.

Para Hiltz y Turoff (1993) “el aprendizaje colaborativo, se define como un proceso de aprendizaje que enfatiza al grupo o a los esfuerzos colaborativos entre profesores y alumnos. El conocimiento es visto como una construcción social, por lo tanto, el proceso educativo es facilitado por la interacción social en un entorno que facilita la cooperación entre pares”

A partir de esta referencia y de la importancia que tiene la interacción con el otro dentro de la sociedad, se destaca la importancia de enseñar a los alumnos a aprender a trabajar con los demás, puesto que se benefician a sí mismos al compartir conocimientos con sus pares y es una forma en que logran alcanzar los aprendizajes.

 

Metodología

Se utilizó una investigación – acción, definida por Elliot (1993) como “el estudio de una situación social con el fin de mejorar la calidad de la acción dentro de la misma”. El motivo por que se elige esta metodología es porque a través del proceso de desarrollo, se fue evaluando el avance del proyecto, haciendo reflexiones sobre las actividades y las respuestas de los alumnos ante ellas, de esta forma pudieron realizarse ajustes que permitieran cumplir los propósitos de la innovación.

La finalidad de la investigación – acción dentro de la educación es la mejora de la práctica, al tiempo que se mejora la comprensión de ésta y del contexto en que se aplica (Carr y Kemiss, 1988). Se busca vincular la teoría y la práctica, acción y reflexión sobre las actividades que se realizan, así como los impactos que tiene dentro del contexto en que se desenvuelven.

 

Desarrollo

El plan de estudios 2011 propone en el principio pedagógico 1.4. “El trabajo colaborativo que alude a estudiantes y maestros, y orienta las acciones para el descubrimiento, la búsqueda de soluciones, coincidencias y diferencias, con el propósito de construir aprendizajes en colectivo.” (SEP, 2011). Es a partir de esto donde surge la necesidad de investigar sobre la diferencia que existe al trabajo por equipo, y como poder potencializarlo dentro de la educación básica en pro de todos los actores educativos.

Según Zañartu (2003) señala que el aprendizaje colaborativo está centrado en el diálogo, la negociación, en la palabra, en el aprender por explicación. Se trata de compartir más que de repartir, haciendo que todos los alumnos sean participes de las actividades para que el aprendizaje sea alcanzado por todos y no solo por quienes realizan todo el trabajo.

Haciendo énfasis en lo que cita el autor, podemos destacar que dentro de las aulas es poco el trabajo colaborativo que en verdad se vivencia, tanto entre alumnos como en la participación del docente. Uno de los principales factores que conlleva a esto, es que los alumnos durante la etapa de educación primaria, pasan por un proceso de egocentrismo que les impide o limita su interacción con el otro, generando problema al momento de trabajar de manera colaborativa.

Vygotsky (1979), complementa la idea de Zañartu, señalando que el sujeto es por naturaleza un ser social que requiere de la interacción y el diálogo con otros para construir sus aprendizajes. Al volverse, el trabajo colaborativo en un aprendizaje generado a partir del dialogo e interacción con otros, permite que el niño aumente su seguridad sobre sí mismo, tenga un pensamiento más crítico, se vuelva solidario, respetuoso y no sea un ser aislado (Johnson y Johnson, 1999)

Los principales elementos del trabajo colaborativo son:

·                    Interacción cara a cara: promoviendo el aprendizaje de todos a través de la ayuda, la enseñanza, y el intercambio de recursos materiales.

·                    Responsabilidad individual: a pesar de existir un trabajo en conjunto, cada miembro es responsable de cumplir con la parte del trabajo asignada y en conjunto deben asumir la responsabilidad de alcanzar los objetivos.

·                    Interdependencia positiva: los esfuerzos no benefician únicamente de manera individual, sino también al conjunto del grupo.

·                    Habilidades interpersonales: aquí se consideran las actitudes de liderazgo, la creación de un clima de confianza, comunicación, respeto, toma de decisiones en conjunto, y la resolución de conflictos.

·                    Evaluación individual y grupal: de manera individual cada miembro analiza el grado de responsabilidad y la implicación que tuvo dentro del grupo.

A diferencia del trabajo colaborativo, el trabajo por equipos permite que cada integrante trabaje de manera aislada a pesar de estar integrado en un grupo específico, generalmente los alumnos trabajan de esta forma repartiendo las actividades entre cada uno de los integrantes y finalmente se dedican a copiar resultados, provocando que el aprendizaje no se obtenga de igual forma para todos.

¨Un equipo es el conjunto de personas que, reunidas en un lugar y tiempo en contextos presenciales, pero también de manera sincrónica y asincrónica en contextos a distancia con el empleo de los tics, se ocupa de una tarea que exige asumir funciones e interactuar para el logro de una meta. Los equipos no son una finalidad en sí mismo, sino un medio a través del cual se favorece el crecimiento de sus miembros por múltiples razones. ¨ (Ferreiro y Espino, 2006, p.56).

Los equipos persiguen una meta en común pero cada integrante llega a ella de manera individual, a diferencia de los trabajos en colaborativo en donde se busca que todos se apoyen para alcanzar el mismo fin en conjunto.

A través de la implementación de algunas estrategias, se buscó promover el trabajo colaborativo en alumnos de 3er grado de educación primaria, mediante estas se vio un cambio leve puesto que el tiempo de implemento no fue extenso.

Durante la aplicación de las estrategias solo se presentó un problema, el cual tuvo una constante cuando que se pedía a los alumnos que se colocaran por comunidades de aprendizaje, este fue que dos de los alumnos recién se habían integrado al grupo y no lograban adaptarse al resto de sus compañeros, uno de ellos presentaba ideologías “machistas” por lo cual se resistía a trabajar con sus compañeras, el otro por el contrario tenía características de liderazgo muy marcadas sin embargo no eran aprovechadas de manera positiva.

 

Resultados

A pesar de dichos “obstáculos” que interfirieron en el desarrollo del trabajo colaborativo, y del poco tiempo que existió para la aplicación de las estrategias, se logró identificar un avance en cuanto a la comunicación que establecieron los alumnos para poder llegar a acuerdos, además de que permitió un trabajo con mayor autonomía de los niños.

Se considera que las estrategias aún requieren de ajustes, puesto que no todas fueron funcionales para alcanzar los propósitos, por ello sería conveniente compartirlo con otros docentes junto con los resultados obtenidos, de forma que se obtuvieran otras opiniones respecto al tema y así se convirtiera en una experiencia más enriquecedora.

Conclusiones

A través del análisis mediante la aplicación de actividades que permitieran fomentar el trabajo colaborativo, debo rescatar la importancia de permitir a los alumnos integrarse en el proceso de enseñanza-aprendizaje que se lleva a cabo dentro del aula, haciendo sentir a cada uno como parte fundamental, además de ayudarle a reconocer sus habilidades y el gran aporte que da cada que las pone en práctica.

No debemos dejar a un lado muchas de las características que se presentan durante la niñez, como lo es el egocentrismo, que bien podría ser un impedimento para llevar a cabo el trabajo en colaborativo, pero como docentes siempre existirán ideas nuevas que permitan generar un trabajo adecuado para nuestros alumnos con el fin de potencializar su aprendizaje.

Al poner en juego esta dinámica del trabajo colaborativo dentro del aula, no solo favorecemos el aprendizaje de todos, sino que también se mejora la convivencia entre los alumnos potencializando así sus valores morales para poner en juego dentro de la vida social.

Retomo la importancia de identificar las diferencias del trabajo colaborativo y el trabajo por equipo, generando así un mejor desempeño en los alumnos y en las actividades que se desarrollan dentro del aula. No solo para cumplir con lo que solicitan los planes, sino para reforzar al tipo de ciudadano que deseamos formar.

 

Referencias

·         FERREIRO GRAVIÉ, R. Y CALDERON ESPINO, M. (2006). El ABC del aprendizaje cooperativo: trabajo en equipo para enseñar y aprender. Sevilla: Trillas

·         JOHNSON, David W. JOHNSON, Roger T. JOHNSON, Holubec, E. (1995). Los Nuevos Círculos de Aprendizaje. EUA, ASCD.

·         SEP (2011). Plan de estudios 2011. Educación Básica. México. SEP.

·         VYGOTSKY, L. S. (1979) El desarrollo de los procesos psicológicos superiores. Buenos Aires: Grijalbo

·         Zañartu, L (2003) Aprendizaje colaborativo: una nueva forma de diálogo interpersonal en red. En Contexto Educativo, Revista digital de Educación y nuevas Tecnologías. Disponible en http://contextoeducativo.com.ar/2003/4/nota-02.htm



Etiquetas:   Educación   ·   Primarias   ·   Educación Básica

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18409 publicaciones
4670 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora