Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Liderazgo   ·   Dirección de Empresas   ·   Cultura   ·   Redes Sociales   ·   Hipocresía   ·   Facebook   ·   Instagram   ·   Twitter   ·   Adolescentes   ·   Música



Neo liberalismo revolucionario, nacional y popular


Inicio > Política Nacional
02/02/2014


1413 Visitas



La Presidenta no tiene idea clara de qué hacer con la economía y es cada vez más evidente. Cuando esto le pasa a un dirigente, lo razonable sería buscar soluciones en lo más idóneo de lo que dispone, en su caso, de orden nacional, incluso con profesionales de distintas tendencias, sin embargo ella, confía todo a Kicilliof.






A tal punto confía en el Ministro de Economía que eligió, para reemplazar al anterior que también había elegido, pero que no se animaba, ni siquiera a hablar de  la inflación; que, incluso lo apoya, cuando las decisiones de este, se enfrentan a las del ortodoxo Fábrega, presidente del BCRA, que también ella puso en ese lugar, porque la presidenta anterior, que también ella había elegido, no paraba de perder reservas. Parece un juego de palabras, pero no lo es, si en cambio es el círculo real y perfecto, que orquestó Cristina, para administrar la economía nacional. Es dificil saber a esta altura, quién decidió en 2011, luego de la mejor elección del kirchnerismo y de la democracia, con el 54% del electorado, la restricción a la venta de dólares. Pero a partir de allí comenzó todo lo que hoy, nadie puede revertir. La presidenta no solo tenía el mayor apoyo electoral, que haya tenido un mandatario, sino que venía de haber superado el mayor récord histórico de acumulación de reservas, con U$S 52 MM. Además de eso, tenía mayoría en ambas cámaras, mayoría de gobernadores de provincias, mayoría de intendentes, su mayor opositor, Macri, ni siquiera se había atrevido a competir en las elecciones, Massa era propio (era Massita) y el resto de la Oposición era "volver al pasado"

Ese era el momento para cualquier corrección, para cualquier cambio de rumbo, para cualquier ajuste. Era el momento para continuar la "Sintonia Fina" y que sea fina en serio. Hacer pagar por encima de la tarifa de luz y gas un plus, a aquellas grandes corporaciones, lugares suntuosos, barrios de clase alta, Shoppings, Casinos, Bingos, Luminarias publicitarias y demás sectores de renta extraordinaria, que habían estado subsidiados durante siete años en esos servicios y no afectar a Industrias, pymes y sectores medios. Era el momento de practicar devaluaciones estratégicas, hacer más competitiva la economía productiva, bajar la tasa de interés, dar más crédito en pesos para inversión productiva y sobre todo, devolver la confianza electoral, con confianza económica. Pero no, no se hizo y las medidas tomadas, terminaron siendo, lo que tanto cuestionaron: "volver al pasado". Pero lo más serio, es que el Modelo, podría adquirir este final de ciclo, cualquiera de las dos peores definiciones que tuvieron gobiernos anteriores: espiral hiper-inflacionario o mayor devaluación (o ambos)

Se abusó de recursos y estrategias económicas, que no eran sustentables en el tiempo.  El dólar controlado en un nivel bajo, sumado a la inflación cada mes más alta y siempre negada, les daba recaudaciones récord, que les permitía hacerse de más dólares, pero les restaba cada vez, mayor credibilidad. Se habían convertido en un estado especulador, en un actor económico omnipresente en el mercado, que los grandes grupos económicos, por ese entonces, todos de su lado (salvo el campo) podían llegar a imitarlo, y lo hicieron. Si el estado, quien debe arbitrar la economía, hacer cumplir la leyes (como la de la competencia) y fiscalizar; las viola, las hace flexibles, no le aplica a empresarios amigos (y socios) y especula, los grupos de poder, también lo harán. 

Hoy la respuesta al desastre económico, que parece, no pueden evitar, es que lo están produciendo "los poderes facticos". Entre esos poderes, uno al que se apuntó esta semana (además de Clarin y La Nación, que obsesionan a Cristina) fue El Campo, que retine granos, esperando una mayor devaluación. Decir "el campo" es una abstracción, que para entender la falsedad de lo que afirman, debemos ponerla en números. Se pueden tomar muchas estadísticas de producción agraria, desde la que dan los entes oficiales, hasta los de las Entidades Agrarias, pero todas más o menos coinciden: desde un 85% a 95% de la producción agraria de exportación, se concentra en menos del 10% de los productores. Muchos afirman, que el 80% lo exportan 6 grandes acopiadoras de cereales,  que mayoritariamente son multinacionales. Es evidente,  más allá de diferencias numéricas mínimas,  que si ningún productor individual, por fuera de estos grandes jugadores, vendiera sus granos, especulando con un valor del dólar más alto, prácticamente no cambiaría en nada el resultado final de ingreso de divisas.  

Suena ingenuo escuchar a militantes kirchneristas, que responsabilizan a la SRA o a otras entidades del Campo y los califican de antipatria, por no vender sus acopios, cuando todos ellos sumados, ni siquiera se aproximarían a cualquiera de las cerealeras concentradoras, que controlan hombres como Urquía y Urquiza, que fueron parte del modelo o por ejemplo al "rey de la soja" Grobocopatel, que tiene ciento de miles de hectáreas sembradas de ese cereal de exportación. Lo cierto, es que este último actor de la economía, por su volumen e incluso los directivos de las grandes exportadoras de granos mencionados, son personajes cercanos al Kirchnerismo, muchos de ellos, hasta se han subido al avión presidencial en giras de Cristina y tienen linea directa con todos los funcionarios de rango. Los representantes de la Mesa de Enlace, si bien reúnen a la mayoría  de los productores, no tienen más del 10% de la producción de exportación. Pero además esas entidades agrarias, nunca fueron atendidos por la presidenta y  son despreciados por su militancia. En suma, quienes están especulando (traicionando el modelo) son los grupos de poder económicos (propios) y no las entidades del campo enfrentadas, que no significan casi nada, a la hora de ingresar divisas. Es casi tonto, para cualquiera que pueda sumar y restar, cuestionar, aún a la poderosa SRA, cuando todos sus asociados sumados, no significan ni cerca, en cuanto a exportaciones, lo que podría liquidar solo Grobocopatel (casi un kumpa)

Pasó algo similar con  Aranguren, de Shell, que fue castigado y hasta se pedía desde la militancia, que expulsaran a su empresa del país, por una compra de U$S 3 M , cuando las grandes corporaciones (muchas de ellas amigas) en los últimos dos meses compraron más de U$S 2800 M . ¿qué podían significar esos 3 millones, pese a que la nueva reglamentación pone un tope de 2 millones, en semejante fuga de dólares? Con esto no quiero justificar a un empresario, que por otra parte ni conozco, pero que representa a una empresa con décadas en el país invirtiendo y dando puestos de trabajo, además el mismo Aranguern lo explicó con claridad en el programa de Lanata en radio Pero mientras que a Shell se la persigue, por una practica normal de las empresas petroleras, que deben exportar e importar periódicamente y con normas cada vez más complejas,   a Chevron recién llegada y habiendo invertido apenas unos U$S 600 en la primera etapa de exploración en Vaca Muerta, se le da libre disponibilidad en el mercado cambiario.

Contradicciones, distintas varas para medir lo mismo, controles y descontroles y un relato, que ya no solo es insostenible, sino que es penoso, que intenten sostenerlo.

La presidenta  lo sabe, aunque no lo acepte públicamente y por eso omite hablar de temas, sobre los cuales, no puede dar ninguna explicación, no al menos sin destruir su ego. 

No es necesario siquiera recurrir a archivos, para recordar a Cristina jactándose de los superávit gemelos, del mayor crecimiento de la historia y del mayor desendeudamiento. Sin embargo como periodista, me quedo con una frase, con la cual, como de costumbre le respondió a un título de Clarin (que hablaba del Cepo al Dólar) el día que en Tecnopolis se conmemoraron los tres años de promulgada la Ley de Medios

"...De qué cepo al dólar me hablan... me dieron un informe del BCRA en el que dice, que en esta década las multinacionales giraron a sus casas matrices U$S 46.000 M y el los 90´la década de las buenas señales, esas empresas pudieron enviar U$S 18.000 M ...

A decir verdad la presidenta fue honesta, al menos dijo claramente, que los ganadores de la década ganada, volvieron a ser las corporaciones multinacionales. El tema es que eso lo dijo en 2012, hoy esa suma debe ser mucho más importante. (adjunté audio en el enlace) 

Algo similar pasó esta semana, con el Informe de la Afip acerca de los dólares vendidos para ahorro, según las presentaciones aprobadas. El informe detalla que los ahorristas adquirieron U$S 95 M , hay que tener en cuenta, que solo en estos dos meses, el Banco Central perdió más de U$S 2800 M , si pudiéramos diferenciar exactamente, cuanto de esos millones se utilizaron para insumos productivos, industriales o tecnológicos, sabríamos, cuanto se llevaron, solo por especulación y desconfianza, las corporaciones.

Pero lo cierto, es que la sociedad solo se quedó con U$S 95 M  

En el final del modelo, nada parece popular y progresista y en realidad, pese al intervencionismo estatal, lo económico se ve neo liberal y corporativo.

La militancia no lo va a aceptar, pero un gobierno, que abandona su gente mientras empresas privadas le cortan la luz. Un gobierno que  deja a su suerte a ciudadanos comunes, enfrentándose a corporaciones que le quieren contaminar su hábitat o quitar su calidad de vida.  Un gobierno que le permite a multinacionales formadoras de precios, que se queden con la renta de la sociedad cada vez que se aumenta los salarios, haciendo acuerdos con ellos.  Un gobierno que generó  la mayor concentración comercial y productiva de la historia, anulando la competencia pyme. Y un gobierno que  devalúa con el peso, los salarios, los contratos, los sueños y los proyectos de la gente, ese gobierno, es neo liberal.

Aunque quizá Kicilliof le encuentre una definición, que los conforme y diga que este es un neo liberalismo revolucionario nacional y popular.







Etiquetas:   Economía   ·   Crisis Económica   ·   Cristina Fernandez de Kirchner   ·   Gobierno   ·   Crisis Social

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18303 publicaciones
4646 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora