Edición   |  Quienes somos    Contáctanos    Regístrate    Cómo publicar en Reeditor
Últimas etiquetas:   Sociedad   ·   Tecnología   ·   Base de Datos   ·   Estadísticas   ·   Privacidad   ·   Poder Mediático   ·   Psicología   ·   Conductismo   ·   Filosofía   ·   Libros


Relato Breve "E-mail a un desconocido" de Cristina Suárez


Inicio > Mis composiciones
14/04/2016


407 Visitas



http://ellibrodurmiente.org/suarez-cristina-e-mail-a-un-desconocido/




Suárez, Cristina – E-mail a un desconocido14 abril, 2016 mastereld  Relatos Breves

Me asombra el lenguaje jurídico- administrativo que utilizas en tu escrito para tratar un tema tan personal y sentido, se supone, como es el de la manutención de nuestra hija, así como la frialdad intencionada y perfectamente medida que confieres a tus palabras. Por lo que dices en tu e-mail, he de reconocer que tus servicios jurídicos te asesoran muy bien, me imagino que recibirán unos emolumentos acordes con su competencia y que no tendrás ningún problema en proporcionárselos, puesto que eres un administrador nato. Evidentemente, tus palabras  sirven a un claro propósito, y es el de que tengan un efecto demoledor sobre mi persona, finalidad que casi consigues de no ser porque yo también tengo muchas horas de vuelo, y muchas de ellas de vuelta.

También es asombrosa la diligencia con la que has acudido al colegio a enterarte, en definitiva y en pocas palabras, de lo que te tocaba pagar. Bien.

Según tus servicios jurídicos, tu aportación para gastos ordinarios (educación, vestido, médicos…), que yo gestiono, junto con la mía, que también yo gestiono, son suficientes para atender sobradamente las necesidades y gastos de María. Me imagino que, en este punto, estarás de acuerdo con tus servicios jurídicos. También apuntas, y esta vez serían  tus servicios jurídicos los que estarían de acuerdo contigo, que asimismo aportas otros en concepto de “alimentación, vivienda, ocio, gastos de bolsillo…” cuando está en tu compañía.

Pues bien, yo en ningún momento pongo en duda que a tu hija le proporciones  alimentación, le des cobijo en tu casa -que también es la suya- o que le des unos euros para salir. Hasta ahí podríamos llegar. Sin embargo, sí creo que el aumento de sus gastos, como adolescente y casi adulta que es, me ha afectado sensiblemente más a mí que a ti. No te puedes imaginar la cantidad de pequeñas cosas que ella necesita y que no se atreve a pedirte, y que espera al día siguiente para pedírmelas a mí, después de haber estado contigo. Y nunca son caprichos, ya que sabes que María no es caprichosa y es bastante austera. Es intuitiva e inteligente, y ya hace mucho tiempo que se ha dado cuenta de que hay muchas cosas para las que no puede contar contigo. A mí, como comprenderás, esto no me satisface nada. Por supuesto, en este punto, considero que no existe la reciprocidad a la que tú aludes en cuanto a los gastos que cada uno de nosotros asumimos.

Vamos al capítulo del ocio. Creo que ya va siendo hora de que os enteréis, tú y tus servicios jurídicos, de que el ocio de María no consiste en ir a tomarse unas hamburguesas con las amigas. El ocio de María es mucho más que eso: son los caballos, que aparte de ocupar su tiempo de ocio, son, hoy por hoy, toda su vida. Una afición, una actividad o, más bien, una pasión, que tú nunca apoyaste, y que, muy hábilmente y en tu provecho, manipulaste en un momento dado y tachaste  de elitista para no tener que sufragarla, a pesar de que hubieras podido hacerlo. Esta pasión es muy cara, por si todavía no te has dado cuenta, Manuel, y yo como madre no puedo privar a María de lo que más le gusta en el mundo. Y esta es otra cosa, y la más importante, para la que su padre no existe, no sabe y no contesta, y está desaparecido. Y una pasión de la que yo sé que estás orgulloso y de la que me consta presumes con tus amigos. Y todo por el módico precio de poco más que nada.

Ni qué decir tiene que en este capítulo de gastos no cabe hablar de reciprocidad alguna, puesto que no ha lugar. Y, por supuesto, te aclaro de una vez por todas que a mí me resulta muy gravoso afrontar estos gastos sola, y de ahí vienen todas mis quejas. Me imagino que tú propondrías como solución suprimir este gasto, con todo lo que ello supondría para María. ¿O me equivoco?

Los datos que te han aportado en el colegio, al que tú tan diligentemente has acudido por la parte que te toca y por si acaso y no vaya a ser, son exactos, así como son exactas tus cuentas. Se ve que estás tan dotado para las matemáticas como para el derecho de familia, y te felicito por ello, ya que está probado que las matemáticas son muy útiles en la vida cotidiana, y que, cuando menos se lo espera uno, se vuelven a necesitar.

Sin embargo, no es exacto lo de la beca. Efectivamente, en su día me planteé el solicitarla y así se lo hice saber a María, pero al final no cubrí los papeles, suponiendo que no me la concederían. Imagino que fue una decisión equivocada. Así que tus miedos de que yo estuviera beneficiándome de la misma a tus espaldas están totalmente injustificados.

Tu decisión de aportar, sin que ello genere precedentes, el incremento de 83,75 euros al mes en concepto de gastos de educación, me parece exacta en términos económicos, en cuanto que es exactamente lo que te corresponde.  Me parece justo que sufragues exactamente la cantidad exacta de 83,75 euros exactos, exactamente lo que esperaba de ti.

Por último, quisiera decirte que tu correo me ha parecido impecable, en el fondo y en la forma, y de una rotundidad aplastante. Y dado que en el tono general de tu escrito predomina la búsqueda del equilibrio, de la equidad y de la justicia en todo momento… puesto que has dicho exactamente lo que querías decir… y, en definitiva, has tenido en cuenta los intereses de tu hija que te parecieron justos, he pensado que se lo voy a enseñar a María para que aprecie tu gesto y aprenda a valorar a su padre en su justa medida.

Espero tus noticias.







Etiquetas:   Escritores   ·   Relato Breve   ·   Periodismo   ·   Lectores
Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario








Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
15901 publicaciones
4136 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora