Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Cristina Fernandez de Kirchner   ·   Inflación   ·   Crisis Económica   ·   Mauricio Macri   ·   Devaluación   ·   Emigración   ·   Utopias   ·   Valores   ·   Sociedad   ·   Política



Política y fútbol...


Inicio > Política Nacional
06/05/2014

692 Visitas



A la velocidad del rayo los Diputados Federales y Senadores aprobaron “las reformas estructurales” que según ellos requería el país, vaya, parecían impulsados por un poderoso cohete propulsando por  el vapor que genera el billete verde cuando se quema en el infierno legislativo.


Decían los miembros de nuestro ilustre Congreso que las reformas no podían esperar más y al aprobarlas pronto, muy pronto, tendríamos gasolina barata, electricidad a un costo muy bajo y por si ello fuera poco, muchos empleos, igualmente más seguridad, una educación de primer mundo, y la cereza del pastel sería vivir como en algunos países de Europa, con una democracia que se envidiaría hasta por el mismo inventor de la palabra.

Se nos dibujo un mundo color de rosa, con mexicanos que salíamos de la pobreza al ritmo que se aprobaban las reformas estructurales, es decir, de la noche a la mañana, que además tendríamos la oportunidad de reelegir a los buenos gobernantes para seguir conservando ese mundo perfecto.

Hoy, con la mezquindad que solo Diputados, Senadores, y el gobierno de la República pueden mostrar sin pudor alguno, nos enteramos que era un mal chiste todo lo que nos dijeron, que cada partido representado en el Congreso de la Unión va por su tajada en el pastel, que les interesa más conservar sus pastas (ellos le llaman parcelas de poder pero en realidad no siembran más que discordias) que el pueblo, y desde luego, que el billete y el poder les llegue así sea reprimiendo aspiraciones legitimas de la gente, manteniendo en la pobreza, y a veces en la pobreza extrema, a medio país.

Hoy Diputados y Senadores nos han salido con el viejo cuento de que están negociando las leyes secundarías, que no se han podido poner de acuerdo en el camino que nos llevaría al país que antes dibujaban, lo que simple y llanamente significa que no saben ni que chingaos aprobaron y mucho menos que quieren, y perdone la palabra pero no merecen un calificativo más suave.

La historia del poder legislativo quizá nos ilustre un poco más sobre lo que son, siempre amarrados a los deseos y a veces caprichos del Presidente en turno, siempre amarrados a los bonos de salida, siempre supeditados a las negociaciones en los cabildeos que se hacen por los dueños del dinero para aprobar o rechazar leyes, y siempre amarrados a las coordinaciones parlamentarias donde se ponen de acuerdo para las dietas, para los viajes y para distribuir candidaturas futuras o puestos de poder partidario.

Vamos, los Senadores y Diputados aprueban sus cuentas públicas en menos de 15 minutos, en dos minutos aprueban sus aumentos salariales o dietas, y tres segundos votan a favor cualquier ley o situación que les beneficie en lo personal, pero tienen más de seis meses entrampados en la reforma política, es fecha que no saben qué hacer con la reforma energética, y por si ello fuera poco ya están de vacaciones lo que exhibe que todos los acuerdos se llevaran en las cúpulas de los partidos para finalmente negociar el voto de cada Diputado o Senador de quien sabe qué manera.

Ese es nuestro Congreso de la Unión, pero nada para espantarse, está peor nuestra sociedad, nuestros ciudadanos, es decir, el Poder Legislativo y el Ejecutivo, también el Judicial, son solo fiel reflejo de lo que hemos sido los mexicanos,

Me explico, mientras la pobreza, la inseguridad, y otros problemas sociales arrastran al país rumbo al caos, al precipicio, la gente parece más preocupada por la liguilla del fútbol mexicano, vaya, hasta llegan a ser temas muy importantes en las redes sociales, y por lo tanto en la prensa, los resultados de la liga premier de Inglaterra y ni para qué hablar del Madrid y el Atlético de Madrid que van a disputar la final de la Champions League.

La red pensante, como se ha autodenominado el twitter, nos dibuja de cuerpo entero nuestra sociedad, los TT, los diez principales temas o tendencias, invariablemente tienen que ver con fútbol y luego la discriminación a lo que llaman gordas, homosexuales, sexo, para finalizar con telenovelas o programas de entretenimiento, solo dos o tres veces a la semana la gente se ocupa de los problemas del país, y siempre depende si no hay fútbol o se acaba una novela.

Entonces todos estamos fallándole a este hermoso país, unos, los políticos, por acción y los ciudadanos por omisión, por negarnos a crecer y a ejercer nuestros derechos como lo marca la Constitución Política de México.

Vaya, parece que la política y el fútbol son nuestros pecados, y se lo dice un amante de la política y un apasionado del fútbol, un ciudadano que le gusta observar la marcha del PRI, del PAN, el PRD, el PT, Movimiento Ciudadano, Panal, Verde Ecologista y Morena, y que además es cruzazulino de nacimiento y naranja Correcaminos por convicción.

Les dejo el twitter @gatovaliente para que nos siga, también el correo electrónico y la cuenta de facebook a sus órdenes para lo que guste y mande… marcovazquez20001@hotmail.com



Etiquetas:   Cámara de Diputados   ·   Enrique Peña Nieto   ·   Cámara de Senadores   ·   Congreso

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18433 publicaciones
4673 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora