Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Lectores   ·   Escritores   ·   Periodismo   ·   Poesía   ·   Donald Trump   ·   Libros   ·   Reseña   ·   Sociedad   ·   Automóviles   ·   Cuba



La obesidad y el lado oscuro de la Navidad


Inicio > Ciudadanía
22/12/2013

1143 Visitas






Jesucristo ¡nunca!, ¡nunca!, ¡nunca! celebro su cumpleaños, aparte él nunca dijo que naciera el 25 de diciembre, es más, no hay registro bíblico que lo indique, se sabe que esta fecha la adoptó la cristiandad en alusión del solsticio de invierno, las saturnales romanas (una fiesta “pagana” dedicada a Saturno, el dios de la agricultura, y al poder renovado del Sol).

Que tiene que ver todo esto con la obesidad, pues imaginaros a un ludópata que le hicieran un tour por un gran casino de juegos, ¿cómo saldría este?

Pues lo mismo nos puede pasar a nosotros los obesos en estas fechas. La Navidad y todo lo que envuelve a estas fechas, comidas copiosas, reuniones gastronómicas, etc., etc.

Todo esto junto con que los días son más cortos en cuanto a luz se refiere y son más fríos, esto acrecienta el que nuestro cuerpo le apetezca más los alimentos más calóricos, como dulces, etc. A parte muchos establecimientos lo ponen “gratis” para sus clientes.

Que tenemos que hacer, pues intentar no ceder fácilmente a los ofrecimientos fortuitos, ya que estos después nos pasan factura, muy diferente es que dentro de un conjunto de días, se nos dé un día como se suele decir “malo” y sedamos a lo evidente.

No es lo mismo tener un mal día que muchos malos momentos, ya que un mal día se puede corregir, pero el ceder fácilmente una vez y otra, hace que también tenga un efecto psicológico negativo en nosotros y haga el bajar la guardia por completo, y no tengamos la suficiente auto estima que necesitamos para tratar nuestra obesidad.

Por eso para poder contrarrestar este aumento calórico podemos aumentar nuestra actividad deportiva estos días, en definitiva hagamos lo que hagamos todo pasa y con el nuevo año podemos empezar de nuevo, pero esta es la cruda realidad de nosotros los obesos, así que mi consejo es que intente controlar lo más posible los dulces más calóricos y el alcohol ya que estos son los que más nos perjudican por lo demás, comer hay que comer y ser feliz.



Etiquetas:   Nutrición   ·   Obesidad   ·   Navidad

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21536 publicaciones
5231 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora