Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Lectores   ·   Escritores   ·   Libros   ·   Poesía   ·   Periodismo   ·   Lectura   ·   España   ·   Italia    ·   Mundo   ·   Cambio Climático



La Economía se contrae en términos per capita, bajo un acelerado proceso de descapitalización del Sector Privado


Inicio > Economía
30/08/2011

1081 Visitas



Actividad económica volátil no sustentable


 

Finalmente, el BCV publico los datos correspondientes al comportamiento de la economía en el 2dotrimestre del 2011. Según esas cifras, la economía crecería 2.5%, una magnitud aún por debajo del crecimiento de la población; en otras palabras, menor ingreso per cápita. Se evidencia nuevamente, una característica curiosa y lógicamente explicable en esa dinámica de la economía venezolana que en los últimos diez años está presente de manera protuberante: su volatilidad extrema, lo cual de inmediato envía un mensaje que su dinámica no es sustentable en el tiempo, y que los periodos de fuerte crecimiento se solapan a los de fuerte contracción, que algunos erróneamente consideran su origen en el windfall petrolero. Las cifra de la economía, muestran un subyacente en la economía política y a las políticas públicas enrumbadas para alcanzar el propósito de la agenda política de descapitalizar y disminuir la presencia del capital privado; la agenda del socialismo a troche y moche.

 

El Estado desplaza al sector privado

 

Dentro de los números, y de la propia dinámica económica se puede ver como Estado y gobierno van desplazando al sector privado de las labores productivas en la economía. El informe del BCV al respecto lo subraya como un hecho relevante y positivo. No es para menos, y era previsible, ya hace un tiempo cuando el gobierno mostro la agenda política y legal contra los derechos de propiedad con la Ley de Tierras. La ideología de esa agenda la tierra es del Estado, la que ocupa la agricultura y ahora la que ocupan los desarrollos urbanos, lo cual ha afectado negativamente en la construcción de viviendas del sector privado. Las cifras del último trimestre ya registra el impacto de la razzia contra los desarrollos urbanísticos privados y el envilecimiento de los precios de las viviendas. La Ley de Arrendamiento, en discusión actualmente en la Asamblea Nacional es una prolongación de ese propósito que traerá el empobrecimiento de las clases medias. La intervención del Estado ha sido en ese sentido multipropósito, no solo se erige como productor agropecuario, sino como empresario de comunicaciones, electricidad, cemento, que se agrega a las llamadas empresas básicas de Guayana. En su conjunto todo ello ha hecho retroceder al sector privado que hace 12 años producía el 75% de la economía a un 58%, y donde el sector servicios (comercio y otros) es donde se ha “refugiado” el capital privado.

 

El Estado con mayor inversión que el sector privado

 

Hace doce años, la inversión bruta fija promedio en ese periodo ha tenido un comportamiento acorde a la agenda política de desplazar y descapitalizar al sector privado, en 1990 la inversión bruta fija del sector privado en instalaciones, maquinarias y equipos, materias primas, ha descendido de un 70% a un38% en el 2010. En otras palabras, de cada 100 bolívares de inversión, el sector público pone 65 Bs y el sector privado 35 Bs. Esta relación deja ver un enorme proceso de descapitalización, porque la inversión bruta fija está desplegada en el sector servicios y financiero, la inversión bruta del sector manufacturero ha descendido considerablemente a apenas 11 puntos porcentuales del correspondiente al sector privado a nivel global venezolano.

La agenda estatizadora además de controlar los llamados sectores básicos, cemento, minas, petróleo, electricidad, acero, aluminio ha entrado en otras actividades, agroindustria, agricultura, además de una fuerte intervención en el comercio exterior como importador de materias primas, y bienes de consumo final.

 

Los números que revelan la agenda política

 

En el 2do Trimestre que muestran las cifras del BCV, el sector público representa el 45% del total de importaciones, en 1999, era solo el 10 %. Acotemos que las relaciones económicas con el exterior emergen casi todas de acuerdos bilaterales con aquellos países que de alguna manera Venezuela mantiene una relación de dependencia, China, Rusia, Irán, Cuba, Bielorrusia, además de Brasil y Argentina, otros países pequeños de América Latina. Esos acuerdos han sido en su mayoría firmados con el objetivo de apalancar el desplazamiento del sector privado manufacturero y ahora se enrumba a desplazar al sector comercio, ambos como productores y suplidores importantes de bines y servicios en el mercado local.

 

Ello explica por ejemplo que el sector alimentos, mayoritariamente privado muestre un nivel de actividad económica negativo, contrayéndose en 1.1%, las regulaciones en los precios y las dificultades de divisas para la importación de materias primas indujeron ese comportamiento. Acotemos que el sector público no tiene restricción alguna para la obtención de dólares. Es claro el propósito de descapitalizar al sector privado productor de alimentos. El sector químico, también se contrajo, su actividad económica registro un crecimiento negativo de -6.4%.

 

…..Y en consecuencia el crecimiento económico tiene límites

 

Las cifras publicadas por el BCV muestra que el componente mayor del PIB (demanda agregada) con cerca del 71%, crece en promedio al mismo ritmo de crecimiento del PIB, la data no explica las razones de esta curiosidad estadística, ya que los restantes componentes del PIB tampoco crecieron a esa ritmo, el BCV debe una explicación al respecto. Pese a ese precario ritmo de actividad económica la balanza de pagos muestra un déficit que redujo levemente el nivel de reservas internacionales. Finalmente emerge una verdad política y económica, el sector público que cada vez desplaza más al sector privado en la producción de bienes y servicios es en consecuencia incapaz de proveer –en producción nacional e importada- de los bienes y servicios que demanda la economía y la sociedad venezolana. El común denominador es la descapitalización del sector privado y el empobrecimiento del capital humano que ya se refleja en las estadísticas del mercado laboral, donde el 47% de la población ocupada no requiere calificación ni especialización alguna, esos números desde luego aún más crudos en el mercado laboral informalizado.

 



Etiquetas:   Economía

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
19285 publicaciones
4838 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora