Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Pandemia   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Novela   ·   Reseña   ·   Libros   ·   Elecciones   ·   Filosofía



De los Sayayines al CAMAD. La incidencia de los medios en la percepcion de las politicas publicas.


Inicio > Ciudadanía
30/10/2015

1043 Visitas



Un elemento que pasó desapercibido para muchos de los espectadores que el día 27 de octubre presenciaron en la pantalla de sus televisores la cobertura realizada por Noticias Caracol sobre el seguimiento y posterior captura de la denominada banda de los “cocheros”, ha generado un acalorado debate en las redes sociales relacionado con los denominados CAMAD o centros para la atención medica/móvil a drogodependientes que operan en la ciudad de Bogotá.La controversia, desencadenada por las declaraciones realizadas por el periodista Cesar Chaparro durante el segmento dedicado a presentar apartes de los videos de seguimiento realizados por los organismos de seguridad a los miembros de esta banda delictiva, ha vinculado a diversos grupos y sectores de opinión que se han manifestado a favor y en contra de las actividades ejecutadas por los CAMAD en el centro de la ciudad.


Antes de continuar, resulta relevante preguntarse: ¿Cómo una cobertura noticiosa es capaz de generar una controversia sobre la idoneidad y eficacia de una estrategia de Salud Pública para el abordaje de la problemática en el tema de sustancias psicoactivas? 

Un primer abordaje que permitiría plantear una respuesta aproximada a esta pregunta podría encontrarse en el análisis del componente retorico presente en las declaraciones que acompañaron a las imágenes en las que se muestra a los miembros de esta banda en los alrededores del CAMAD móvil, 

“Los atracadores se camuflan entre los habitantes de calle, que viven en la conocida calle del Bronx, aquí en las mañanas y en las tardes reciben las comidas que suministra la Alcaldía a la comunidad que habita el Bronx, (momento en el que aparece imagen del CAMAD Móvil), después de alimentarse empiezan a actuar”. 

El abordaje de la sentencia proferida por el periodista, permite identificar un primer elemento de discordia que está relacionado directamente con la afirmación: “aquí en las mañanas y en las tardes reciben las comidas que suministra la Alcaldía a la comunidad que habita el Bronx”. 

Este comentario, que aparentemente resulta marginal y periférico en el cubrimiento de la captura de la banda “los carreros”, se reviste de una importancia singular al incorporar algunos elementos contextuales relativos al funcionamiento de los CAMAD en la ciudad de Bogotá.

Los centros CAMAD o “centros de atención médica/móvil a drogadictos” han operado en la ciudad de Bogotá desde el año 2012 como una “estrategia de Salud Pública para el abordaje de la problemática en el tema de sustancias psicoactivas y como primer eslabón en la cadena de acciones de prevención y mitigación del riesgo en salud con prioridad en la población vulnerable, entendiendo esta estrategia como una puerta de entrada a los servicios de salud e inclusión social” , que se enmarca en contexto de la política pública distrital de prevención y atención integral a personas que consumen sustancias psicoactivas en concordancia con las normas distritales relativas a la atención integral a personas que consumen estas sustancias . Las actividades ejecutadas por los CAMAD están enfocadas a la prestación de servicios de salud promocionales, preventivos y asistenciales iniciales a las personas en condición de vulnerabilidad y marginalidad procurando facilitar la atención profesional en áreas como la psiquiatría, la psicología, la medicina y la enfermería. 

Como se evidencia, el portafolio de servicios ofertado por los centros CAMAD resulta variado, sin embargo, entre sus funciones y actividades no se encuentra la de proporcionar o brindar servicios de alimentación a poblaciones en condicione de vulnerabilidad y marginalidad.

Resulta evidente pues, a la luz de la evaluación de actividades de los CAMAD, que la intervención realizada por el periodista Chaparro, en donde muestra la imagen del CAMAD y afirma que en ese sitio los miembros de la banda “reciben las comidas que suministra la Alcaldía”, no es consecuente con las actividades realizadas por estos centros, toda vez que en los mismos no se brinda ningún tipo de alimentación.

Los elementos de la controversia explorados hasta el momento, es decir, 1) la emisión de una noticia de carácter policivo como la captura de la banda de los “carreros”. 2) La referencia (audiovisual) directa a los centros CAMAD como sitios proveedores de alimentos para los miembros de la esta banda delincuencial, (aparentemente de carácter “marginal” o “tangencial” al objeto principal de la noticia). 3) La definición de las actividades desarrolladas por los CAMAD, en donde se aclara que estos no proveen alimentos. Y finalmente 4) La identificación de un elemento discursivo ajeno a la realidad en el repertorio utilizado por el periodista, permiten plantear una posible solución a la pregunta que se sugirió al iniciar esta reflexión. 

¿Es posible entonces afirmar que la controversia desatada en las redes sociales solo está articulada alrededor de una declaración periodística que erróneamente (¿intencionalmente?) le confiere a los CAMAD la función de alimentar a la población vulnerable? Es decir, la controversia solo se refiere a si el CAMAD da o no comida a la población en condiciones de vulnerabilidad e indigencia (y a los delincuentes, como los de la banda de los “carreros” y su equipo de guardaespaldas los “Sayayines”) o, por el contrario, ¿debemos ahondar un poco más en la búsqueda de otros elementos presentes en el debate para procurar dar cuenta de su verdadera naturaleza e implicaciones?

Si asumimos como cierta la primera pregunta y aceptamos que el debate solamente está relacionado con el rol de los CAMAD como distribuidores de alimentos, la dimensión, el alcance y la relevancia de la controversia se ven disminuidos de manera significativa. 

Si por el contrario, nos resistimos a generar un diagnóstico y decidimos hacer un último esfuerzo por sumergimos aún más en la lectura e identificación de los elementos presentes en la controversia, deberemos vincular al análisis los contenidos retóricos evidenciados en los comentarios, memes y mensajes generados por los usuarios que materializaron y dieron ignición a la controversia.

Un común denominador que parece resaltar al analizar algunos de los comentarios que utilizaron las imágenes y las afirmaciones emitidas por Noticias Caracol está vinculado directamente con la aparente relación de complacencia, tolerancia y protección que se genera entre la figura del CAMAD y los miembros de las bandas criminales que operan en el centro de la ciudad. Muchos de los usuarios de estas redes plantearon abiertamente la inconveniencia de continuar con este tipo de estrategias de atención por considerar que son solamente usufructuadas por personas dedicadas a cometer delitos y representan un ejemplo de despilfarro de recursos obtenidos a través de impuestos. Algunos de esos usuarios incluso utilizaron imágenes de la trasmisión de Caracol para elaborar memes con una carga retorica que también criticaba a los CAMAD por su supuesta cercanía y relaciones con los delincuentes capturados por la policía.

Esta nueva perspectiva derivada del análisis de los comentarios en las redes sociales, nos permite identificar un nuevo elemento a nuestro análisis de la controversia; 5)Los elementos discursivos presentes en los comentarios que se apoyan en las imágenes y el repertorio del periodista y lo toman como referente, no circunscriben la controversia al rol de los CAMAD como prestador de servicios de alimentación o no, por el contrario, extienden la misma hasta generar una crítica directa al carácter funcional de estos centros poniendo en duda la pertinencia e idoneidad de las políticas públicas que lo soportan y fundamentan.

A la luz de estos argumentos, las dimensiones de la controversia se expanden de manera exponencial y nos permite vislumbrar un escenario complejo en el cual se evidencian las múltiples y en ocasiones inesperadas consecuencias derivadas del manejo errático y en muchas ocasiones deliberadamente falseado de la información por parte de los medios de comunicación en nuestro país.

Lo que a priori parecía ser un incidente sin mayores repercusiones originado por una “imprecisión” en la transmisión de una información periodística, adquiere ahora una dimensión gigantesca que desborda con creces las proyecciones iniciales, poniendo en evidencia las implicaciones que estos manejos inadecuados del ejercicio periodístico ejercen sobre la percepción de un programa de atención en salud que ha sido galardonado internacionalmente y resulta un referente para los proceso de intervención y prevención asociados al consumo de sustancias psicoactivas en Latinoamérica según el reporte elaborado por el BID.

No deja de resultar preocupante que un aparente “error” informativo tenga el potencial de generar una percepción negativa y adversa sobre una estrategia de prevención y atención a los consumidores que se destaca por su reivindicación de la condición humana digna y que representa un gran avance en términos de enfoque e impacto en las políticas públicas de la ciudad. 

Ante la evidente derrota de la llamada “guerra de las drogas” muchos países se han visto forzados a reorientar sus políticas públicas relacionadas con las poblaciones en condiciones de vulnerabilidad, indigencia y drogodependencia; la estrategia de los CAMAD implementada en Bogotá resulta ser una referente en la implementación de este nuevo paradigma en la salud publica global, por esa razón resulta de vital importancia blindarlo frente a ataques tan arteros y malintencionados como los que se generaron a partir un cubrimiento periodístico con impresiones y yerros que desato una controversia debido a su falta de rigor investigativo y periodístico.

Etiquetas:   Ciudadanía   ·   Políticas Públicas   ·   Drogas

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
20426 publicaciones
5092 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora