Edición   |  Quienes somos    Contáctanos    Regístrate    Cómo publicar en Reeditor
Últimas etiquetas:   Autoayuda   ·   Salud Mental   ·   Psicología   ·   Psiquiatría   ·   Barcelona   ·   España   ·   Populismo   ·   Venezuela   ·   Escritores   ·   Cultura


Josefa Amar y Borbón y la enseñanza de la agricultura


Inicio > Historia
01/12/2013

1193 Visitas






Introducción

Josefa Amar y Borbón ha pasado a la historia como una destacada protagonista en el debate sobre las mujeres en el siglo XVIII español. Pero aquí nos interesa su papel en favor de la enseñanza de la agricultura. Aún así, antes de tratar esta cuestión, sí parece conveniente hacer un breve repaso a su biografía. 

Breve biografía

Josefa Amar y Borbón nació en Zaragoza en febrero de 1753, hija del médico de cámara José Amar y nieta del médico de Fernando VI, Miguel Borbón. Estuvo casada con Joaquín Fuertes Piquer, oidor de la audiencia de Aragón. Versada en inglés, francés, latín e italiano, perteneció a la Real Sociedad Económica Matritense de Amigos del País, a la Sociedad Aragonesa y a la Sociedad Médica de Barcelona. Participó en el famoso debate de las mujeres en el siglo XVIII, destacando su Discurso sobre la Educación Física y Moral de las mujeres, editado en Madrid en 1790, así como, su intervención en la intensa polémica sobre el ingreso de las mujeres en la Sociedad Económica Matritense con el Discurso en defensa del talento de las mujeres y su aptitud para el gobierno[1]. Como es sabido, triunfó la tesis favorable a las mujeres y se creó la Junta de Damas. También, tradujo algunas obras del inglés y la obra italiana del abate italiano Javier de Lampillas, en seis tomos, compendio sobre la literatura española.

Sobre la enseñanza de los labradores

Josefa Amar se preocupó por la enseñanza de los labradores, participando del interés que los grandes autores y políticos del momento dedicaron a la materia, especialmente en el tema sobre la posible y necesaria colaboración del clero secular en esta tarea ilustradora, dado su ascendente sobre los campesinos y porque los curas párrocos estaban en todos los rincones de la geografía, pudiendo ser unos instrumentos eficaces para la difusión de las luces. Floridablanca llegó a pensar en convertir a los párrocos en una especie de agentes del Estado para enseñar al pueblo los rudimentos de las artes y de la agricultura. En este mismo sentido, Andrés Cardona publicó un libro, en 1784, sobre “la licitud de que los párrocos se dedicasen a estos menesteres”, que fue muy apreciado por Campomanes. Ya en el reinado de Carlos IV, la Sociedad Bascongada estableció un premio en 1791 sobre las ventajas de que el clero se dedicase a “ese oficio patriótico”. Este debate culminaría con la creación en 1797 del Semanario de Agricultura y Artes dirigido a los párrocos[2].

La aportación de Amar y Borbón en este debate fue la publicación de los Discursos sobre el problema de si corresponde a los párrocos y curas de aldea el instruir a los labradores en los buenos elementos de economía campestre. La obra incluía un plan sobre la materia y se editó en Zaragoza en 1783. En realidad, se trataba de una traducción de la obra italiana del naturalista y botánico veneciano Francesco Griselini (1717-1783), miembro de varias academias europeas, masón, periodista y secretario de la Sociedad Patriótica de Milán, ciudad donde falleció. La traducción fue un encargo de la Real Sociedad Aragonesa y le valió ser nombrada socia de honor de dicha corporación. Félix Latassa, el bibliógrafo más destacado de la Ilustración aragonesa[3], mencionó estos Discursos en su Biblioteca Nueva de Escritores Aragoneses, haciendo grandes elogios del talento y trabajo de la autora aragonesa[4].





[1] Sobre esta polémica y la propia Josefa Amar: FERNÁNDEZ-QUINTANILLA, P., La mujer ilustrada en la España del siglo 18, Madrid 1981. Sobre la autora, es imprescindible la consulta del trabajo de VIÑAO, A., “La educación en las obras de Josefa Amar y Borbón”, Sarmiento, número 7, (2003), págs. 35-60. Por fin, LÓPEZ CORDÓN CORTEZO, V., Condición femenina y razón ilustrada: Josefa Amar y Borbón, Zaragoza, 2005. El Discurso puede consultarse en la red: http://www.ensayistas.org/antologia/XVIII/amar-bor/ 

[2] Sobre estas cuestiones: SÁNCHEZ-BLANCO, F., La ilustración goyesca: la cultura en España durante el reinado de Carlos IV, Madrid, 2007 pág. 158. Sobre el Semanario, DÍEZ RODRÍGUEZ, F., Prensa agraria en la España de la Ilustración. El Semanario de Agricultura y Artes dirigido a los párrocos (1797-1808), Madrid, 1980 y LARRIBA, E., y DUFOUR, G., El Semanario de Agricultura y Artes dirigido a los Párrocos (1797-1808), Valladolid, 1997.

[3] Sobre Latassa, LAMARCA LANGA, G., “Féliz Latassa. Apuntes biográficos”, Rev. Zurita, 71, págs..185-193.

[4] Ver Gómez Uriel, Miguel. Bibliotecas antigua y nueva de escritores aragoneses de Latassa aumentadas y refundidas en forma de Diccionario Bibliográfico-Biográfico, Zaragoza, 1884.



Etiquetas:   Agricultura
Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario









Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
15594 publicaciones
4085 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora