Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Pandemia   ·   Coronavirus   ·   Periodismo   ·   Colombia   ·   Internet   ·   Crisis Económica   ·   Escritores   ·   Lectores   ·   Bitcoin



Seguridad social sin médicos y médicos sin seguridad social


Inicio > Ciudadanía
26/07/2011


1220 Visitas



Seguridad social sin médicos y médicos sin seguridad social (http://www.zonacero.info/index.php?option=com_content&view=article&id=5575:seguridad-social-sin-medicos-y-medicos-sin-seguridad-social&catid=103:columnista&Itemid=130)


Por: Ulahy Beltrán López

Ahora que el Congreso de la República ya aprobó el texto del proyecto de ley ordinaria que modifica aspectos importantes del sistema de salud colombiano, ahora que ya inclusive se concilió el texto de dicho proyecto de ley por quienes fueron designados para tal efecto tanto en el senado como en la cámara de representantes, ahora que sólo falta que se produzca la sanción presidencial para que se convierta en ley de la república y en una nueva reforma al sistema de salud colombiano, ahora es el tiempo para que tanto el legislativo como el propio gobierno nacional se ocupen de una vez por todas del grupo de personas que tienen el contacto directo con los usuarios del sistema y que con sus conocimientos, destrezas y habilidades son quienes hacen posible que las personas sean diagnosticadas y tratadas debidamente…los médicos.

Así como no puede haber reinado de belleza sin candidatas ni partido de fútbol sin jugadores, así tampoco puede haber reforma del sistema de salud exitosa sin  considerar a los médicos como actores fundamentales del proceso. Y mucho menos sin médicos satisfechos que deban hacer cumplir en la práctica lo definido en la nueva normatividad que tiene como objeto “(…) el fortalecimiento del Sistema General de Seguridad Social en Salud a través de un modelo de prestación del servicio público en salud que en el marco de la estrategia Atención Primaria en Salud permita la acción coordinada del Estado, las instituciones y la sociedad para el mejoramiento de la salud y la creación de un ambiente sano y saludable, que brinde servicios de mayor calidad, incluyente y equitativo, donde el centro y objetivo de todos los esfuerzos sean los residentes en el país (…)”.

Definitivamente es muy difícil que el modelo colombiano de prestación de servicios de salud cumpla con lo pretendido en esta nueva reforma si los médicos finalmente no reciben el trato justo que deben recibir como actores de primera línea en el complejo escenario de la atención en salud. Recuerdo aún las palabras del Presidente Santos el pasado 20 de noviembre en Barranquilla cuando al cerrar el Acuerdo para la Prosperidad del sector salud, le hizo una especial solicitud al psiquiatra Rodrigo Córdoba quien actuó como vocero de la Asociación Colombiana de Sociedades Científicas y además de la Academia Nacional de Medicina, la Federación Médica Colombiana,  Assosalud y el Colegio Médico. El primer mandatario le pidió que los médicos no se retiraran del proceso de reforma del sistema de salud que precisamente entraba por esos días en pleno furor en el congreso de la república.

Y es que lo que los médicos le reclamaron al Presidente una reforma que le garantizara “(…) el derecho a la salud de los colombianos en condiciones de integralidad (…)”, de tal modo que el modelo a aprobarse no le diera prioridad a lo financiero sino a la salud de las personas y se privilegiara la prevención de la enfermedad y la promoción de la salud por encima del enfoque curativo. Obviamente, algo que los médicos, y en general los profesionales de la salud, están reclamando desde hace mucho tiempo es un mejor modelo de remuneración por sus servicios profesionales, iniciando con modelos de contratación que les asegure su propia seguridad social, pues paradójicamente los médicos, quienes tienen la responsabilidad de atender a los pacientes dentro del sistema de seguridad social,  en muchas ocasiones deben pagar de sus ingresos su propia seguridad social, debido a los tipos de vinculación que tienen con las instituciones que manejan los recursos del sistema, pues aunque cumplen subordinación, horario de trabajo y lo hacen en el sitio que sus contratantes lo disponen, a la gran mayoría de los médicos los siguen remunerando por honorarios profesionales sin las garantías de la estabilidad que brinda una vinculación laboral formal.

Si a ese esquema de contratación flexible, se le agrega la insatisfacción acumulada por tantos años como consecuencia de los bajos salarios y honorarios como consecuencia de la falta de reajuste a las tarifas del sector salud, pues el escenario de insatisfacción de los médicos se comprende y se justifica. Nadie entiende como las empresas aseguradoras que reciben los recursos del sistema para garantizar la atención de sus afiliados (estos recursos se conocen como unidad de pago por capitación o UPC), estén reconociéndole como tarifas en pago a las IPS que les atienden a estos afiliados, tarifas que pagaba una entidad que ya se liquidó (el Instituto de los Seguros Sociales) y con 10 años de desactualización (Manual de Tarifas del ISS 2001).

Si bien este rezago tarifario histórico no se resuelve de la noche a la mañana y el legislativo tendrá que colocar como prioridad el tema de la remuneración de los médicos en su agenda de puntos importantes para el año 2011 para que pueda tener éxito la reforma aprobada por los congresistas en este cierre de año, una primera acción que podría ayudar en ese propósito es que tanto el gobierno como la Comisión de Regulación de la Salud (CRES) como ente fijador del valor que se le pagará a las EPS por cada uno de sus afiliados para garantizarle la atención integral en salud en el próximo año, fomenten la propuesta del pacto social entre actores que propuso la Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas (ACHC) y que implica que las EPS del contributivo y del subsidiado trasladen a las IPS el incremento que les reconocerá la CRES en la UPC del 2011.

De esta manera se estaría irradiando en todo el sistema de salud el incremento que autorice la CRES, debiendo las IPS a su vez trasladar dicho incremento a su recurso humano, entre ellos los médicos, y a los diferentes proveedores del sistema de salud colombiano, resultando el usuario como el principal ganador en este proceso.

De lo contrario, se estaría frente a una reforma del sistema de seguridad social en salud que seguiría contando con la insatisfacción de los médicos y no se estaría alcanzando el objetivo de fortalecer “(…) el Sistema General de Seguridad Social en Salud…para el mejoramiento de la salud y la creación de un ambiente sano y saludable, que brinde servicios de mayor calidad, incluyente y equitativo, donde el centro y objetivo de todos los esfuerzos sean los residentes en el país (…)”.

Porque es que no puede haber reforma a la seguridad social sin los médicos y no puede haber médicos sin seguridad social…

ubeltran@hotmail.comtwitter: @ulahybelpezhttps://www.facebook.com/group.php?gid=9287882468: NOTAS DE ACTUALIDAD EN EL SECTOR SALUDhttp://ulahybeltranlopez.blogspot.com/http://tu.tv/usuario/ulahybeltranhttp://paper.li/ulahybelpez/1311100896



Etiquetas:   Salud

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
20674 publicaciones
5137 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora