Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Mauricio Macri   ·   Cristina Fernandez de Kirchner   ·   PRI   ·   MORENA   ·   México   ·   Quintana Roo   ·   Filosofía   ·   Ética   ·   Elecciones Presidenciales   ·   Madrid



¿Qué se vota cuando se vota?


Inicio > Política Nacional
13/10/2017


571 Visitas



¿Personas, partidos, frentes, ideología, a favor, en contra, cambio, continuidad o propuestas?




Parece que esto último no, a nadie le interesan las propuestas, no al menos si vienen de una persona, un partido, un frente, una ideología de la que está en contra, más allá de si esa propuesta es de cambio o continuidad.

El cambio que propuso Macri y Cambiemos, en algunos pocos aspectos en general fue cambio y en la mayoría de las problemáticas que heredaron, fue continuidad (y hasta empeoró)

En una sociedad informada, formada para entender esa información y exigente, se debería al menos reclamar por lo cambios propuestos de quien hoy gobierna.

A la vez una sociedad con esas características, no podría ni empezar a creer o evaluar, que el gobierno anterior, quien dejó la herencia de problemáticas, puede ser hoy parte de alguna solución.

Sin embargo gran parte del electorado votó en las Paso, a los Frentes  que polarizaron la elección--Cambiemos y Unidad Ciudadana-- que son por un lado,  los que no cumplieron lo que dijeron iban a cambiar y por el otro, los que dejaron las problemáticas que no se pudieron cambiar. ¿Somos idiotas?

Debe haber algunos entre nosotros, pero quiero creer que no son mayoría, aunque votemos de este modo. La otra pregunta sería entonces ¿Cuál es el miedo o la motivación, para votar mayoritariamente. a los que no cambiaron lo básico de los problemas heredados y a los que dejaron esos problemas?

Los creyentes del modelo de gobierno, modelo que todavía es dificil visualizar, van a decir que apoyan su gestión con el voto, porque los problemas heredados no son fáciles de solucionar en menos de dos años y que deben fortalecerlo. Otros no tan creyentes pero espantados del gobierno anterior, creen que deben apoyar con el voto a este, por miedo a que vuelvan los otros. Y los que increíblemente apoyan lo que hizo el gobierno anterior, creen que deben frenar los cambios de este gobierno y votar a los dirigentes anteriores para empezar a volver a ese modelo ¿el que generó los problemas que no podemos resolver? 

Nada parece coherente en la valoración de estas elecciones. Elecciones Legislativas, que muchos olvidan que son legislativas, que tan solo eligen representantes en las cámaras y que por mucho que sume el gobierno actual o los dirigentes del gobierno anterior, ninguno obtendrá mayorías legislativas. 

Una realidad probada más allá de detalles, es que el Macrismo en dos años, empeoró las variables recibidas y hasta ahora no propone cómo salir de esa caída, fuera un rebote lógico en algunos sectores, producto de endeudamiento, que este 2017 va a volver en el mejor de los casos a los niveles de 2015, peor año del Kirchnerismo junto al 2014. Ellos justifican que eso que empeoró, pudo ser peor, que en realidad nos salvaron a todos de un crac, una crisis terminal de devaluación o hiperinflación. Para esto se eligió un gradualismo fiscal, un monetarismo menos gradualista, un ajuste de tarifas menos gradualista aún (pretendieron sea de shock y la reacción opositora y social lo evitó) y un ajuste de gastos del Estado inexistente, aumentando el gasto, el volumen del Estado y por ende el déficit fiscal.

Récord de déficit fiscal, record de déficit comercial mayor aún que en 2008, record de endeudamiento externo, record de venta de lebac y record en endeudamiento en papeles que están en manos de privados.

Todos hablan superficialmente de la economía desde los multimedios, pero ninguno de los que tienen más llegada a la sociedad, exponen en su real dimensión los detalles.

Hasta hace poco existía en los medios y periodistas, el temor de  exponer estos temas, por no debilitar a un gobierno no peronista que como todo gobierno no peronista, siempre se duda si terminará su mandato. Hoy el escenario posterior a las Paso es otro. El gobierno, Cambiemos y sobre todo el Macrismo muestra otra consistencia. Nadie duda de su solidez política ahora, frente a un peronismo primero dividido por Cristina, y luego diezmado en varios frentes y sin liderazgos que sumen votos, ya que los que hay, se los está llevando ella.

Hoy no hay motivo real para no cuestionar al gobierno actual con todas las palabras necesarias y de plano descartar que cualquier dirigente del gobierno anterior, pueda proponer una solución a los problemas que ellos iniciaron.

Más allá de globos que infla el gobierno y que el kirchnerismo le quiere pinchar, método que a ambos les dio resultado con la polarización, dado la cantidad de votos que sumaron ambas partes, lo que se necesita es propuestas y defensa de los sectores, que en el gobierno anterior y el actual, vienen siendo los perdedores de la crisis.

Estas elecciones se tiene varias certezas, una y que el gobierno mismo reconoce y hasta anunció, es que las tarifas van a seguir subiendo. Se habla de un 40 por ciento en luz y Gas, un 60 por ciento en agua y se supone, ya que depende del valor internacional, un 9 o 10 por ciento en naftas. Es claro que hablan de un cronograma previo, en el que estaban estipulados estos aumentos. El problema es que a la caída brutal de 2016 para las empresas, pymes e industrias frente a la tenue recuperación de algunos sectores y la no recuperación del comercio y las pymes, debería al menos replantear este cronograma. ¿Cómo es posible que pymes con caída en ventas de hasta 11 por ciento, comercios de más de 9 por ciento y gastronomía de hasta 20 por ciento, según las cámaras de cada sector, puedan hacer frente a 40 por ciento de luz y gas o al 60 por ciento en agua?

No siempre los cronogramas se pueden cumplir y quizá este sea un caso.

¿Qué pasaría en las cuentas de esas empresas, comercios e industrias, que además en algunos casos están operando endeudadas, si les suben los costos de las tarifas, que para ellos son insumos?

Por supuesto esto sin contar el dato del propio Indec que ahora no miente, y asegura que la mitad de la sociedad gana 10.000 pesos por mes o menos. ¿Cómo puede hacer toda esa gente, sacando a los que estén amparados por la Tarifa Social que puede llegar casi a la mitad de esa mitad, para enfrentar mayores tarifas?

Se entiende que se viene de una crisis, un atraso tarifario en algunas zonas y para algunos usuarios, pero ¿no será momento de pensar en bajar costos de la energía? ¿No será que hay que poner como prioridad cambiar la matriz energética sostenida sobre todo en termoeléctrica y gas fósil? ¿No habrá que poner algo de competencia en la generación y producción de energía, aunque esto perjudique a los amigos de Macri: Caputo, Mindlin y Lewis, a quienes también favoreció antes Cristina, dando subsidios solo en las zonas donde están sus empresas: Edesur, Edenor y Pampa Energía.

En 2016 escribí en plena discusión del Tarifazo de shock, que terminó siendo gradual pero no tanto, "Faltan ideas y transparencia, no energía" en esta nota resalté el proceso de Chile y Uruguay los dos países de la región más caros en electricidad, que habían logrado bajar sus costos en el orden del 50 por ciento y más, con energías renovables. Nada de esto y otras variables básicas que platee en la nota, se discutió en la Argentina. No se pensó en ninguna opción, tan solo en subir tarifas, incluso por arriba del calculo de retraso que tenían las empresas. Edenor por ejemplo, que en 2015 tuvo un balance altamente positivo, en ese balance calculó, que el aumento tarifario si se quitaran subsidios del Estado, debería ser de entre 256 y 400 por ciento dependiendo del tipo de cliente, ya que algunos había tenido correcciones. El gobierno en cambio, Aranguren sobre todo, nunca aceptó un atraso menor al 600 a 700 por ciento para actualizar las tarifas ¿Por qué?. 

El otro tema no menor es el nivel de impuestos que cargan las tarifas en la facturas. Si un aumento del servicio es del 40 por ciento, como se supone será luego de las elecciones, los impuestos de las tarifas también crecen en ese nivel.  Una cosa es corregir las tarifas, otra muy distinta aumentar de ese modo los impuestos, que pagan esas tarifas.

El gobierno nacional puede decir que hay impuestos provinciales y municipales que se suman a las facturas de servicios y es verdad, pero también tienen IVA y otros impuestos nacionales. ¿No será hora de al menos hasta corregir tarifas, fijar un plus que se actualice por inflación en lugar de esos impuestos ? Esto hace Chile con las naftas, incluso agregando un plus para un fideicomiso, que cuando el precio internacional baja se acumula y cuando sube, con el ahorro previo que se hizo, se evitan aumentos.

Claro que hablamos de Chile, único país de América del Sur entre los 10 países con más Libertad Económica del mundo. Esto frente a nosotros la Argentina que en este 2017 quedamos en el puesto 156 sobre 186 países medidos, por debajo de Irán y Nigeria.

En dos años nada cambió con respecto al modelo socio económico. 

Macri está en la consideración del mundo, los mayores líderes de los mayores países no solo lo visitaron, sino que ponderan su figura, pero lo comercial con todos esos países no cambió. El mejor negocio de estos años, se reduce a los limones de Tucumán y alguna ida y vuelta con los cerdos. Para las inversiones en energía hay mucha consulta, pero poca concreción. La única licitación que hubo de Energías Renovables, se las llevaron: la Provincia de Jujuy una Fotovoltaica, y fuera de este emprendimiento estatal, Edesur, Edenor y Pampa Energía entre las más importantes de orden nacional(o sea: Caputo, Mindlin y Lewis, los mismos jugadores de convencional).

No es casualidad que Chile esté en el puesto 10 y nosotros en el 156, en el país trasandino en las licitaciones de energías renovables, se impidió que se presentaran los jugadores de convencional, obviamente para generar competencia. Sin embargo esto no es nuevo, el derechoso Piñera cuando era presidente de Chile, clausuró definitivamente el Proyecto Binacional Pascua Lama de Barrick Gold del lado chileno, por alto riesgo de contaminación y baja renta para su país. Hay que ver que el contrato lo había negociado Cristina con la Barrick, exigiendo solo 5 por ciento de retenciones. Eso a Piñera no le servía, su Modelo Minero Privado y con Sociedades con el Estado, les deja mucha más renta, pero además en su país por ley, el presupuesto que propone cada año el Poder Ejecutivo, debe tener un 1 por ciento de superavit como mínimo. Esto porqué consideran que sus mayores exportaciones son de recursos no renovables, cómo esos recursos nunca se van a recuperar, su economía cada año debe hacer un ahorro. Con ese excedente obligatorio (aunque crecen a más del 3.5 por ciento promedio por año) hacen un fondo para cuando ya no tengan esos recursos.

Mismo criterio que aplican con el precio de las naftas, crear un fondo para evitar desniveles y previsibilidad.

El derechoso Piñera defendió los recursos frente a Barrick en Pascua Lama, la progresista Cristina dejó que se llevaran el oro y la plata sin separar metales, tan solo por el 5 por ciento y ahora el desarrollista Macri ni siquiera eso, directamente les quitó las retenciones.

El camino no era claro ni virtuoso con el Kirchnerismo (además de la corrupción) y tampoco lo es con el macrismo, que no pudo salir de las problemáticas más importantes.

Hacen falta soluciones y más propuestas, en un escenario donde a las propuestas del Oficialismo las va a anular o frenar el Kirchnerismo, si terminan siendo las dos minorias más importantes. Peor todavía podría ser si la Oposición constructiva quiere aportar propuestas superadoras, y por el hecho de que el Kirchnerismo también es oposición, la grieta termine desligitimando cualquier iniciativa.

La situación es seria, el 1,9 por ciento del último mes en inflación, más que un alerta, es un síntoma de que las medidas no están funcionando. 

Cualquier incremento en costos para las empresas, industrias y comercios, sea tarifas, combustibles o paritarias, van a sostener ese nivel inflacionario y quizá hasta lo presionen a la alza.

El FMI esta semana anticipó para la Argentina una inflación a fin de año en el orden de los 25 puntos (8 más que la meta del Central) un crecimiento de 2,5 puntos, que contando el 2 negativo de 2016 es apenas un rebote y está 1 punto abajo de los objetivos de Economía. Moody´s la mayor consultora internacional de solidez financiera de los países, sostuvo a la Argentina con Calificación B3. Y JPMorgan aún con el levantamiento del cepo, el pago a Holdouts y la buena sintonia de Macri con los mercados, no lo sacó al país de su calificación de Economía de Frontera, lo de País Emergente se analizará en 2018. 

Todo esto no se trata solo de títulos sino de costos, de intereses, del porcentual que debemos pagar para colocar deuda en el mundo.

En la últimas jornadas  en el BCRA, una invitada central como la Doctora Reihart economista de Harvard advirtió,  que no toda estabilización de precios es una historia con final feliz. Hizo foco la especialista en el alto porcentaje de deuda sobre PBI, pero sobre todo en que la mayoría de esa deuda está en manos de privados y no de Organismos Internacionales, que si hubiera imprevistos, se podría refinanciar. Además también se detuvo en el volumen de créditos hipotecarios en medio de un proceso inflacionario, para que esto no termine en burbuja inmobiliaria.

Hacen falta otras miradas, otras propuestas y nuevas soluciones.

Concentrar el voto en los que dejaron los problemas y en los que estos dos años corrigieron variables macro, pero no pudieron cambiar el modelo, no parece que sea buena idea.

Sobre todo para los sectores más afectados por las medidas,  y que hasta ahora no tuvieron una representación legislativa que los defienda. 

Por eso hay que mirar, qué se vota cuando se vota, porque por fuera de relatos o temores, no se vota más que representación





 



Etiquetas:   Elecciones   ·   Crisis Económica   ·   Cristina Fernandez de Kirchner   ·   Mauricio Macri   ·   Inflación

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18051 publicaciones
4602 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora