Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Coronavirus   ·   Pandemia   ·   Estados Unidos   ·   Poesía   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Reseña   ·   Escritores   ·   Paz Social   ·   Lectura



Competencia electoral = Campañas negativas = Polarización


Inicio > Política Nacional
31/05/2016


993 Visitas



Si algo se ha generado positivo en nuestro aún incipiente avance democrático, sin duda, es la competitividad electoral. Cada vez observamos cómo el mapa electoral cambia de color y, con ello, la posibilidad de castigo o premio para malos o buenos gobiernos.


Esto ha originado de manera efectiva mayor competencia electoral, pero, desgraciadamente, esa competencia electoral parte del rompimiento de los partidos tradicionales, lo que significa arrastrar los mismos vicios, las mismas expresiones ramplonas y el mismo tipo de partidos, solo que ahora pulverizados y multiplicados en exceso con la consecuente baja legitimidad para gobernar y promover una agenda mínima de gobierno, por supuesto.

En el año 2000 se produjo la alternancia en México en la Presidencia, pero no así en todas las entidades de la República. Hay casos exitosos de alternancia en las entidades a lo largo de los años: Chihuahua, Baja California, Aguascalientes, Jalisco, entre los principales, pero siguen siendo mínimos. No obstante, el rotundo fracaso del Partido Acción Nacional (PAN) como alternativa de gobierno en la Presidencia, hoy en día tiene a la democracia estancada, mal vista y castigada por los ciudadanos. La Presidencia del PAN fue débil, con pocos resultados y siempre rechazada por la mayoría priísta y de oposición en el Congreso y el Senado.

Si este gran defecto funcional de nuestra democracia generó gobiernos débiles y de mala calidad, poco legítimos y con enormes barreras políticas y constitucionales para desarrollar una agenda de gobierno coherente, en Durango, aún es mayúsculo el problema porque estamos hablando del rompimiento generacional del partido hegemónico en el estado, sin haber logrado alternancia política.

En este contexto, las elecciones de 2010 supusieron la posibilidad de que la “alternancia” llegara a nuestra entidad; aunque, con un expriísta en las filas del PAN, arropado en una Coalición por el PRD y Convergencia. Los resultados son por todos conocidos: una elección cerrada que se fue a tribunales, donde el PRI obtuvo el 48.4% de los votos y la oposición en Coalición 45.9%. Solo 2.5% de diferencia entre ganador y perdedor.

Para las próximas elecciones del 5 de junio 2016 el tema está que arde. Compite el mismo expriísta: José Rosas Aispuro Torres (JRAT), en Coalición con el PAN-PRD, contra el candidato oficial, Esteban Villegas Villarreal (EVV), también en coalición con PRI-PVEM-PANAL-PD. Es una elección de pronóstico reservado.

Se trata de una contienda en condiciones parecidas a la efectuada en 2010. Es el mismo bloque de priístas de la vieja guardia, compitiendo contra la nueva generación que mantiene el poder desde hace 12 años. Es una contienda de Kramer vs Kramer, dicen los que saben.

http://leonardoengd.blogspot.mx/2016/05/resultados-electorales-oficiales-en.html

Una de las enormes diferencias respecto de la contienda anterior por la gubernatura en Durango, es que la Presidencia de la República ahora está en manos del PRI. La recuperó en 2012. Si bien es una gran ventaja contar con el respaldo del presupuesto y las políticas públicas de orden federal (que no fueron aprovechadas por el PAN en 2010, dicho sea de paso), la popularidad del Presidente y del PRI, a la mitad de su gestión, no es la óptima. Sin embargo, la oposición no ha aprovechado esa coyuntura (por el “Pacto por México” hay que decirlo con claridad).

Ese ingrediente particular (PRI en la presidencia con bajos momios) y el hecho de que hay un desgaste evidente entre el grupo que lleva 12 años en el poder en Durango, hacen suponer una nueva oportunidad para la oposición. Esa es la situación actual por la disputa del poder en nuestra entidad.

El asunto es: ¿Durango requiere un cambio de partido en el gobierno? ¿Hay una alternativa real de cambio de partido en el poder? ¿Si gana José Rosas Aispuro, cambiaríamos de partido en el poder? ¿Si gana Esteba Villegas, habría continuidad o continuismo en el poder? Esas son las disyuntivas de los contendientes y del ciudadano en esta elección.

De tal suerte que el contexto en el cual ha derivado la contienda actual es alta competitividad electoral, una lucha real por el poder en un entorno de calumnia y campañas negativas y, con ello, una polarización del electorado entre el candidato oficial (el voto duro del PRI), contra una alternativa de cambio (un expriísta) que tiene una segunda oportunidad para conseguir la gubernatura.

No tiene caso hablar de Acción Nacional y tampoco de la oposición en Durango, por el momento. Su participación es testimonial. Más bien tiende a debilitarse y si acaso pretenden fortalecerse en el largo plazo, dependerá de que su cúpula decida, quiera y logre sentarse a dialogar.

Escenarios optimistas, sobre todo de los priístas, para esta contienda en Durango, se generaron a partir de los resultados de las elecciones de junio de 2015. El año pasado el PRI junto a sus aliados PVEM y PANAL, lograron la mayoría en el Congreso y el Senado de la República. En el contexto de Durango, apelando a la debilidad institucional del PAN y PRD, y que siguen manteniendo la mayoría en el congreso local, las presidencias municipales y en el gobierno, la cúpula del PRI aspira a ganar la gubernatura por amplios márgenes, esta vez. En este sentido, el escenario C (se muestra en la gráfica del link anexo), el que en la realidad está operando, la Coalición PAN-PRD obtendría 22.9% de los votos, contra 56.3% que obtendría, en teoría, el PRI-PVEM-PANAL-PD. Obviamente, se trata de un escenario erróneo si tomamos en cuenta que es a partir de la elección intermedia de 2015. Pero así hizo sus cálculos el PRI para designar sus candidatos no solamente en Durango. Veremos cómo se comporta el electorado en junio 2016.

http://leonardoengd.blogspot.mx/2016/05/escenario-de-votacion-optimista-del-pri.html

En realidad, lo que vamos a observar es una elección cerrada. Y no solamente en Durango. Esta es una de las consecuencias de la democracia: mayor competitividad pero también gran alarde de campañas negativas y de violencia verbal y espionaje telefónico, inclusive.

Encuestas más, encuestas menos, y derivado de los resultados de las elecciones de 2010 (ver tabla en el link anexo a este párrafo), en Durango la elección es de pronóstico reservado. Se decidirá un ganador hasta que se cierre el cómputo final de casillas.  El promedio de encuestas publicadas le otorga una ventaja de 7.6 puntos a Esteban Villegas Villarreal sobre José Rosas Aispuro; pero, en realidad, la contienda será igual de cerrada que en 2010.

http://leonardoengd.blogspot.mx/2016/05/resultados-oficiales-por-distrito.html

El asunto de fondo es la debilidad institucional del ganador, la legitimidad en las urnas y, sobre todo, la enorme polarización de los electores y las posiciones políticas de los duranguenses, esos que nada tiene que hacer en política pero que evidentemente terminarán confrontados por los resultados de la elección.

@leon_alvarez



Etiquetas:   Elecciones   ·   PAN   ·   PRI   ·   Gobierno   ·   PRD   ·   Partidos Políticos

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
20145 publicaciones
5042 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora