Un espíritu muy fuerte (Cuento de terror, parte 2)

 

. Aunque yo le amaba no me le sometía y con ello desfiguraba su éxito de cada día. Su amor hacia mi se tornó en odio y el ángel se volco en demonio en tan solo un momento. ¡Dios, siento esta opresión tan grande en mi pecho! ¡Siento que en cualquier instante me desvanezco!

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales