Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Lectores   ·   Psicología   ·   Psicoterapia   ·   Psicopatología   ·   Escritores   ·   Trastorno de Personalidad   ·   Psicoanálisis   ·   Tratamiento Psicológico   ·   Psiquiatría



El acuerdo que pasa por el silencio.


Inicio > Política Nacional
27/06/2011

1693 Visitas



Confesiones.






En nuestra columna anterior, publicada el jueves pasado, exponíamos la necesidad de que la secretaria de turismo del gobierno federal, previera la realización de un evento alterno al tianguis turístico, ahora en su modalidad itinerante, toda vez que cuando se anuncio el cambio de formato, el presidente municipal de Acapulco, Manuel Añorve Baños, interpuso una controversia ante la suprema corte de justicia de la nación, con la intención de que el evento se siguiera llevando a cabo en el puerto guerrerense, como venía sucediendo desde hace treinta y seis años.

La insistencia proviene de entrada porque el proceso legal en marcha, supone una suspensión del mecanismo de asignación de la sede de la próxima edición del evento, en tanto se emite una resolución y por supuesto, porque la indefinición atenta contra los tiempos de la organización de una ocasión de esta magnitud, que se supone requiere al menos un año de antelación.

Los conceptos y los argumentos, explicados en la entrega de la semana pasada, en los que se señala la trascendencia del tianguis y las razones por las que el gobierno federal tomo la decisión de realizarlo en diferentes polos turísticos, uno diferente cada año, son abrumadoramente concretos y había sido hasta hace unos días, la propia titular del ramo, Gloria Guevara Manzo quien más y mejor los había puesto sobre la mesa de análisis.

Sin embargo a pesar de la fuerza y contundencia de los mismos, la postura oficial de la secretaria de turismo se transformo en un pesado silencio al respecto y evidentemente eso refiere a una razón, a un motivo.

La nueva posición que la Sectur adopta, infiere en que el plano ideal es realizar el tianguis turístico itinerante, no uno alterno, así sin más, pero recordemos que ante la imposibilidad de conocer con precisión cuanto podría tardarse el fallo de la corte, la implementación de una alternativa, propuesta por la propia Gloria Guevara,  no solo se observaba como una  condición obligatoria, sino que la gran mayoría de los actores principales de la industria turística nacional, desde gobernadores hasta líderes empresariales coincidían en ello.

Sin establecer fechas, en su momento la secretaria Guevara lo planteo como la única solución viable, ahora en contraste su discurso se orienta a una vertiente conservadora, que apela a la espera de la resolución.

Esta actitud se explica finalmente en un acuerdo entre el tribunal superior de justicia de la nación y el gobierno federal, mediante el cual, la magistrada Olga Sánchez Cordero, ha ofrecido que la definición legal se dará en los próximos días, no más de un mes para ser exactos, a cambio solamente de que no se mediatice el proceso, es decir que se establezca una especie de tregua en función de opiniones y declaraciones, un frente común que apueste únicamente por la espera del fallo, sin plantear otras opciones, partiendo de la base que ya no habría necesidad de echar mano de ellas.

Un acuerdo que si bien no es un secreto, tampoco ha sido usado como referente o explicación para la espera, esta que pasa por el silencio, para evitar presiones de tiempo, un espacio llamémosle de prudencia en lo que se agotan las instancias jurídicas correspondientes y el máximo tribunal hace la parte que le corresponde, bajo la premisa de que su dictamen habrá de favorecer la realización del tianguis itinerante.

Se estima que una vez que eso suceda, en el supuesto de que este pacto de silencio se cumple, que el procedimiento para la designación de la sede del evento se llevaría a cabo a la brevedad, de forma que los preparativos no se salgan de los márgenes de tiempo prudentes, para que el tianguis en su nuevo formato pueda resultar exitoso.

No hay duda de que la mejor solución es conservar el tianguis y efectivamente hacerlo itinerante, si para lograrlo hay que esperar unos días a que los magistrados emitan su veredicto, vale la pena hacerlo, en la esperanza de que así sea y algo no se complique en el transcurso, porque en este caso lo que importa es el resultado y no la forma.

 

La bonanza en tiempos de crisis.

 

Si bien es cierto que una de las malas entendidas bondades del sistema político mexicano, es la simulación, esto no quiere decir que el engaño se consuma por completo, una mentira que se repite muchas veces no se vuelve una verdad.

Nancy Riaño, dejo apenas hace unos días la dirección de la contraloría interna del DIF municipal de Benito Juárez, antes de eso toda su vida profesional se desempeño como secretaria, sus ingresos y forma de vida, eran pues acordes a su situación laboral.

Sin embargo en tan solo dos meses, es decir desde que asumió por primera vez una responsabilidad de cierto nivel jerárquico, el mismo día que Julián Ricalde Magaña inicio su gobierno y premio la cercanía personal que los une  con esa posición, sus costumbres se transformaron radicalmente, sin que en ello medie una explicación convincente, que no oriente a pensar que la bonanza de la que ahora goza procede de actos de corrupción.

De la sencillez que provenía de sus sueldos anteriores, Nancy Riaño pasó ahora a habitar en una residencia en un conjunto privado, en el  fraccionamiento Santa Fe en la súper manzana 316 manzana 2 lote 3 privada Salamanca, a trasladarse en una camioneta modelo Tuareg de la marca Volkswagen color negra con placas de la ciudad de México, con un costo superior al medio millón de pesos, escoltada por una camioneta Suburban, conducida por personal del mismo municipio que se encarga de brindarle seguridad.

Aun y cuando ya no ostenta cargo alguno en la comuna, la señora Riaño, conserva ese beneficio, que ni siquiera estando en la función que tenia se justifica.

Esta bonanza en tiempos de crisis, cuando el ayuntamiento pasa por la peor situación financiera posible, solo puede entenderse en el contubernio para realizar actos al margen de la ley con los recursos públicos, en el padrinazgo de quien otorga prebendas a los suyos, sin importar que es él, en su calidad de máxima autoridad, el primero en estar obligado a comportarse con honestidad y pulcritud.

La muestra de una conducta que no coincide con lo que se expresa, que no conlleva en los hechos concordancia con la responsabilidad, pero sobre todo, que no engaña ya a nadie.

 

guillermovazquez991@msn.com

Twitter@vazquezhandall



Etiquetas:   Política

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18763 publicaciones
4730 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora