Carta de un Trabajador Social para la Humanidad

Señoras y señores, Autoridades, Profesionales, técnicos, Ciudadanos del Mundo:

 

.

Nuestra formación nos permite estar cerca de diferentes ramas, estudiamos derecho (leyes) y no somos abogados, estudiamos psicología, pero no somos psicólogos, estudiamos pedagogía pero no somos docentes, ¿no somos?, somos psicólogos donde muchas veces escuchamos e intervenimos a los pacientes cuando no les cuentan todo a estos profesionales, somos docentes, educamos a la sociedad, y abogados también somos, abogamos por la justicia social, muchas veces sin tener resultados penales o castigos civiles.

Como Trabajadores sociales, nos encontramos donde hayan humanos, recorremos el mundo, las ciudades y los pueblos, estamos insertos en colegios, municipios, política, religión, y así seguir y seguir.

Somos agentes de cambio, nuestra voz se escuchará siempre que se vulneren los Derechos sociales, cuando una mujer sea golpeada, nosotros sacaremos la voz para defenderla, cuando un niño sea vulnerado en sus derechos nosotros crearemos una barrera para que no se vulneren más, y seremos miles de millones si un adulto mayor no recibe los cuidados que debe tener por su edad.

Los derechos sociales les pertenecen a las personas por el tan solo hecho de serlo, esos derechos le pertenecen a todos los ciudadanos, a todas las autoridades, a las personas con bolsillos llenos y a los que tienen los bolsillos vacíos, a todos sin discriminación.

Podemos pensar políticamente diferente, a algunos les puede atraer políticamente a Karl Marx a otros Milton Friedman, tal vez a otros no les guste la politica, pero somos políticos porque el humano es un ser político y social, queremos políticas públicas de  calidad, donde cubran las necesidades propuestas en campañas.

Queremos que los adultos mayores, las personas de escasos recursos y los niños, no sean mecanismos para conseguir votos, queremos soluciones empíricas y verlas aplicadas.

 

Somos de pensamiento de derecha , de izquierda y de centro, leemos a Hegel, Freud, a Adam Smith, somos la única profesión que cuando hablamos hablamos por muchos, somos la profesión que cuando queremos cambios sociales, el mundo entero sabe que estamos ahí.

Marchas pro-derechos, por defender causas sociales, o defender a los más desposeídos, siempre estaremos ahí, somos la humanidad hecha profesión, somos agentes de cambio, agentes de paz, somos miles, somos millones.

Señoras y señores autoridades, cuando necesiten intervenir a familias con alta complejidad, llámenos, no a ingenieros, abogados, y otras profesionales, nosotros somos formados para proteger e intervenir, a familias, personas, grupos y comunidades, nos regimos por tres métodos que son caso, grupo y comunidad, cada uno formado en base a nuestras profesiones hermanas como lo son el derecho y la pedagogía, reitero, no somos abogados, ni pedagogos, pero nos formamos en sus letras y técnicas.

Señoras y señores autoridades, si le otorgan a profesionales y técnicos que no estudian para intervenir familias o mejor dicho nuestra carrera, otórguennos a nosotros, la capacidad del abogado para defender en tribunales, dennos la posibilidad de realizar los test de Rochard, de Lusher, entre otros, como se les ha permitido a psicólogos sin postgrados en social intervenir en comunidades, mediemos, los mediadores son Trabajadores sociales, abogados, psicólogos, pedagogos que se especializan, y asi pueden ejercer la mediación, en base a esto, ¿Por qué no que los abogados se especialicen en Trabajo social y así ir a intervenir a las familias.

Señoras y señores autoridades, elijan a abogados, ingenieros, entre otros en Ministerios sociales, pero que tengan especialidades en políticas públicas, en derecho humanitario, en pedagogía social, que además de aquello tengan en sus curriculums voluntariados, no en instituciones de su pensamiento, sino en instituciones humanitarias reconocidas a nivel nacional e internacional, que tengan experiencia en trabajos con ONGs, Microfinanzas, el margen es amplio, no queremos más MBA, en Ministerios sociales o postgrados que no tengan que ver con dicha área, ¿discriminación?, no, porque quien se ha especializado en Políticas públicas sabe cómo funciona y hará que funcionen bien.

No hablemos de derrotar a la pobreza, sino de superarla, no se quiere exterminar a los pobres, queremos que ellos superen su situación, no hablemos de gasto social, los dineros destinados a la pobreza no son gasto, son inversiones, las palabras tienen peso, invirtamos en pobreza para ser superada, no es un gasto.

Señoras y señores del mundo, autoridades, gobernadores, ciudadanos, niños, niñas, adolescentes, adultos mayores, personas de escasos recursos, por eso y muchas cosas más, somos trabajadores sociales, no nos miren en menos, porque trabajamos con personas de escasos recursos, mírennos como pares.

Recuerden Somos agentes de cambio y siempre que la sociedad necesite cambios estaremos ahí, cuando un niño necesite abrigo estaremos ahí, cuando falte la fé estaremos ahí, cuando la guerra cubra un país, estaremos ahí buscando la paz, somos Trabajadores, Asistentes, Técnicos Sociales.

Confíen en nosotros, siempre velaremos por el bien común, siempre buscaremos gestionar para que una persona pueda sanar sus necesidad.

Somos miles, somos millones quieren hacer Trabajo Social, Estudien Trabajo social, las personas que no lo estudian hacen acción social, que se utiliza el nombre de nuestra carrera para designar esta situación, el Trabajo Social es una disciplina científica, la acción social, aquello que muchos llaman Trabajo social, son actos humanitarios.

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales