Un espíritu muy fuerte (Cuento de terror, parte 4)

 

. Hoy es el día en que conocí a mi amiga la más bella entre las bellas, me encuentro momentos justo antes de que le conozca, se todo lo que de aquí en adelante ha de pasar, me imagino hasta ese justo momento en que el terror me hundió en esta terrible pesadilla y lo peor de todo es que es la realidad no algo producto de mi imaginación, supongo será la oportunidad de remediar el asesinato que cometí que de algún modo misterioso dio vida a mi sombra, prestare atención a lo que suceda para no cometer el mismo error por lo que haré todo de un modo distinto. Nirvana (así se llama la que fue mi amiga y estoy por conocerle por segunda ocasión en un mismo momento) se viene a vivir a la ciudad, estoy impresionado como un alma tan bella y perfecta no es del todo feliz en el lugar donde se encontraba y viene a un lugar diferente. Es algo incomprensible ya que se que no debo conocerle, digo nuevamente, pero aunque se el lugar donde no debería verle por alguna razón que no comprendo estoy allí como si estuviera marcado a conocerle pese a mis penosos esfuerzos y digo penosos porque no controlo mis movimientos, ahora entiendo no puedo cambiar el pasado, que es inmodificable. Ahora se encuentra frente a mi ¡Y me asusto! me presento ante ella, ¿por qué no puedo cambiar mi dialogo, hacer todo de un modo diferente? Y a pesar de todo siento un tremendo gozo, conocerle fue y sigue siendo ahora el recuerdo de algo sublime que siempre amare en mi mente, ¡pero Dios mío, moriría en este momento si no le hubiera conocido! Quise no olvidar este momento y ahora volverlo a vivir es maravilloso, aún así pienso debería asesinarme a mi mismo antes que derrumbar esta belleza del firmamento, no se como pude matarle pese a haberle amado tanto. ¡Dios mío, no quiero ver como la mato ahora conscientemente!

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales