Edición   |  Quienes somos    Contáctanos    Regístrate    Cómo publicar en Reeditor
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Escritores   ·   Lectores   ·   Reseña   ·   Libros   ·   Entrevista   ·   Cultura   ·   Libertad de Pensamiento   ·   Espiritualidad   ·   Paz


Por qué lo que ocurre en Ayotzinapa no es esnob o moda


Inicio > Política Nacional
27/11/2014


679 Visitas



Una de las actitudes latentes ante la situación de Ayotzinapa es verla como una moda, un actitud snob o bien, que tiene fines políticos, esto hace surgir diversos cuestionamientos como el de: ¿y por qué no hablar de las miles de muertes que hay en otros estados de la republica mexicana?


 

Muy probablemente, si se empezara a hablar v.g. de los feminicidios en el Estado de México, alguien podría argumentar ¿y que hay de la violencia hacia los hombres?, y fácilmente podría catalogar la movilización social contra la matanza de mujeres como un tema “electorero” o snob, tal como sucede actualmente en el caso de Ayotzinapa. Así, si alguien se indignara y “conmoviera” por personas desaparecidas en alguna entidad particular del país, de igual manera cabría el cuestionamiento de ¿y que hay de las narcofosas en el Estado de… x? Repitiéndose este mismo patrón interminablemente, pues México vive actualmente en un entorno de violencia narco-política.

 

Los 43 desaparecidos es un hecho indignante, tal como es el caso Atenco, la campaña televisiva para imponer a EPN, todas las muertes, desapariciones, reformas estructurales que obedecen a fines empresariales y tecnócratas, que ocurren en el país, así como la corrupción, etcétera. Es por ello, que dudo mucho que si se entrevistara a alguien del movimiento diría algo como: “sólo me importan los 43, y nadie más, y después de encontrarlos vivos el país seguirá su hermoso rumbo y todos nos tomaremos de las manos y cantaremos felices”, pues los 43 más bien es el hecho que se potencializó a raíz de un conjunto de acciones que ya son intolerantes para gran parte de la población mexicana, y que si hay más movilización, obedece también a una controversia (controversia lo uso desde la postura de Bruno Latour) mediática  por medio de las redes sociales virtuales, caso que no ha ocurrido en otras situaciones por diversas razones, desde la manipulación de la información, hasta con estrategias mediáticas que buscan ser distractores sociales (v.g. la Casa Blanca de la primera dama). Todo este enramado tema podría ser analizado desde la teoría del actor-red y entender por que un acto se potencializa más que otro, -esta teoría es del antropólogo y sociólogo Bruno Latour-, lo cual no haré por que implicaría un speech más complejo, pero que hago referencia, pues la discusión ahora no debe ser ¿por que Ayotzinapa se potencializó y Atenco u otros no?, sino más bien que puede surgir y adonde nos puede llevar la presente movilización.

 

Por tanto, los 43 normalistas desaparecidos [asesinados] no es más importante que cualquier otro asesinato en México, ningún hecho violento puede ser más importante que otro, pero si ese acontecimiento sirve para la movilización, indignación y desnudar las atrocidades del gobierno, considero que tiene importancia y no debe desacreditarse con títulos como: esnob o moda, más bien debe ser observado como un avatar de la indignación social, pues pudo ser Ayotzinapa, Atenco, lo que sea… ese no es el punto. Esta noticia potencializa la indignación de un país que ya esta ¡harto! Por tanto, un argumento de “oportunismo y snobismo” puede usarse para deslegitimar un acción social válida, lo cual veo con gran peligro y una amenaza a las subjetividades, y que esto ya se vivió con el movimiento 132, sí, esos que fueron considerados como “juniors” que sólo buscaban lanzar su carrera política, o bien, los “agresivos y violentos” campesinos del caso Atenco (caso que tomo revuelo, pero no se potencializo como esta vez). Y aclaro, siempre va ver quien quiera sacar provecho de esto, de eso no tengo duda, pero observo el hecho de los 43 como un “Ya basta de todo”, de hecho los 43 toma tanta fuerza precisamente por una indignación guardada por otros actos indignos.

 

Así considero, que un movimiento surge como una llamarada, y el desenlace más adecuado, sería sumar a la protesta, todas las movilizaciones que denuncian y estén en contra del Estado y su operatividad actual, es decir, reforzar este grito, como un efecto en cadena que se realimenta de los diferentes “gritos” que señalan los actos que repudiamos. Esta opinión la sustento con la siguiente cita de F. Capra:  

 



  • …el feminismo es una de las principales fuerzas de nuestra transformación cultural — especialmente en los Estados Unidos y en Europa— es probable que el movimiento feminista esté destinado a desempeñar el papel central en la fusión de varios movimientos sociales. de hecho, podría convertirse en el catalizador que permitiese la fusión de estos movimientos en la década de los ochenta. hoy muchos de estos movimientos siguen actuando por separado, sin reconocer los puntos en común de todos sus objetivos, si bien es cierto que recientemente se han comenzado a formar varias coaliciones muy significativas. no puede sorprender que las mujeres estén desempeñando el importante papel de enlace entre los grupos ambientalistas, los grupos de consumidores, los movimientos de liberación étnica y las organizaciones feministas” F. Capra, El Punto Crucial, 1982. pp.229




Ahora intercambiemos feminismo por jóvenes, estudiantes, 132, Ayotzinapa, Atenco… lo que menos importa es el nombre, sino el fin. Por tanto, yo recomiendo observar la evolución del movimiento, participar y aportar para reforzar el corpus discursivo de éste, y no sólo para decir, “es snob así que lo deslegitimo y lo descarto”. Pues hay que aportar con una visión complementaria al discurso y a la praxis misma, pues cualquiera puede desacreditar los movimientos en Facebook. Es decir, lo que propongo es fomentar un ejercicio dialógico en el sentido de Edgar Morin.



Recomendación: “no sólo es Ayotzinapa” se menciona en la siguiente grabación, yo coincido en muchos sentidos con el siguiente audio y reitero, Ayotzinapa no tendría este impacto, si no estuviéramos ¡hartos!.

 



https://www.facebook.com/video.php?v=10205591528013274



Etiquetas:   Política   ·   Antropología   ·   Ayotzinapa
Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario








Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
15450 publicaciones
4058 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora