Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Poesía   ·   Donald Trump   ·   Libros   ·   Reseña   ·   Sociedad   ·   Automóviles   ·   Cuba



Un dólar bajo no es sorpresa ni motivo para llorar (más vale prevenir...)


Inicio > Economía
26/06/2011


1226 Visitas



Este artículo de mi autoría fue originalmente publicado en InfoNegocios (www.infonegocios.cl)




Ya rompió la barrera de los $ 465 y los más pesimistas lo proyectan incluso bajo los $ 450. Está claro que predecir un precio fijo para el dólar es casi como jugar a la lotería. Lo que sí se puede reconocer es la tendencia solventada en los fundamentos, y ellos dicen que al menos durante 2011 no veremos la divisa estadounidenses superar los $ 500. En este escenario hay perdedores y ganadores, pero para todos no es sorpresa que cuando el tipo de cambio tambalea algunos ríen mientras otros lloran. Causas y consecuencias ingresando en el título. 

La relación es básica, en una economía fuerte hay una moneda fuerte, y a una economía débil, moneda débil. Estados Unidos pasa por momentos complejos, pese a ser la primera potencia mundial, su sistema económico y financiero está sufriendo los embates estructurales producto de décadas de manejos viciados, basados en consumo y endeudamiento extremo. Al otro lado, Chile goza de buena salud económica, así como con un sistema monetario y fiscal alabado internacionalmente y que permitió absorber los embates de la última crisis de forma suave, casi “entre algodones”. Con eso, además de las medidas futuras que deberían tomar ambas economías, el diferencial entre sus monedas tendería a seguir fortaleciendo el peso por sobre el billete verde.

Pero, ¿quiénes celebran y quienes sufren con este panorama? Los importadores se frotan las manos. La industria tecnológica y automotriz se aprovecha de un bajo dólar para ofrecer productos a precios más atractivos y con ello mejorar sus índices en base a la venta de mayores volúmenes. En cambio, los que llorar son los exportadores y productores, ya que un dólar cercano a los $450 disminuye sus retornos y afecta su competitividad. Consecuencia de ello es que los actores más pequeños sufren o incluso desaparecen.

Sin embargo, este no es un problema nuevo ni sorpresivo. Medidas para cubrirse hay varias. Diversificar los mercados destino, mejorar la productividad agregando valor a los bienes o servicios, y por último, firmar contratos de cobertura cambiara para establecer un precio fijo a la moneda, donde ante una caída hay un respaldo y frente a un alza hay mesura. Con todo esto, llorar por la caída del dólar son lágrimas evitables, sólo faltaba un poco de visión y previsión.





Etiquetas:   Contexto Digital

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21534 publicaciones
5230 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora