Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Libros   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Reseña   ·   Poesía   ·   Chile   ·   Filosofía Social   ·   Novela   ·   Emociones



Terceras elecciones, el gran debate. Ocasión de ganar ocasión de perder


Inicio > Política Nacional
08/10/2016


845 Visitas



Realizar un análisis definitivo en un panorama político tan cambiante como el que vive España desde hace casi un año  resulta complicado. No obstante las estrategias de los partidos tras el traumático Comité Federal del  PSOE, en el que los críticos lograron la dimisión de Pedro Sánchez, permiten extraer algunas conclusiones. 




La dimisión de Pedro Sánchez como Secretario General del PSOE  ha marcado el punto de partida para salir del bloqueo político y las alternativas son sólo dos: formación de un gobierno presidido por Mariano Rajoy  gracias a la abstención del PSOE  o terceras elecciones.

El Partido Popular, tras permanecer agazapado a la espera de que se resolviera la crisis del PSOE, propone ahora a los nuevos gestores de Ferraz un acuerdo de investidura sin condiciones previas. Rajoy  ha pasado de limosnear la abstención del PSOE y presionar por diferentes medios a Pedro Sánchez para que la aceptara, a esta “generosa” oferta en la que solo pide que se le permita formar gobierno mediante lo que ya se denomina “abstención técnica” del PSOE. Pero resulta difícil creer que estas sean las verdaderas intenciones de Rajoy teniendo en cuenta que la correlación de fuerzas ha variado y que las últimas encuestas vaticinan que el PP con el apoyo de Ciudadanos tendría una holgada mayoría absoluta en las elecciones del 18D. Además el presidente de la gestora del PSOE, Javier Fernández, ya ha avisado a Rajoy que la abstención no significa garantía de estabilidad, “la estabilidad tendrá que ganársela día a día”, ha afirmado el nuevo líder de los socialistas. Fernández contesta así a la exigencia del portavoz popular, Rafael Hernando de que el PSOE facilite una abstención útil “para que haya un ejecutivo que pueda gobernar y una legislatura estable”.

Así las cosas, todo está abierto de nuevo porque además de amplios sectores del PP, el fortalecido líder de Podemos, Pablo Iglesias, quiere también que los españoles volvamos de nuevo a las urnas. Las encuestas vaticinan que la formación morada conseguiría el ansiado sorpasso que les consolidaría como primera fuerza de la oposición. Se reproduce de alguna forma la pinza que PP y Podemos ejercieron sobre el PSOE tras las elecciones del 20D y ahora con un Partido Socialista roto y debilitado como consecuencia de la conspiración del sector crítico contra Pedro Sánchez. Iglesias además chantajea al PSOE y le amenaza con retirarle su apoyo en las autonomías donde gobierna si facilita la investidura a Rajoy.

Por tanto todo apunta a que habrá terceras elecciones, sobre todo porque no es descartable que la generosa oferta  de Rajoy, “abstención del PSOE sin condiciones”, se transforme en que una nueva cita ante las urnas es inevitable porque en las negociaciones para el acuerdo de investidura el PSOE haya puesto condiciones inaceptables. De esta forma de nuevo el PSOE aparecería como responsable del bloqueo y el PP se encaminaría triunfante hacia una teórica mayoría absoluta en las terceras elecciones.

Pero como decía al principio España vive una situación política inestable y las previsiones de hoy pueden verse truncadas mañana. Lanzo en este sentido una comparación con la situación que se da con los debates electorales cuando se acerca una campaña electoral. La decisión de si hay debates o no la toma quién gobierna y esto es así porque los debates electorales encierran un riesgo. Nadie garantiza a un candidato que tiene ganado el debate de antemano, de la misma forma que nadie puede asegurar que la mayoría absoluta de PP y Ciudadanos, que adelantan las últimas encuestas, esté garantizada. De aquí al 18D pueden ocurrir muchas cosas. Entre ellas que el PSOE se vea abocado a celebrar un congreso extraordinario y unas elecciones primarias a las que previsiblemente se presentaría Pedro Sánchez. Pedro Sánchez está herido pero no muerto, debe recordarse que la votación del Comité Federal la perdió por tan sólo 25 votos y que amplios sectores de la militancia le siguen apoyando. La posible reaparición de Pedro Sánchez puede también truncar de nuevo los planes de Pablo Iglesias. Por otra parte también entran en juego los acontecimientos de actualidad que en numerosas ocasiones aparecen de forma tozuda e inoportuna en plena campaña electoral.

Por todo esto se puede afirmar que las terceras elecciones son como un gran debate electoral en el que a pesar de que los vientos soplen a favor nadie tiene asegurado el éxito de antemano. Este “gran debate electoral a cuatro bandas” es, como todos los cara a cara, una excelente ocasión de ganar pero también de perder. Recomiendo en este sentido un artículo que publiqué con motivo del debate entre Miguel Arias Cañete y Elena Valenciano para las elecciones de 2014 al Parlamento Europeo. 

@rsanchezsa





Etiquetas:   PP   ·   PSOE   ·   Podemos   ·   Ciudadanos

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18856 publicaciones
4745 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora