Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Psicología   ·   Escritores   ·   Psiquiatría   ·   Psicopatología   ·   Trastorno de Personalidad   ·   Psicoterapia   ·   Psicoanálisis   ·   Tratamiento Psicológico   ·   Lectores



15 seguidores

El que no corre, vuela: la desvergüenza de nuestras señorías


Inicio > Política Nacional
10/11/2013


1673 Visitas



El atleta jamaicano Usain Bolt es conocido en el planeta por ser el deportista más veloz de la historia al poseer el récord del mundo de 100 metros lisos en 9,58 segundos. Sin embargo, eso a mí no me impresiona ni lo más mínimo; su velocidad no es nada comparada con la velocidad que adquieren los miembros y miembras de nuestro Congreso de Diputados cuando llega el momento de salir para casa.


El jueves pasado, tras la última votación en el Congreso, en la que se decidía ni más ni menos que la reforma de las pensiones, nuestros diputados y diputadas protagonizaron una escalofriante carrera escaleras abajo para meterse vertiginosamente en sus coches oficiales y dirigirse lo más rápido posible a la estación de tren o al aeropuerto para iniciar su puente de Todos los Santos. Como su desvergüenza es aún mayor que su velocidad, muchos diputados se defendieron en las redes sociales intentando justificar sus  comportamientos. Entre esas justificaciones, destaca la de la socialista Patricia Hernández, que aseguraba con un par de ovarios bien puestos que "el trabajo no se mide por lo que se corre, sino por lo que se hace". Y es que esta buena mujer tiene más razón que un santo, porque la capacidad de correr de nuestras señorías es excelente, pero su trabajo –visto cómo está el país y lo mucho que les gusta poner el cazo- deja mucho, muchísimo, que desear.  "¿Qué hay de malo en querer volver a casa después del trabajo?", se preguntaba compungida Susana Camarero, del Partido Popular. Y la verdad es que no tiene nada de malo querer volver a casa después del trabajo; lo malo es no tener un trabajo del que poder escaparse, sobre todo porque las colas del paro están muy estáticas, gracias a sus señorías, por supuesto. Sin embargo, esta no es la primera vez que nuestros políticos nos regalan una imagen tan esperpéntica. El pasado 1 de agosto, cuando Mariano Rajoy acudía al Senado para dar explicaciones sobre el “caso Bárcenas”, los diputados nos dejaron una estampa de sillones y pasillos llenos de maletas con motivo de la operación salida.

El pensador e historiador griego Plutarco, que se especializó en temas vinculados con la moral –algo que hoy ni nos suena de lejos-, decía que la mujer del César no solo debe ser honrada, sino parecerlo. Es evidente que una gran parte de nuestros desvergonzados diputados no son honrados, pero es que además ni siquiera hacen el más mínimo esfuerzo por parecerlo. ¿Qué tiene de malo correr por los pasillos del Congreso como un colegial babeante para llegar a casa antes que nadie? Pues precisamente eso. Nuestras señorías, con los sueldos que cobran –y para el desempeño por el cual lo cobran-, no tienen ese privilegio, porque su responsabilidad para con la sociedad -para esos 12 millones de pobres que viven en España, para los 6 millones de parados-, está por encima de votar con las maletas en la mano. Es sencillamente, un tema de responsabilidad, y en ese sentido, nuestras señorías son unos auténticos irresponsables.





http://tonigarias.wix.com/toni



https://twitter.com/tonigarias















Etiquetas:   Ética   ·   Crisis Económica   ·   Congreso

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18743 publicaciones
4728 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora