El restaurante Sobrino de Botín el más antiguo del mundo

El restaurante Sobrino de Botín, el más antiguo del mundo, a nada de ser tricentenario

 

. Este bellísimo y acogedor restaurante se encuentra ubicado en la calle de Cuchillos 17, en un antiguo y elegante edificio, cerca de otros establecimientos de gran tradición como la tienda de bicicletas más antigua de Madrid Ciclos Otero en la calle de Segovia; el restaurante posee varios salones, los más importantes el Benito Pérez Galdós, Felipe IV y el Castilla, donde han almorzado o comido grandes celebridades del mundo literario, político y empresarial, por supuesto que el nombre más unido al restaurante es el de Ernest Hemingway, el premio nobel no solo era asiduo comensal del sitio (en este lugar solía escribir y terminó dos de sus grandes novelas, "Fiesta" y "Muerte en la tarde") sino que además amigo íntimo de los dueños, la familia González, con quienes convivía con mucha frecuencia y a quienes pidió la receta de su paella, la que practicó una y otra vez en la cocina del Botín sin tener mucho éxito en su realización.

Pero no solo Hemingway ha degustado y concurrido al sitio sino también le ha incluido en su novela "Fiesta" en su épico final. Otros grandes literatos que han comido en el restaurante y que le poseyeron enorme estima fueron Graham Green y Truman Capote; de los literatos de habla española podemos mencionar a Benito Pérez Galdós (quien hace referencia del Botín varias veces en su libro Fortunata y Jacinta y quien consideraba el restaurante un verdadero recinto del sabor), Valle Inclán y más recientemente la autora María Dueñas quien también ha optado por agregar el Botín como escenario de sus libros. Existe incluso el mito de que Goya al parecer llegó a ser trabajador del restaurante fregando loza y en la cocina. En el ámbito político sobresale el famoso almuerzo acontecido en el Botín en que compartieron mesa los entonces reyes de España, el rey Juan Carlos y la reina Sofía, y la primera dama de los Estados Unidos Nancy Reagan. El cineasta Woody Allen igualmente ha comido en el legendario restaurante y hasta el pugilista hispanorruso Petr Petrov.

CON UN MENÚ MUY TRADICIONAL Y EXQUISITO

Y no solo por su antigüedad es la única razón por la que se ha de visitar sino también por su incomparable cocina tan madrileña, rica en postres deliciosos y tan típicos como sus bartolillos, cuajada, natillas y fresón San Isidro, además de la Tarta Botín creación de la casa (es parte de las recetas que legó Emilio González abuelo del actual dueño José) que consiste en un gran bizcocho de merengue muy bien decorado. Posee igualmente una gigantesca cata de vinos (los que se encuentran en un ala anexa al restaura te y no en la bodega subterránea con acceso a los viejos pasadizos de la ciudad) y sus platillos estrella que son archiconocidos el cochinillo al horno y la sopa de almejas receta del abuelo, el cochinillo es el más famoso plato del Botín, se asa bañado en vino blanco y con especias como el tomillo y el laurel en el horno antiguo del restaurante por cerca de una hora y media, después de eso su aspecto es en exceso suculento.

Reservaciones en su página web:www.botín.es

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales