Sobre Estos Movimientos Sociales / Capitalismo Global

A eso de las seis de la tarde me encaminé hacia el paradero para tomar el bus que me llevaría a destino luego de escarbar en mis bolsillos por unas últimas monedas y es que una enfermedad y el fracaso hasta el momento por intentar hacer llegar un innovador método educativo a los estudiantes de nuestro país, me tiene en una banca rota total. Me había llegado una invitación para asistir a un foro debate en la casa central de la Universidad de Chile en ese momento en toma, en donde entre otros participaría el historiador y premio nacional Gabriel Salazar, al llegar e intentar ingresar me encontré con un ferreo control en donde había que dejar el carné retenido por la organización, cosa a la que me negué, no estaba dispuesto a perder mi documento de identificación sobre todo por lo engorroso de obtener un nuevo documento, más los riesgos de que caiga en terceras manos, por lo que les expresé mi molestia y que me retiraría, me devolvieron el documento y la persona que lo hizo se quedó borrando en un cuadernillo lo que había anotado de mis datos personales, mientras yo daba vueltas un poco molesto por que me perdería el debate, al tiempo que me percataba que al girar iba quedando tras otras personas que esperaban por controlarse y que nadie reparaba en mi, entonces seguí girando hasta quedar de frente para seguir hacia dentro del recinto y me adentré sin que nadie reparará en ello, el lugar se encontraba absolutamente lleno.

 

. Me había llegado una invitación para asistir a un foro debate en la casa central de la Universidad de Chile en ese momento en toma, en donde entre otros participaría el historiador y premio nacional Gabriel Salazar, al llegar e intentar ingresar me encontré con un ferreo control en donde había que dejar el carné retenido por la organización, cosa a la que me negué, no estaba dispuesto a perder mi documento de identificación sobre todo por lo engorroso de obtener un nuevo documento, más los riesgos de que caiga en terceras manos, por lo que les expresé mi molestia y que me retiraría, me devolvieron el documento y la persona que lo hizo se quedó borrando en un cuadernillo lo que había anotado de mis datos personales, mientras yo daba vueltas un poco molesto por que me perdería el debate, al tiempo que me percataba que al girar iba quedando tras otras personas que esperaban por controlarse y que nadie reparaba en mi, entonces seguí girando hasta quedar de frente para seguir hacia dentro del recinto y me adentré sin que nadie reparará en ello, el lugar se encontraba absolutamente lleno.
Hago toda esta introducción exactamente para espantar a algunos lectores. 

Mientras algunos estudiantes terminan de alimentarse, recordemos que están en toma, compartiendo algunos alimentos improvisados, los organizadores despliegan cables y revisan el sonido, me instalé en un rincón y esperé el comienzo.

Parte todo con una intervención de diez minutos de acuerdo a lo señalado por la moderadora que se transforman en veinte o media hora por cada participante, se habla de los nuevos movimientos reivindicadores poblacionales hasta los propios movimientos estudiantiles, pasando por someros analisis históricos de lo que han sido los movimientos reivindicadores anteriores a este propio y naciente movimiento y como ha de seguir este hacia adelante. Llama la atención el que no se escuche ningún grito partidista o de organización alguna, más allá de algunos aplausos toda vez que terminaba su participación  algunos de los intervinientes.

La aparición de estos movimientos sociales de los que se queja tanto este gobierno como todos los poderes que tienen relación con el propio gran poder histórico, ese de los patrones o dueños de la tierra, del dinero en la actualidad, se quejan de lo que ellos mismos han creado y siguen creando, por una ambición inexplicable, amontonar dinero y bienes, para qué, para morir o para heredarles a los que les siguen o simplemente por no repartirlo, por algún temor, miedo, pavor inexplicable hasta para ellos mismos, que traen ya grabado en sus genes y lo peor es que, los que les siguen heredan además este afán de seguir como vemos en este mismo instante a la ministra Ena Von Vaer y su quince por ciento de los transgénicos, de los que nada se dice en la prensa, que por más que intente ser simpática no deja de sonar a hitleriano, a pinochetismo a dictadura, cuando comunica que se revisará de hoy en adelante todo lo que se habla con relación al gobierno a través de la web, como una forma de intimidar veladamente las libertades personales, de frenar las conecciones que llevan a ir creciendo día  a día a este movimiento espontáneo de ciudadanos disconformes con lo que se hace o deja de hacer desde los poderes económicos o políticos. Cuando son ellos, como decía, quienes están forzando a la sociedad para que aparezcan estos movimientos reivindicativos, quizá como una estrategia propia de un Straussianismo (Leo Strauss, filosofo alemán) tal como se está dando en todo el Mundo en estos momentos, pero que no son otra cosa que lo que ha sucedido siempre en la historia, tal como empujaron a la humanidad, a los movimientos obreros mediante el abuso para que emergieran en un momento dado todas esas fuerzas reivindicativas como los partidos populares de obreros, entre ellos el Partido Comunista, Partido Socialista, etcétera, por nombrar algunos de ellos, que terminaron con el nacimiento de la Unión Soviética que desde mi punto de vista fue un fracaso en razón, creo yo, de ser apenas un primer intento, que ellos observan como una victoria definitiva y esperan para dar el zarpazo final y total de predominio de los más fuertes, pero no se olviden, no nos olvidemos de un personaje importante en esta historia y que últimamente ha venido siendo estudiado incluso por ellos mismos Karl Marx, quien dijo que cuando el capitalismo tenga dominio total sobre este mundo, entonces será el momento para que se imponga el movimiento obrero, ojo, no estoy diciendo con estos comentarios que apoyo estas formas que tienen que ver con la violencia y el abuso del hombre por el hombre, sino planteando una advertencia que, ojalá sea tomada en cuenta por quienes empujan a la humanidad hacia un luchar o morir que lo único que hará será que las mayorías se rebelen y consigan una victoria sobre minorias ciegas de poder y que no han sabido manejar el péndulo en sus manos y control, llevándolo una vez más al máximo hacia su extremo conveniente, sólo para que se devuelva con más fuerza hacia el extremo contrario a ellos y con las consabidas víctimas, que sólo serán consecuencia de su propia irresponsabilidad, luego, sólo espero que quienes gobiernen el poder del péndulo en el otro extremo sepan serenar su acción llevándolo hacia su centro, ese centro que nos permita vivir finalmente en paz y armonía.

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales