Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Escritores   ·   Libros   ·   Reseña   ·   Lectores   ·   Novela   ·   Periodismo   ·   Bioética   ·   Filosofía Social   ·   Ética   ·   Lectura



Los equipos de los alcaldes quintanarroenses


Inicio > Política Nacional
18/10/2013

810 Visitas



Por el número de municipios de la entidad, multiplicado por el número de cargos al menos los de mayor importancia, hacer un análisis pormenorizado de la conformación de los equipos de los nuevos Presidentes Municipales sería interminable.


Sin embargo hay nombramientos que se distinguen por varias razones, el origen y sentido de los mismos, el nivel de responsabilidad y por supuesto políticamente hablando, lo que eso puede representar para el desempeño y aspiraciones futuras de sus alcaldes y naturalmente de la proyección que otorga a quienes los ocupan.

Para empezar habrá que decir que en el caso de las secretarías generales, las tesorerías, las direcciones de obras públicas y desarrollo urbano de cada ayuntamiento, cada alcalde tuvo que presentar las propuestas de esos nombramientos al Gobernador del Estado.

En algunos casos el mandatario acepto dichas propuestas tal y como las presentaron los alcaldes y en algunos otros, fue él quien en uso de sus facultades políticas, directamente designo a los funcionarios.

Una costumbre que en el régimen priista era normal y que se fue relajando con la alternancia del poder, pero que no hay que olvidar que es parte del formato del ejercicio del poder.

Pero que ahora con la grave situación económica por la que atraviesan la gran mayoría de los ayuntamientos, no se trata solo de un tema de control político o de proyección electoral, sino de orden administrativo, porque como nunca antes en este momento, las políticas públicas y los proyectos tendrán que estar estrechamente coordinados.

No se trata de rebasar la autonomía municipal, sino simplemente de poder hacer más con menos, bajo una dirección encaminada hacia los mismos objetivos, establecer una coordinación mas armónica, pero definitivamente obedeciendo a una estrategia dirigida desde la gubernatura.

En términos prácticos esta dinámica propicia que las cosas funcionen mejor, porque la línea de mando vertical evita confusiones y desviaciones, pero sobre todo privilegia una disciplina que en esta oportunidad es prioritaria.

De tal suerte que hablando específicamente de algunos de esos nombramientos, hablando de las tesorerías de Cancún y Tulum, tanto Rafael Ponce como Oscar Conde respectivamente, son elementos probados en las lides administrativas y gozan de la confianza y la cercanía personal del primer mandatario.

Pero es en las secretarías generales donde las designaciones tienen un mayor peso y alcance de responsabilidad y prospección política, claro que como en todo hay excepciones.

Nos referimos para empezar al caso de Normando Medina secretario general del novel municipio de Bacalar, donde lo que se entiende que lo que hay que celebrar es su salida de la Cojudeq, donde desempeño un pésimo papel, por tanto la lógica indica que tal vez en Bacalar hará menos daño.

En Cancún y Solidaridad en contraste esas posiciones tienen otra dimensión, primero porque aunque José de la Peña Ruiz de Chávez formalmente pertenece al Partido Verde Ecologista, es hombre del sistema y eso implica que su posición actual bien puede ser el antecedente de una candidatura por la presidencia municipal en su momento.

Para nadie es un secreto la excelente relación de tipo personal entre Paul Carrillo y José de la Peña, sin embargo la postulación no es un asunto de amiguismo, lo es de trabajo en equipo y ya lo decíamos eventualmente para la construcción de un proyecto político de grupo a largo plazo.

José de la Peña en lo personal goza de un privilegio que es muy escaso en los miembros de la clase política, un prestigio a toda prueba. Un elemento que hace diferencia y que sin duda es su mejor activo para enfrentar la responsabilidad que se le ha encomendado.

No hay duda que en el desempeño del cargo de la Peña tendrá que desafiar y resistir muchas complicaciones, pero cuando estas se atienden con compromiso y decencia independientemente del resultado, la consecuencia siempre tendrá un valor positivo.

Ahora bien en el caso de Solidaridad, la designación de Juan Carlos Pereyra es todavía más interesante desde el punto de vista del análisis político, porque esta no obedece a ningún tipo de negociación, sino a otro tipo de valores.

Porque no se puede hacer de lado que Pereyra comenzó su carrera bajo el padrinazgo de Carlos Joaquín, a pesar de ello cuando el ahora subsecretario de turismo del gobierno federal dio rienda suelta a su enfrentamiento abierto con el régimen, Pereyra sin renegar nunca de la relación afectiva y el agradecimiento, incluso en una época en que eso era materialmente suicida, se mantuvo al margen de las negativas y dolosas acciones promovidas por el frustrado aspirante a la gubernatura.

Incluso durante su gestión como diputado local, mostro siempre una institucionalidad a toda prueba al régimen y al Gobernador, situación que le valió la oportunidad de la continuidad.

De tal suerte que su nombramiento como secretario general proviene de su propio y personal esfuerzo, de la generosidad política del Gobernador Borge que reconoce en Pereyra a un político profesional, que en todo caso no tiene porque sufrir a causa de los errores y perversiones de quien en su momento fuera su mentor.

Tal vez la relación entre el alcalde Mauricio Góngora y Juan Carlos Pereyra no tenga un antecedente de intimidad, sin embargo podemos suponer que ambos pondrán su mejor esfuerzo para trabajar coordinadamente.

Es decir, que ni Góngora lo va a bloquear sino al contrario aprovechara la disposición y virtudes laborales de Pereyra, y que este una vez más tendrá un comportamiento institucional, cuyo principal objetivo será darle resultados a su superior nominal, tanto como al que ahora es su único jefe político, el Gobernador.

Pereyra por supuesto tiene aspiraciones personales al futuro, lo rescatable es que a pesar de la cercanía y la influencia que en su momento tuvo con y de Carlos Joaquín, no se contamino con su estilo y la obsesión que lo caracteriza, a diferencia de este aprendió y entendió que no se avanza en el rencor y la revancha.

En conclusión y aunque solo se trato de un breve repaso, hablando por supuesto de los nombramientos más interesantes y las razones de por qué lo son, podríamos augurar que de estas designaciones se deduce una estrategia de control en equipo.

Que al menos en este periodo podemos esperar que en la mayoría de los municipios del estado, no se conviertan de nueva cuenta en botines de piratas y que independientemente de las aspiraciones políticas de sus integrantes, esto no sea un argumento para propiciar el caos que dejaron sus antecesores.

twitter@vazquezhandall

Etiquetas:   Política   ·   Gobierno   ·   Partidos Políticos   ·   Quintana Roo   ·   Municipios

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18704 publicaciones
4725 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora