Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Escritores   ·   Periodismo   ·   Libros   ·   Reseña   ·   Marketing   ·   PYME   ·   Negocios   ·   Lectores   ·   Novela   ·   Estrategia de inversión



Cuba libre?


Inicio > Política Internacional
18/12/2014


1788 Visitas



¿Algún país lo es? ¿Aún la grandes potencias pueden resistir el aislamiento? ¿Puede crecer y lograr algún tipo de desarrollo un país, si no produce más de lo que consume, y a ese excedente lo exporta? ¿Si no recibe más turistas en su país, que los propios que viajan al extranjero? ¿Si no tiene reglas económicas claras, cambio de divisas, indices de inflación y tasas de interés, que le permitan potenciar todo lo anterior? 




Cuba no tenía nada de eso, por imposición de un bloqueo.

Por ley estaba bloqueada la isla desde el 7 de febrero del 62' 

Por esto se entiende el atraso, el empobrecimiento, el resultado de nivelar para abajo en lo socio económico, que deja estos años de bloqueo. Sin embargo, con sus limitaciones, con sus propios recursos, con sus saberes y talentos, lograron altos avances educativos, buenos resultados deportivos, lo demuestran muchos juegos olímpicos y un buen sistema de salud. 

Todo se sostuvo en una idea, ideología para algunos (leninista-marxista y latinoamericana, todo un invento) , que en Cuba se hizo piel luego de la Revolución y también se impuso a cualquier precio. Aún a costa de perseguir disidentes, tener presos políticos, condenas injustas y hasta violación de DD.HH, nunca reconocido y mucho menos cuestionados, por grupos de DD.HH de Latinoamerica, ni por gobiernos, que según su discurso, rescataban en su gestión los valores de socialismo en el continente.

Pero mientras que en el mundo, incluso en el país donde surgieron estas ideas, luego de 1989 con la Caída del Muro de Berlín, se dejó o al menos se atenúo el socialismo, en Cuba y en China, (en esta con la ambigüedad de ser capitalista salvaje puertas afuera), se acentuó.

Luego con el Consenso de Washington y los neo liberalismos en Sur América de los 90' los conceptos de la Revolución Cubana, se hicieron discurso en casi todos los gobiernos, en función del fracaso liberal y el resultado de empobrecimiento y desocupación.

La última década ser liberal (o lo que se entiende en la región como liberal) pasó a ser un término cuestionado. Una mala palabra.

Se confundió (intencionalmente) compromiso social de los estados, con populismo. Estado de bienestar, con dependencia de los pobres. Y asistencia a los pobres y vulnerables para su desarrollo, con mantenerlos en la pobreza. Todos los valores socialistas se distorsionaron. A aquellos "proletarios y explotados" que tantas veces citó Marx en sus libros, como los extractos más vulnerables e indefensos, de aquella sociedad europea del siglo XX, en América Latina, le agregaron algunos extractos y categorías por debajo.  Podrán tener distintas denominaciones (piqueteros, villeros, faveleros y más) pero se trata de ciudadanos, que por flagelos sociales (falta de educación, adiciones, vida delictiva y más) fueron marginados, son de dificil inserción social, son dependientes del estado, no vieron a generaciones anteriores trabajando y ni siquiera podrían ser explotados (salvo por los estados, para garantizarse un electorado rehén). 

Ni siquiera explotados pueden ser.

Se prostituyeron,  en buena parte del discurso latinoamericano, los valores socialistas.

Los grupos políticos y partidos, que realmente respetaron estos valores, nunca tuvieron la masa crítica de votos para implementar esas ideas. En la práctica, se apropiaron esas ideas, quienes terminaron beneficiando a corporaciones multinacionales, (capitalismo de amigos en algunos países) y corrupción con dinero público. Sus discursos apuntaron al Estado Benefactor, avanzaron con legislaciones sobre los derechos de propiedad, pero solo lo aplicaron a las clases medias. Bancos, grupos de poder, corporaciones, siempre fueron favorecidas en cada crisis económica, crisis producto, más de déficit fiscal interno (gastar más de lo que se recauda y desvíos en corrupción) que de crisis globales. 

Los partidos de Izquierda de LA (sobre todo de Argentina) sostuvieron los valores socialistas, buscaron la distribución y fueron por la inclusión y la equidad social, pero sin apoyo masivo de los electorados. Ganó el discurso falaz, de quienes solo tomaron las palabras, pero nunca las hicieron realidad.

Sin embrago las izquierdas (verdaderas) latinoamericanas, se quedaron en aquellas ideas de Marx  (de aquellos años)  mientras que quienes se hacían del poder con el discurso socialista, ponían en practica (al menos aquí y en Venezuela, visiblemente) la otra parte de las ideas de la revolución cubana, las ideas leninistas.

Hoy ya todo comienza a ser historia.

Historia que Cristina Kirchner, si hubiera sido una estadista, la hubiera protagonizado, pero no. No lo fue.

La presidenta tenía una buena llegada a Obama, sobre todo por temas regionales. También tenía una buena relación con los Castro y además es parte del G 20. Con todas esas condiciones, pudo haber sido ella y no Canadá y el  Papa, quien intentara el acercamiento de Cuba y EUA. Cristina pudo haber quedado en la historia, pudo haber sido la presidenta argentina, que propusiera:  el principio del fin de la Guerra Fria.

Pero no, no lo hizo.  Estaba muy ocupada en su discurso populista, sometiendo y manteniendo a los pobres en la pobreza y beneficiando a capitalistas amigos y corporaciones con sus leyes.

Hoy todo comienza a ser historia.

La presidenta recorrerá con más pena que gloria el último año de su gobierno y difícilmente se la recuerde bien. Por que aunque no le exploten a ella las bombas económicas que va dejando, si logra sobrevivir su modelo,  a todas las devaluaciones que se vienen (Rusia, China, Brasil) a la caída del petróleo y los comodities, va a dejar a la economía tan endeudada y con tanto déficit, que nadie podrá culpar al que recién llegó al poder.

Las izquierdas, después de lo que decidieron los Hermanos Castro, deberán comenzar a ver los libros de Marx, Trotsky y todo el socialismo, como libros de historia. Empezar a mirar a nuevos pensadores de lo económico y social. Entender que si bien no va más, que en el mundo, un 1 por ciento tenga el 90 por ciento de las riquezas, el estado omnipotente no cambió y no va a cambiar esa ecuación. Los estados grandes, no solo son incontrolables, corruptos e injustos, si no que retrasan el crecimiento. El presente y el futuro nos empiezan a demostrar, que la opción es el trabajo cooperativo, la división nacional de ese trabajo, las corporaciones en las grandes obras, emprendimientos y explotaciones, pero con provisión de pymes y en el comercio, la producción, sobre todo en el mercado local, un lugar de privilegio a las pymes.

La verdadera justicia social, inclusión y crecimiento, no lo van a lograr, ni el trabajo en corporaciones privadas, ni en corporaciones estatales, ambas crean castas dominantes, injusticias y corrupción. La real distribución de la renta,  se logra con trabajo cooperativo, asociación de productores y emprendedores, micro empresas y pymes. En suma, es una contradicción, exigir, reclamar, puestos laborales en corporaciones, como hace la Izquierda argentina (Karft, Mondelez, Lear) cuando esas corporaciones son las que atentan contra la re distribución de la riqueza, por que hacen el trabajo de ciento de pymes. (hay que verlo)

El paradigma de la izquierda (por la gente) debe cambiar.

Obama y Los Castro, tiraron una bola de nieve a rodar. En poco tiempo nada va a ser como era. La Isla según consultoras podría recibir, si los Republicanos aprueban la derogación del bloqueo, no menos de UDS 5000 millones en el primer año. Los cubanos podrían cambiar mucho su calidad de vida, su acceso a la tecnología y con eso su mirada del mundo. Mas de medio siglo de aislamiento seguro fue triste y negativo, pero es posible que en los cubanos, también haya dejado una visión más social de lo económico y eso quizá vaya a ser, el rasgo más positivo de la revolución. Difícil que se imponga en Cuba un capitalismo salvaje. Habrá que ver.

La Izquierda (verdadera) deberá cambiar su mirada, sus ideas y su discurso. Y si no se debate ideología en esta nota, es justamente,  por que la decisión de los Castro fue absolutamente pragmática. Los encendidos discursos revolucionarios, que tantos farsantes usaron en latinoamerica, no están presentes en esta decisión. Algunos dicen que esta etapa cubana, no es más que un intento de los Castro por seguir perpetuándose en el poder. Otros, críticos de Obama dicen, que ya no le quedaba nada más, para no ser "pato rengo" y no tener ningún protagonismo los próximos dos años (le quedaba hacer una guerra a Rusia, pero no lo va a hacer) Todo eso puede ser parte de la realidad, pero lo cierto, es que la vida de los cubanos va a cambiar y con eso, todos los demás también deberán cambiar.

La revolución ya es historia.



Etiquetas:   Cristina Fernandez de Kirchner   ·   Barack Obama   ·   Estados Unidos   ·   Papa Francisco   ·   Cuba   ·   Bloqueo Económico   ·   Raúl Castro

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18318 publicaciones
4649 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora