Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Ética   ·   Filosofía   ·   Poesía   ·   Medio Ambiente   ·   Filosofía Social   ·   Solidaridad   ·   Cultura   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Escritores



Importancia del Docente dentro de la Institución Educativa como Factor de Cambio. Parte 2/4


Inicio > Pedagogía
18/07/2011

1182 Visitas



1.2. El proceso de investigación científica


 

El proceso de investigación científica debe interpretarse como los pasos a seguir por el investigador para poder llegar a su meta.

 

Aquí resulta aplicable la siguiente definición:

 

“La metodología es precisamente un conjunto de métodos que tienen por función adaptar los preceptos teóricos a la producción de los datos. (Sautu R. , 2005)

 

1.- ¿Qué ventajas y desventajas tiene un enfoque de investigación sobre otro?

 

Se debe partir por indicar que los métodos aceptados son dos: el cualitativo y el cuantitativo. La clasificación la encontramos, entre otros, en la cita que Pita Fernández, S.,  Pértegas Díaz, S., autores del texto Investigación Cualitativa y Cuantitativa realizan cuando mencionan a Abdella en los siguientes términos:

 

“La investigación cuantitativa es aquella en la que se recogen y analizan datos cuantitativos sobre variables.  La investigación cualitativa evita la cuantificación.  Los investigadores cualitativos hacen registros narrativos de los fenómenos que son estudiados mediante técnicas como la observación participante y las entrevistas no estructuradas. (Fernández & Díaz, 2002)

 

En base a lo anterior se realiza como constructo la idea que más que estar interesados en cantidades, interesa la calidad de lo investigado.

 

La ventaja existente en el método cualitativo resulta ser en que permite identificar la calidad de lo investigado, más que la cantidad de los factores a estudiar.

 

De hecho, lo que ha interesado al autor del presente esfuerzo es ubicar la calidad de la participación del docente como factor de cambio en la Institución Educativa, pues no es en base a cantidades que se logra ser tomado en consideración, más bien, por la calidad de las propuestas.

 

Las diferencias aparecen en el siguiente cuadro:

 

Tabla 1.1

 

ENFOQUE CUANTITATIVO ENFOQUE CUALITATIVO

 

Investigación centrada en la descripción y explicación La investigación centrada en la comprensión e interpretación.

 

Estudios bien definidos, estrechos. Estudios tanto estrechos como totales (perspectiva holística)

 

No obstante, está dirigida por teorías e hipótesis expresadas explícitamente. La atención de los investigadores está menos localizada y se permite fluctuar más ampliamente.

 

La investigación se concentra en la generalización y en la abstracción Los investigadores se concentran en generalizaciones específicas y concretas (teoría local) pero también en ensayos y pruebas.

 

Los investigadores buscan obtener una clara distinción entre hechos y valores objetivos. La distinción entre hechos y juicios de valor es menos clara; se busca más el reconocimiento de la subjetividad.

 

Los investigadores se esfuerzan por usar un acercamiento consistentemente racional, verbal y lógico a su objeto de estudio. El entendimiento previo que, a menudo, no puede ser articulado en palabras o no es enteramente consciente

 

Son centrales las técnicas estadísticas y matemáticas para el procesamiento cuantitativo de datos. Los datos son principalmente no cuantitativos.

 

Los investigadores están desconectados, esto es, mantienen una distancia entre ellos y el objeto de estudio; desempeñan el papel de observador externo. Tanto distancia como compromiso; los investigadores son actores que también experimentan en su interior lo que están estudiando.

 

Distinción entre ciencia y experiencia personal. Los investigadores aceptan la influencia tanto de la ciencia como de la experiencia personal; utilizan su personalidad como un instrumento.

 

Los investigadores tratan de ser emocionalmente neutrales y establecen una clara distinción entre razón y sentimiento. Los investigadores permiten tanto los sentimientos como la razón para gobernar sus acciones.

 

Los investigadores descubren un objeto de estudio externo a sí mismos Los investigadores crean parcialmente lo que estudian, por ejemplo el significado de un proceso o documento.



(Nota: El cuadro no se copia, por lo que se ha marcado en cursivas lo que corresponde a las cursivas del título. J.M.G.P.)

 

(Aravena, Kimelman, & Micheli, 2006)

 

2.- ¿Cómo se construye un proyecto de investigación, con base en la elección de cada enfoque de investigación?

 

Ya elegido el enfoque cualitativo sobre el cuantitativo, para poder construir un proyecto de investigación se debe seguir lo que maneja.

 

“Las recomendaciones más relevantes vinculadas a la redacción de los objetivos de investigación son: tener en claro la diferencia entre el tema de investigación y los objetivos; expresar apropiadamente nuestra propuesta analítica; incluir sólo conceptos definidos en el marco teórico; especificar la dimensión espacio-temporal de los objetivos de investigación; redactar objetivos específicos, incluidos el objetivo general; y finalmente, no confundir los objetivos específicos con los pasos necesarios para llevar adelante una investigación. (Sautu R. , 2005)

 

Siguiendo lo que ha quedado marcado, se podrá construir un proyecto de investigación con todo el rigor metodológico que permita arribar a conclusiones ciertas.

 

 

Capítulo 2. Introducción

 

En la materia “Actualización disciplinaria” que forma parte de la carga curricular de la Maestría en Educación Basada en Competencias, en la Universidad del Valle de México, aparece como elemento a considerar para obtener calificación, elaborar un trabajo de investigación.

 

Se ha elegido dentro del enfoque “La evolución de la investigación educativa en México”, el tema Importancia del Docente dentro de la Institución Educativa como factor de cambio.

 

Para el autor del trabajo, la importancia del docente dentro de la institución educativa como factor de cambio va mucho más allá de sólo lo relativo a impartir la clase.

 

El docente debe tener certeza en lo que está haciendo, en decir, en su trabajo y funciones, no estar a expensas de lo que el directivo o funcionario de la institución quiere que conozca. Es increíble que en pleno siglo XXI, cuando la transparencia empieza a tomar carta de naturalización en los gobiernos y más aún, en las empresas privadas, algunas universidades e instituciones pretendan ocultar al docente, negándole, copia de su contrato individual de trabajo; de su recibo de salario, de su horario de labores, de las fechas de pago y otras situaciones que la Ley Federal del Trabajo prevé a la perfección pero que pareciera no tienen aplicación en algunas instituciones educativas.

 

Hace unos cuantos días, una maestra, con más de doce años de servicios para el mismo patrón, institución educativa privada, acudió al despacho a solicitar asesoría pues de ser docente, quisieron obligarla a vender seguros y lavar las instalaciones de la empresa. No lo aceptó.

 

Se le hizo ver la seriedad de lo que estaba solicitando y ella insistió: no quería volver a un trabajo donde la obligaran a vender seguros cuando su oficio y para lo que está preparada y sabe hacer, es educar niños con valores, con dignidad y con congruencia entre el hacer y el decir.

 

Si a ella, la maestra, la que ven altiva y siempre dispuesta, un día la ven vendiendo seguros, profesión nada despreciable pero ajena a la de docente, en ese momento la imagen de la maestra habría de derrumbarse ante los alumnos.

 

Y se presentó la demanda rescindiendo la relación laboral por cambio en las condiciones de trabajo. Se espera la resolución sea favorable. Va en juego la dignidad, los valores que predica, su orgullo y todo lo que el dinero y los directivos, no pueden comprar.

 

Cierto, el docente ha de colaborar en la institución, se está de acuerdo. Cierto, pueden ayudar a vender seguros y a limpiar la bodega, también existe coincidencia. Claro, el día que los afanadores firmen los cheques y que los de seguridad asignen las clases. Antes, no.

 

Ve el docente cómo la institución se va por el despeñadero por las órdenes mal dadas pero es tanto el falso orgullo y la soberbia de los directivos, que prefieren verla quebrar antes que admitir un consejo del que está viendo todos los días el problema y su posible solución.

 

 

2.1. Planteamiento del problema

 

La importancia del docente la encontramos en las palabras de Latapí, cuando dice:

 

“…afirmo que la educación no ha sido objeto de la energía de los gobiernos federales para transformarla a fondo. En un mundo globalizado y altamente competitivo en el que hay que correr para continuar en el mismo sitio, nuestros retrasos educativos son la raíz de nuestros retrocesos económicos (Latapí Sarre, Pablo, 2008)”.

 

El autor se refiere a recuperar la esperanza. Plantea un escenario fatal, en el que como émulo de pitonisa declara que los retrasos educativos son la raíz y origen de nuestros retrasos económicos.

 

El docente, en cuanto tenga resueltos sus problemas existenciales, podrá aportar mucho más a la educación. En México y en gran parte del mundo, el docente es sólo un obrero más en la industria de la educación, que gana y bastante de lo que producen sus trabajadores, regateándoles el crédito por sus esfuerzos. El día que el docente gane como el profesionista que realmente lo es, podrían cambiar muchas cosas.

 

Es para reflexionar y en gran medida, el hecho de que las directrices en políticas educativas en México y en la mayoría de los países en desarrollo obedezcan los dictados de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, OCDE por sus siglas, pues ha sido la que ha impulsado que la escuela sea formadora de competencias en los alumnos, ya no de pensamiento.

 

En efecto, de manera secular la escuela y por consecuencia lógica, las universidades, pugnaron por crear pensamiento, es decir, seres con capacidad de enfrentarse a un problema desconocido y afrontarlo, con un bagaje cultural tan amplio como una universidad y la vida pueden proporcionarlo, para que el estudioso pudiese llegar a feliz término con el problema a resolver.

 

Sin embargo, las empresas mercantiles necesitan poco a quien piensa y sí, por el contrario, necesitan mucho a quien pueda hacer lo que ellos necesitan. Requieren de personal competente para apretar un tornillo, para abrir una puerta, para cerrar una válvula y así, han pugnado por una especialización educativa sin más límites que la disposición de los directivos universitarios a obsequiar las peticiones de los empresarios.

 

Nacen así carreras que, más que profesionales, parecen de técnicos superiores. En realidad, es lo que son. Especialistas técnicos en algo, pero sin sustento filosófico, que es la ciencia que lleva a conocer la razón del por qué de las cosas.

 

En esa búsqueda de personal competente, ha habido voces muy autorizadas con afirmaciones como la que hoy se reproduce:

 

“La última “modernización” educativa es el producto de las políticas del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial: Competitividad y productividad son exigencias tanto para el sector productivo como para el sector educativo. Todo ello tiene que ver, a su vez, con la calidad de recursos humanos y los sistemas sociales que se integran a la producción. (Toral, 2008)

 

Siguiendo a Toral, en efecto, las exigencias del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial aparecen en lo que la OCDE solicita a sus países miembros en cuanto a políticas educativas. No filosofía, eliminar las materias de “relleno” como la lógica, etimologías, ética, civismo y cosas así que en la planta productiva no son necesarias. Que el obrero sepa apretar las tuercas necesarias y punto. Que sea competente, no que piense. Esa es la gran diferencia.

 

 

2.2. Objetivos

 

Al momento de indagar en la importancia del docente como factor de cambio dentro de las instituciones educativas, aparecen voces que han contemplado ese fenómeno, como puede advertirse de las siguientes citas:

 

“Sin embargo, la insistencia de los positivistas en la preponderancia de lo fáctico como único criterio válido de delimitación y “cuantificación” de la realidad, ha sido reiteradamente cuestionada como precondición científica fundamental (Cobos Sanchíz, David, 2007)”.

 

El positivismo como ciencia que sólo confía en lo que tiene a la vista, en manejo de lo que los sentidos pueden valorar, ha resultado ser, a la larga, una fuente de desilusiones para el investigador pues, no sólo lo que es tangible y mesurable, es válido para ser tomado en consideración.

 

Que no lo tengamos en nuestro catálogo de situaciones válidas, no implica que un hecho o una situación no pueda, en un momento determinado, ser el detonante que se había buscado.

 

Para poder analizar el tema, se deben plantear las siguientes preguntas: a) ¿El docente es parte integral de la institución educativa o es sólo un empleado más? b) ¿La opinión del docente debe ser escuchada y atendida por los niveles directivos y gerenciales de la institución educativa? c) ¿El docente debe ser consultado para la elaboración de los planes de estudio? d) ¿La institución educativa debe respaldar las decisiones disciplinarias de los docentes o debe soslayarlas?

 

Al lograr las respuestas, habremos dado un paso muy importante para atender nuestra propia realidad de actualización disciplinaria.

 

Ahora, que ya se sabe que el docente debe ser parte de la Escuela, entendiendo por escuela a la suma de los factores que inciden en el proceso de transferencia de conocimientos, se debe indicar cuáles son, a juicio del autor de este trabajo, los fallos que existen para permitir una mayor intervención del docente en la vida interna de las escuelas, pues a la fecha, sólo representa el aplicador de las políticas, sin poder intervenir en el desarrollo de las mismas.

 

Tratar de establecer metas medibles, en este México tan acostumbrado a la rapacidad de sus funcionarios, podría convertirse en el talón de Aquiles del autor del presente esfuerzo, si se toma en consideración que cosas distintas son comparecer de manera formal ante un grupo de legisladores, como atender una solicitud para pretender incrementar los conocimientos y preparación del docente.

 

De manera secular, las instituciones educativas han pretendido que el docente sea quien cargue con el peso de su propia actualización disciplinar, olvidando que como cualquier otro empleado, ha de recibir del patrón, conforme a la obligación constitucional, capacitación y adiestramiento, premisas por los que la propia OCDE ha pugnado a nivel internacional.

 

El docente ha de poder acceder a campos de investigación así como a capacitación constante, para poder desempeñar su función primera: impartir cátedra. Docencia e investigación son las dos líneas en que ha de actuar el docente.

 

“A pesar de las lógicas, los procedimientos y los recursos utilizados en cada campo disciplinario la docencia y la investigación mantienen principios propios. En el caso de la docencia imperan los principios pedagógicos: la enseñanza y el aprendizaje de conocimientos (Wittrock, 1988). La investigación por su parte mantiene, en cualquiera de las disciplinas en que se sitúe, aquel viejo anhelo señalado por Weber: la generación de conocimiento nuevo, aun cuando el conocimiento envejezca con extrema rapidez (Weber, 1979).Citados por: (Rodríguez J., Raúl , 1999)

 

Es evidente que la docencia y la investigación, si bien son los pilares fundamentales de las instituciones educativas, tienen entre sí grandes diferencias.

 

Mientras el docente trata y busca la forma de transmitir su saber y su conocimiento al educando, el investigador va en pos del conocimiento, esa forma que permite alcanzar nuevas metas en la vida. 





Continúa en http://bit.ly/n1rtrR







Etiquetas:   Educación

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18874 publicaciones
4749 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora