Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Escritores   ·   Libros   ·   Reseña   ·   PYME   ·   Negocios   ·   Marketing   ·   Lectores   ·   Novela   ·   Estrategia de inversión



De Too Much a Me too


Inicio > Política Nacional
08/11/2014


1309 Visitas



En una misma semana, Obama perdió el control del Senado en USA, aquí se perdió el control de las inundaciones, Cristina no dejó de controlar a sus funcionarios con su celular mientras se recupera, se aprobó la Ley de Hidrocarburos, se debate la de Telecomunicaciones y se va a tratar y aprobar a toda velocidad, la Ley de Herbicidas (paso previo a la Ley de Semillas)




Mal final para Obama, aquí gran actividad, enormes cambios, viejos e injustos problemas con el agua, nuevas reglas de juego, pocos beneficios concretos para la sociedad y también, mal final para Cristina, aunque todavía muchos no lo acepten.

Obama con siete bancas menos en el Senado en manos de la derecha (allá hay una derecha real y sin discurso populista) ya no podrá completar su plan. Seguramente no cubrió todas las expectativas que se tenían de él. Quizá también fueron demasiadas: el primer negro, demócrata, con compromiso social, hasta se podría decir progresista para lo que es USA, se esperaba mucho. Sin embargo hizo bastante, cambió varios aspectos demandados por buena parte de la sociedad americana menos favorecida, pero otros cambios, leyes importantes como la de migración y completar el plan de salud, quedaron inconclusas y los Republicanos, ya no van a permitir que se terminen. El mensaje opositor fue claro, repetitivo, contundente y sobre todo apabullante. Más de UDS 4000 millones se gastaron en campaña electoral, tan solo unos 40 millones votaron y ese dinero se usó de un modo brutal, para mostrar a Obama como un fracasado. Hoy sin duda lo es, perdió el control legislativo y los próximos dos años, sus últimos dos serán complejos. 

Lo bueno de la democracia norteamericana, fuera del voto voluntario y del bipartidismo, que aveces es bueno y otras no lo parece tanto (esta vez por ejemplo) es que cuando se llega a Presidente finaliza a la vez la carrera política y ya no puede volver a presentarse para otro cargo. ( ni para tener fueros) 

Obama con esta dura derrota anticipó ese final, ya que si no fuera un brillante negociador con la oposición de derecha republicana, sería un presidente, con muy poco poder, casi una figura institucional, no mucho más.

Muy distinta la situación de Cristina, que está terminando su mandato con mayoría en ambas cámaras, y aprobando todo cuanto se propone. 

Y en lo que se propone, que muchos hace tiempo, algunos desde el comienzo del kirchnerismo lo advertimos, va trazando un recorrido, una posición, y hasta un sesgo ideológico  (negado) que contradice su discurso. 

Sus diputados y aliados que le permiten llegar de 134 a 131 votos positivos, según las leyes, hacen los discursos de siempre: nacionales, populares, épicos, casi patrióticos y con gran desprecio por la oposición. Pero sus palabras no pueden tapar lo que están votando. Tienen obediencia extrema, no dan lugar a cambios, votan de un modo casi automático, sin pensarlo. En la intimidad legislativa (o personal) deben evaluar lo que hacen, pero en el recinto, son uno, un bloque, sólido, ciego sordo, que presiona el botón verde o levanta la mano. 

Varias partes del articulado de la Ley de Hidrocarburos: la legitimación de "Clausulas Reservadas entre privados" (como el contrato secreto de YPF con Chevron) y el tope de regalías, que no existía ni en los 90', pero menos aún, luego de la ley que por la Constitución del 94' le dio la potestad de los recursos a las provincias, indignó hasta al menemista Dromi (hay que indignar a un menemista) que con el kirchnerismo, hace de asesor del tema energía y petróleo. 

Pero no fue el único indignado, otro menemista, hoy kirchnerista, aunque por su actitud, ya está mostrando un cambio de época (o de partido) fue Pichetto, el jefe del bloque del FPV en el Senado. El rionegrino no pudo dejar de  remarcar el carácter "colonialista de la española Telefónica"  y pidió que en el articulado de la Ley de Telecomunicaciones se fije "un resguardo a los cable operadores del interior y pymes y no le permitan a Telefónica que nunca puso un peso, llevarse la gran ganancia" Para ser la voz del Kirchnerismo en el senado, no digo que se indignó como Dromi, pero cuestionó las inocultables ventajas, que el Poder Ejecutivo le da con esta ley a Telefónica. Y digo Telefónica, porque decir "las telefónicas" sería sostener la falacia, que esa si, ni el propio Pichetto enojado (y en fuga del kirchenrismo) se atrevió a marcar. 

Pocos ignoran a esta altura, que TI (Telecom Italia) fue comprado su paquete accionario   por Telefónica de España, que aquí la Ley de la Competencia hacía incompatible que de Telecom Argentina y Telefónica de Argentina, sea dueño un mismo grupo, qué además por aquellos años Magnetto quería Telecom AR, Néstor se lo negó y terminó Werthein (figurando) con el 51 por ciento de las acciones, lo que acabó con la incompatibilidad. Si el empresario K (él niega que sea empresario K) es el dueño de ese porcentaje y nada menos que asociado a TI y  Telefónica, no lo sabemos, pero ahí está y por ese motivo, más allá de nombres, las dos marcas que operan en el país (Telefónica, Telecom, Movistar y Personal) pertenecen a un mismo grupo económico. (solo queda afuera Claro de Slims)

En medio de estas visibles ventajas que tienen las marcas telefónicas, (aunque el 75 por ciento sea un mismo grupo empresario), Telefónica de España 100 por ciento extranjera es dueña de TELEFE (aunque tampoco lo acepta) y con esta ley, no solo va a poder serlo, en contradicción con lo que dice la Ley de Medios (y hasta Cristina lo dijo) sino que podrá transportar contenidos de TV, algo que la ley y el gobierno, habían asegurado (a sus aliados de Izquierda) que no iba a suceder. Pero la "opereta" (palabra que detesto, creada por el kirchnerismo para subestimar hechos y a la oposición) del gobierno y sus comunicadores, para despegarse de esto, que no es nada más que una brutal violación de la Ley de Medios, faltar a la palabra (algo común para el gobierno) y favorecer arteramente a una multinacional; es decir que "Las telefónicas se quejan de que se quite la tarifa de larga distancia y se fijen valores" Una verdadera pavada, un discurso para idiotas, si solo se tiene en cuenta, que por un lado no se declara "Servicio Público a la Telefonía Móvil" (como si se hace con la conectividad de Internet) no se exige el 4 G y se le permite legalmente llegar a todo el país (cuando la Ley de Medios permite a un 35 por ciento) con contenidos de TV Cable. Aunque el títular de Telefónica despotrique contra el gobierno, aunque Capitanich le conteste y toda la comunicación K ataque a Telefónica y diga que "le van a fijar tarifas y sacar la larga distancia", por favor no sean bobos, no les crean, es teatro. 

Esta ley, además de indignar (un poco) a Picheto, para la multinacional, es una entrega mucho más importante que la que le dio el menemismo en los 90', con un mercado cautivo de teléfonos dividiendo en dos al país. En esta oportunidad el Kirchnerismo, le da todo el mercado a un mismo grupo (aunque no lo reconozca y vea marcas), legaliza su propiedad de un canal de TV y  le permite llegar con TV por cable e Internet al 100 por ciento del territorio. Too Much.

Del Too Much nos vamos al Me too que esta semana también surgió en la Justicia de USA y que nos llevó la negociación de deuda con Buitre, Holdouts y otras especies que tienen Bonos en default y sentencia a favor, de UDS 1300 millones a más de UDS6500 millones y subiendo. Cada vez son más los "yo también" que adhieren al fallo de Griesa y que complican más, ya no pagar, (por que no hay liquidez para eso) si no negociar los pagos, caída la Cláusula RUFO.

En medio de esto, el escenario financiero local, a simple vista se tranquiliza, lo cual no es lo mismo a decir que está bien. En lo no visible, la gestión Vanoli encontró una salida a poder colocar dólar no oficial, desde el mismísimo BCRA. Parece contradictorio pero es así. El dólar blue, ilegal, tan ilegal su cotización, como el precio de la cocaina (según Vanoli) paró de subir y comenzó a caer, además de por los controles a un par de grandes financistas, por obra y gracia del  "dollar linked". Es más complejo explicarlo bien, pero lo simplifico, esos papeles que hoy se venden y que los ahorristas prefieren por sobre el blue, permite comprar hoy una suma de dólares  que se va a actualizar con el valor del dólar y que además va a pagar un 3 por ciento de intereses. Se supone que gane quien gane en 2015, va a fijar una cotización oficial por arriba del oficial, cerca del blue y entremedio de los otros (va a devaluar) borrar la brecha y abrir el cepo (Cepo que la Corte Suprema legitimó esta semana con un fallo) por lo tanto comprar ese papel en dólares, no solo conserva el valor en esa moneda, si no que además paga intereses, un cheque en blanco, que deberá pagar el próximo gobierno.

Los Kirchnerista (tontos) se alegran con esta salida que paró al blue, como si fuera una solución de fondo.

Por esto, es comprensible que Cristina se enferme. Y lo digo con conocimiento del tema, por haber consultado fuentes médicas expertas en su dolencia. Importantes profesionales del Hospital de Gastroenterologia, en función del diagnostico y partes médicos que son públicos me dijeron: "que la dolencia y lesiones que tiene la Presidenta, se dan por una combinación de alimentación, malos hábitos y nivel de estres" Luego de esta afirmación, les repregunté en el caso de la Presidenta, que es lo que más influyó a su criterio, entonces por el conocimiento público que se tiene de ella, dedujeron:

"La presidenta difícilmente se alimente mal, está en buena forma, no fuma, no debe consumir mucho café, ni grasas saturadas, ni alimentos con demasiados químicos perjudiciales (comida chatarra, harinas y otros alimentos económicos)... tampoco se conoce que tenga el hábito de bebidas con alcohol a diario, por lo tanto debemos pensar, que más allá de predisposición o algún medicamento crónico que perjudique esa área, que sus médicos lo hubieran advertido, su problema es en gran medida, producto  del estres"  

Sin duda que el escenario que debe enfrentar Cristina a diario, a cualquiera le produciría estres.

Sin embargo este escenario, no fue producto de crisis externas, ni de una oposición, como le va a pasar a Obama ahora, que condicionó su gestión.

Todo lo bueno y lo malo que tiene este escenario de final de gestión, la propia gestión de Cristina lo produjo.

Tuvo mayorías parlamentarias, legislativas, de gobernadores, de intendentes y hasta de medios, aunque no sean los más vistos.

¿Será por esto del estres, para justamente no estresarse, que cada vez que le sucede algo dramático a la sociedad, no aparece? 

No estuvo en Once, Castelar, La Plata, los saqueos, y ahora otra vez con las inundaciones.

Sin embargo, para beneficiar a corporaciones, no se estresa.

Se viene la Ley de Herbicidas, la Ley de Semillas, Monsanto y todo el lobby, que no solo tiene en el gobierno, sino en la oposición y los medios, ni Clarín se salva de esto ¿No me creen? Escuchen a Longobardi en Radio Mitre  (link al audio) 

Too Much, aunque la Sociedad diga Me too.







Etiquetas:   Economía   ·   Cristina Fernandez de Kirchner   ·   Barack Obama   ·   Deuda Pública   ·   Fondos Buitres

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18317 publicaciones
4649 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora