Edición   |  Quienes somos    Contáctanos    Regístrate    Cómo publicar en Reeditor
Últimas etiquetas:   Palestina   ·   Relaciones Internacionales   ·   Política Exterior   ·   Conflicto Político   ·   Israel   ·   Unión Europea   ·   Dionisíaco   ·   Nietzsche   ·   Belleza   ·   Muerte


Reseña "Tú no eres como otras madres" de Angelika Schrobsorff


Inicio > Literatura
01/08/2017


226 Visitas



Queda claro enseguida que Else no es como otras madres. En este interesante testimonio de una hija sobre la vida de su madre seremos testigos de su evolución personal a través de su paraíso hasta llegar a la tragedia. Casi dos caras de una misma persona en una biografía novelada que constituye un excelente documento histórico. Por ello, he disfrutado más del contexto que nos describe a través de Else que como obra literaria. De no haber sido así, sinceramente, mi opinión sería muy diferente.


  Eso sí, la portada me cautivó desde el primer momento pero de inmediato recelé de la campaña de marketing que rodea a este libro por el éxito cosechado en Alemania y por ser esta, la primera obra traducida al castellano de una autora desconocida en nuestro país.

  Angelika nos habla como hija de Else aunque no siempre utiliza la primera persona para contarnos quién fue su madre. Else se presenta –y lo es– como una mujer rompedora, independiente y loca por vivir por encima de todo y de todos lo que ofrece el excitante Berlín de los llamados locos años veinte. Disfrutar es su lema. Ir a contracorriente será su filosofía llevada al límite. Solo por eso es digna de admiración porque siendo mujer, todos los ojos y los dedos la acusarán de libertinaje. Poco le importa porque camina ciega por su sendero de gozo. Y esa ceguera será uno de los errores de su vida.

  Tuvo tres hijos de los tres hombres a los que –según la sinopsis– amó. Y ahí, es donde mi admiración por Else experimenta una brutal caída libre. Ella cree amar. Es una opinión muy personal, pero solo, Fritz, el primero, le descubrirá el amor y la persona por la que se enfrentará a su familia sin reservas. Else nace en el seno de una familia judía con posibilidades económicas. Fritz es una bala perdida disfrazado de bohemio, pero se encuentra con la mejor media naranja para obviar cualquier comentario o rechazo que perciba de nadie. ¿Quién no se dejaría llevar cuando Berlín ofrece cultura y diversión por toneladas? Pero Else no tiene los pies en la tierra.

  Lo veremos muy pronto, cuando su concepto de «amor» va variando a medida que avanza la novela, porque cambian las primeras impresiones que me inspira esta heroína, porque en el fondo los hombres son su apoyo hasta que deja de necesitarlos. De hecho es capaz de crear universos personales y familiares realmente desquiciantes. Pueden resultar llevaderas con una mente bien centrada pero Else cambia como el viento varía de dirección. Y la suya, nunca se sabe cuál va a ser. Por eso sus relaciones –al menos desde fuera– son desconcertantes. Pero no desde la perspectiva de la ética o la moral, sino porque ese viento que la lleva provoca esa ceguera que antes mencioné, arrasando miles de cosas sin ser consciente. Por mil veces que le hablaran del peligro que suponía quedarse en Berlín cuando el nazismo se respiraba y asfixiaba a la raza judía, no lograba verlo.

  Su exilio a Bulgaria –por supuesto con el apoyo económico de uno de sus hombres, en este caso, el tercero– le llevará a mirar cara a cara el drama que pretendía obviar. Sus hijos se convertirán entonces en su faro. Los hijos a los que dejó de lado, por mucho que Angelika, la autora del libro, trate de explicarnos sus motivos. Su infancia y las de sus hermanos estarán marcadas por lo que vieron, escucharon y vivieron junto a su madre, porque sus ausencias físicas y emocionales fueron tan épicas, que supongo que el perdón de Angelika tuvo que ser un proceso personal duro.

  Es difícil abstraerse del personaje de Else porque ella es la reina y el origen de esta obra. Porque son muchos los reproches que sin querer realiza Angelika. Y con razón. La rebeldía que muestra ante la madre a medida que tiene uso de razón, irrita profundamente a esta última. Su hermana es una santa que pronto encontrará su camino personal. Su hermano será una persona comprometida con sus propios ideales. Else acaba por entender que nada puede reprocharle porque ella misma practicó esta fórmula de vida. Pero, cuando llega el infierno todo la supera. Y no es de extrañar. La circunstancias son tan adversas en todos los aspectos, y eso que siempre tendrá el apoyo de su tercer hombre, que no hay alma humana que pueda mantenerse en pie.

  La descripción del contexto socio-político que acompaña a Else, incluido guerra y posguerra –y su regreso a Berlín– como comentaba al principio es lo que me ha mantenido pegada a la lectura. La primera parte de la vida loca de Else acabó por aburrirme. A ratos, hasta a asquearme. Llegué a aborrecer a esta heroína y sin embargo no podía dejar a un lado mi admiración por ella como mujer.

  Películas, libros, documentales… de todo hemos visto sobre la masacre del pueblo judío por parte de Alemania junto a sus aliados. Pero casi siempre, es la locura de los campos de concentración, el documento más conocido. En este caso, “Tú no eres como otras madres” es un libro muy educativo; permite saber de esta barbarie en otro contexto, no tan habitual como es el de una mujer que procede de una familia bien, que disfrutó del placer y el glamour al máximo, que cuenta con el respaldo de un entorno que al final la acepta pese a todos sus peros y que se libra –por sus efectivos contactos– de que sus huesos se desintegren en uno de esos campos de aniquilación.

  En este sentido, la novela es ciertamente, una forma distinta de ver aquella cruda realidad que aún es difícil de creer, de profundizar en la angustia de la población judía al sentirse repudiada sin culpa porque era y se sentía, tan alemana como el resto de alemanes.

  Me gusta especialmente la etapa relativa a sus años en Bulgaria, cuando conocemos mejor quiénes son sus hijos, capaces de ser y opinar por sus propios medios; cuando la autora relata de manera progresiva cómo se llega al pánico mientras la vida puede ser incluso, agradable; cuando Angelika nos muestra a una madre convertida en una auténtica fiera por sus cachorros que ya crecieron y se arrepiente de todo lo que no hizo. Y aún así, ¿quién es capaz de culparla, de anular toda su valentía y coraje? Todas las críticas que merece Else al principio de la biografía no pueden justificar la humillación e indignidad a la que se ve sometida. Es admirable su capacidad de adaptación a un nuevo medio que no domina porque nunca fue consciente de lo que tuvo, porque obvió sus privilegios, no valoró los tesoros en sus manos y se negó a quitarse la venda con la que vivió en la comodidad que le reportaron sus hombres, familia y el propio Berlín que ya no podía reconocer al final de sus días.

  Al final de la novela es Angelika la que me parece una auténtica heroína, capaz de sobreponerse al rechazo que produce enarbolar la crítica a una madre por muy justificada que esté…

  “Tú no eres como otras madres” es una obra compleja, digna de un análisis más profundo porque que genera sentimientos contradictorios. Porque ante todo en sus páginas hay mucha, mucha emoción, de la positiva y de la negativa, porque hay tramos en las que todo está y se siente a flor de piel.

  Por contra –ya digo que esta novela me desconcierta aun habiendo transcurrido varios días desde la finalización de la lectura- no me parece destacable su escritura. No es que no sea comprensible o difícil de leer. Pero no es sin duda, una de las razones por las que recomendaría esta lectura. Son muchas las ocasiones en las que la prosa parece diálogo, entrecortando el ritmo de la narración. Si es una fórmula perfectamente meditada, sin duda, no es de mi gusto.

  Pero en todo caso, la realidad histórica que contiene sea o no a través de esta madre tan particular como Else, sería suficiente.







Etiquetas:   Escritores   ·   Libros   ·   Periodismo   ·   Reseña   ·   Lectores
Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario









Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
15953 publicaciones
4149 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora