Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Crisis Económica   ·   Mauricio Macri   ·   Devaluación   ·   Cristina Fernandez de Kirchner   ·   Inflación   ·   Utopias   ·   Emigración   ·   Política   ·   Moralidad   ·   Feminismo



Las crisis como reto y oportunidad. parte II nuevos mercados


Inicio > Política Internacional
11/08/2011

965 Visitas



Confesiones.


 

Las crisis como reto y oportunidad.

 

En esta segunda parte del análisis que iniciamos el lunes pasado, en torno de las causas y los efectos de las crisis económicas, estadounidense y europea y de la influencia que ambas están teniendo en México y particularmente en Quintana Roo, revisaremos la que en opinión propia y de diversos líderes empresariales locales, podría representar la alternativa para enfrentar las consecuencias de los fenómenos financieros ya descritos.

La búsqueda de nuevos mercados.

Considerando que las medidas tomadas por los gobiernos, tanto el norteamericano como los de las potencias europeas, no han sido capaces de frenar el derrumbe de las principales bolsas de valores, que todavía esta semana ha sido dramático, en nuestro país la caída ya rebaso el cinco por ciento, con la consiguiente carga de incertidumbre colectiva que eso propicia, los pronósticos que evaluamos en la entrega anterior no solo se confirman, resultan aun peores.

Esta devastación financiera, que tardara mucho tiempo en contrarrestarse seguirá obligando a las autoridades de esas naciones a implantar acciones todavía más duras, generando un autentico pánico en los inversionistas, que evidentemente no arriesgaran capital, lo que solo hará que las cosas se agraven, limitando la posibilidad de una recuperación de corto plazo.

Bajo estas circunstancias como adelantábamos en la primera parte de esta serie, el panorama de la ocupación hotelera en Quintana Roo, sufrirá severas disminuciones, primero porque al terminar el actual periodo vacacional, entramos en temporada baja y porque las expectativas para el invierno son muy negativas.

Los principales empresarios hoteleros de la entidad, coinciden en que las crisis serán un obstáculo para el arribo de turistas e incluso temen que la eventual recesión, impacte al turismo nacional que tradicionalmente es el que rescata los porcentajes, los visitantes nacionales significan el 37.6% del mercado turístico local y se ve muy complicado que con el efecto de la crisis se pueda sostener ese porcentaje.

De tal forma que el reto fundamental esta en encontrar la alternativa no solo para resolver la emergencia, situación que como hemos apuntando en otras ocasiones no es nueva para los hoteleros, sobre todo los de Cancún, que de forma recurrente han demostrado una extraordinaria capacidad para administrar este tipo de escenarios.

Efectivamente no se trata solo de salir del paso, también de plantear soluciones que trasciendan el momento, en el caso particular de Quintana Roo, porque la economía de la entidad depende casi en su totalidad del turismo y la visión tiene que ser integral, debe ser capaz de resolver la base fundamental que es la ocupación de cuartos, para poder establecer la derrama subsecuente en todos los sectores vinculados. Una alternativa que involucre adicionalmente la diversificación económica.

Por tanto la estrategia debe considerar factores que abarquen a las demás actividades y el beneficio alcance a todos los sectores sociales, partiendo de la base de que sin un equilibrio, la crisis puede adoptar otros tintes que afecten no solo la parte económica.

La conclusión general se orienta de manera contundente a un gran objetivo, la búsqueda urgente como obligatoria de nuevos mercados, que brinden la coyuntura de crear nichos de oportunidad no explorados debidamente en el pasado, debido a la dependencia del turismo estadounidense que el año anterior represento el 47.7 % del total de visitantes, que como se puede observar no podrá seguir siendo ya una apuesta.

Los resultados de esta crisis permiten observar que algunos países han corrido con mejor suerte que otros y que sus economías no han resentido aun sus efectos, eso se debe a una fórmula que en México tendríamos que comprender profundamente para poderla aplicar, no depender tanto de la economía estadounidense.

Si bien es cierto que algunos países asiáticos han logrado mantener ritmos importantes de crecimiento sostenido, llama la atención que han sido los sudamericanos los que en este momento mejor sobrellevan la situación, sin omitir por supuesto a Inglaterra, que una vez más ha demostrado su fortaleza.

Sin embargo en la búsqueda de mercados emergentes para hacer la promoción que invite a un nuevo cliente turístico, habría que considerar que el factor de la distancia limita y mucho al viajero asiático.

El turista promedio que dedica alrededor de siete a diez días para vacacionar espera ocupar no más de dos días para realizar el viaje y la vuelta, desafortunadamente para el asiático venir hasta aquí representa perder en el traslado casi la mitad del asueto, en este caso mas allá de la suficiencia económica o promoción publicitaria, se trata de un asunto de logística, lo que explica que el turismo procedente de ese continente no sea mayor al 2%

En contraparte y por ello con toda intención hay que voltear la vista a Sudamérica e Inglaterra, los países escandinavos y Rusia, países que por su ubicación geográfica están en rangos de comunicación bastante accesibles, que no representarían esfuerzos adicionales, toda vez que existen las conexiones aéreas que lo comprueban y que en todo caso bien vale la pena aumentar.

Las economías sudamericanas, con Brasil al frente han tenido un comportamiento muy aceptable en el transcurso del fenómeno financiero, sus expectativas de crecimiento aun moderadas han sido más exitosas en la práctica que el de países con mayor grado de desarrollo, gracias a políticas que privilegian la base social y están alejadas del manejo monetario especulatorio. Sin embargo los brasileños necesitan tramitar visa para poder venir a México, una incongruencia impuesta por la decisión visceral del entonces presidente Vicente Fox, derivado de un desacuerdo personal con el mandatario brasileño, Luis Ignacio Lula da Silva, situación que los empresarios locales han gestionado permanentemente sin éxito, una vez más gracias a la soberbia del gobierno federal.

El status actual de sus economías y la cercanía física con esos países representan una posibilidad tangible de captar más visitantes que en principio suplan la ausencia del visitante tradicional y puedan representar además una vertiente constante, un flujo natural en función de sus circunstancias.

Habría pues que orientar el esfuerzo para abrir las rutas que faciliten el acceso, una apertura de promoción y logística que invite al viajero latinoamericano a venir a Quintana Roo.

Tradicionalmente los habitantes de esos países aun en épocas menos favorables, han viajado con suma frecuencia y en grandes cantidades a la ciudad de Miami, cuyo aeropuerto tiene conexión con casi todas las capitales de la parte sur y centro del continente, lo que nos permite pensar que la distancia no significa en este caso un obstáculo.

El año anterior el promedio de visitantes europeos a Cancún represento solo el 4.7 % del total, correspondiendo el 1.5% a los ingleses, por tanto es factible considerar que es necesario intentar incrementar la promoción en la Gran Bretaña.

El turismo latinoamericano que arriba a Cancún esta en el orden actualmente del 5%, dividido en un 1.1% proveniente de Centro América y 3.9% de Sudamérica, sin duda ahí hay una mercado que explotar.

Si la reflexión de que las crisis representan retos a la imaginación y son oportunidades para cambiar lo que ha dejado de funcionar, esta ocasión lo demuestra fehacientemente, un tiempo para innovar y encontrar soluciones.

La búsqueda de nuevos mercados se impone, es una condición obligatoria y si bien es cierto que no existe una garantía de que eso sea una solución, el éxito está en el intento, en la correcta aplicación de la experiencia y el talento comprobado que caracteriza a los capitanes de la industria turística de Quintana Roo.

En la siguiente columna revisaremos las fortalezas de Quintana Roo como polo turístico, su infraestructura y la grandeza de su pasado, que como lo señalo el ex presidente colombiano Álvaro Uribe, tiene un valor fundamental, el de la economía del conocimiento.

 

guillermovazquez991@msn.com

twitter@vazquezhandall

 



Etiquetas:   Economía

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18433 publicaciones
4673 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora