Sería Fácil, Más Fácil Callar

Sería quizá lo más fácil quedar callado y hacerme el desafectado como quizá tantos otros y no opinar, no comentar los acontecimientos que remecen al Mundo y en especial, quizá porque vivo acá, los de Chile. Es que era escalofriante el ver a esos seres moverse como pequeñas y furiosas hormigas atacando a una presa acá en la ciudad de Santiago de Chile este martes 9 de agosto, una imagen feroz, de espanto, aunque quizá muy necesaria para recapacitar respecto de lo que queremos que siga ocurriendo o no, tenemos plantado un sin número de injusticias y si no reaccionamos y corregimos rumbos esto se derrumbará, entonces todos los señores de ridículo pensar tendrán que pagar la cuenta, tanto como muchos inocentes, los vi, claro, como lo habrá visto todo el Mundo, pero desde acá, acá se vive la atmósfera y si le sumamos lo que sucede paralelamente en Inglaterra, España, consideramos los acontecimientos concretos que llevaron a los cambios sucedidos en Islandia y lo que continúa desarrollándose en el norte de África, en donde de ahí en adelante tomó ya el impulso a nivel Mundial todo esto que tiene que ver con la efervescencia reivindicativa que recorre el Orbe. Nos podemos plantear dos alternativas; la primera que confirmaría las ansias de conquista de unos pocos poderosos que están llevando las cosas a los extremos para ir consolidando sus planes con estas primeras pruebas y el análisis de los resultados en la práctica, ya que como sabemos en la praxis las cosas siempre son muy diferentes a lo planificado y nos solemos encontrar con sorpresas, me refiero a ciertas ansias de dominio Mundial de unos pocos poderosos que se rumorea y la segunda es que simplemente la gente ya cansada y dándose cuenta de los abusos de los llamados poderosos a través de la historia, nuestra historia y con los niveles de manejo de la información, de un modo mucho más democrático, nos estamos enterando de sus abusos lo quieran o no, estamos sabiendo cómo se arreglan y reparten como verdaderos botines a los países y sus riquezas, las venden a manos extranjeras sólo por mezquinos intereses personales, condenando a generaciones y generaciones  través de toda la historia.

 

. Es que era escalofriante el ver a esos seres moverse como pequeñas y furiosas hormigas atacando a una presa acá en la ciudad de Santiago de Chile este martes 9 de agosto, una imagen feroz, de espanto, aunque quizá muy necesaria para recapacitar respecto de lo que queremos que siga ocurriendo o no, tenemos plantado un sin número de injusticias y si no reaccionamos y corregimos rumbos esto se derrumbará, entonces todos los señores de ridículo pensar tendrán que pagar la cuenta, tanto como muchos inocentes, los vi, claro, como lo habrá visto todo el Mundo, pero desde acá, acá se vive la atmósfera y si le sumamos lo que sucede paralelamente en Inglaterra, España, consideramos los acontecimientos concretos que llevaron a los cambios sucedidos en Islandia y lo que continúa desarrollándose en el norte de África, en donde de ahí en adelante tomó ya el impulso a nivel Mundial todo esto que tiene que ver con la efervescencia reivindicativa que recorre el Orbe. Nos podemos plantear dos alternativas; la primera que confirmaría las ansias de conquista de unos pocos poderosos que están llevando las cosas a los extremos para ir consolidando sus planes con estas primeras pruebas y el análisis de los resultados en la práctica, ya que como sabemos en la praxis las cosas siempre son muy diferentes a lo planificado y nos solemos encontrar con sorpresas, me refiero a ciertas ansias de dominio Mundial de unos pocos poderosos que se rumorea y la segunda es que simplemente la gente ya cansada y dándose cuenta de los abusos de los llamados poderosos a través de la historia, nuestra historia y con los niveles de manejo de la información, de un modo mucho más democrático, nos estamos enterando de sus abusos lo quieran o no, estamos sabiendo cómo se arreglan y reparten como verdaderos botines a los países y sus riquezas, las venden a manos extranjeras sólo por mezquinos intereses personales, condenando a generaciones y generaciones  través de toda la historia.
Han sumido en la ignorancia a tantas y tantas personas, con resultados desastrosos para países enteros y por qué no decirlo para toda la humanidad, que hemos ido poco a poco cayendo en una verdadera debacle. No quiero que estas palabras se transformen en un discurso catastrofista ni mucho menos, muy por el contrario, quiero humildemente y vistiéndome de las mejores intenciones, invitar a los pocos que puedan llegar a leer estas letras, a que las tomen a bien y desde una vez por todas evitar el continuar con los errores, de una vez y por todas, repito, hagamos las cosas bien, no nos equivoquemos, cambiemos todo para mejor, vivamos con la tranquilidad de una conciencia limpia, no mancillemos nuestro posible recuerdo, para qué tanto dinero si podemos mejorar nuestro entorno, armonizarlo, descubrir la bondad como arma. Sé que para muchos este discurso es quizá aburrido y ridículo, porque piensan que ya sólo hay que actuar y predar, bueno... sólo es una humilde invitación a detenerse por un momento, contar hasta el infinito, sonreir y hacerse respetar.

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales