Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Marketing   ·   PYME   ·   Negocios   ·   Periodismo   ·   Escritores   ·   Libros   ·   Reseña   ·   Lectores   ·   Amazonas   ·   Incendios



Yogures, entra en vigor la fecha de consumo preferente: los riesgos de comer más barato


Inicio > Economía
08/10/2013


1402 Visitas



A partir de ahora los yogures ya no llevarán fecha de caducidad y en su lugar aparecerá la fecha de consumo preferente. Este cambio normativo pretende equiparar la legislación española en materia alimenticia a la existente en el resto de Europa, donde solo se señala un plazo de consumo recomendado para este producto en lugar de una fecha de vencimiento. El objetivo final de la medida es reducir el despilfarro de alimentos en buen estado que, solo en España, ronda los ocho millones de toneladas anuales de comida que va a parar a la basura. Pero esta novedad legal que afecta al consumo de yogures precisa de una reflexión para conocer los pros y los contras de esta medida.


La crisis económica ha llevando a los gobiernos a modificar la normativa que regula el etiquetado de los alimentos. El objetivo es evitar el desperdicio de comida que terminaba en los contenedores de basura al haberse rebasado la fecha de caducidad. Sin embargo estos cambios entrañan riesgos para la salud de los consumidores al flexibilizarse los requisitos legales que marcaba la legislación anterior. El ejemplo más reciente lo encontramos en el etiquetado de los yogures en los que la normativa española ha sustituido la fecha de caducidad por la de consumo preferente, que ahora fijan los propios fabricantes. Sin duda es un tema que requiere un análisis en profundidad para que los consumidores sepan los riesgos que corren si consumen alimentos una vez superada la fecha indicada en el envase. En cualquier caso es importante conocer las diferencias existentes entre fecha de caducidad y fecha de consumo preferente en los productos alimenticios perecederos.

Fecha  de caducidad

La fecha de caducidad indica hasta cuándo un producto es seguro para el consumo y afecta en general a los alimentos muy perecederos y con riesgo microbiológico, como carnes y pescados crudos y frescos, la pastelería o algunos productos lácteos. Según la normativa vigente hasta ahora se establecía como fecha de caducidad o periodo de consumo 28 días transcurridos desde la fecha de fabricación. El pasado 29 de marzo el BOE publicaba la nueva normativa por la que se elimina la fecha de caducidad de los yogures y se sustituye por la de consumo preferente establecida por los propios fabricantes.

Fecha de consumo preferente

La fecha de consumo preferente, establecida por la nueva normativa, indica el momento en el que el producto comienza a perder sus propiedades (sabor, aroma, textura, color etc.) pero se puede consumir con posterioridad a esta fecha si se ha conservado adecuadamente.

Períodos adecuados de consumo

En cualquier caso surge la duda de durante cuánto tiempo no encierra riesgo el consumo de un yogur una vez trascurrida la fecha de consumo preferente. Para despejar esta incógnita pueden ser útiles las siguientes referencias.  El presidente de la Academia Española de Nutrición y Ciencia Alimentaria, Lluís Serra, considera que si se ha mantenido bien refrigerado, un plazo orientativo puede ser de entre dos y tres semanas después de la fecha recomendada. El plazo dependerá, no obstante, de cómo se haya conservado el producto, pues a veces se rompe la cadena de frío en el supermercado o al transcurrir mucho tiempo desde que compramos el producto hasta que lo metemos en la nevera.

Otro criterio es el acordado por los propios fabricantes, en concreto la Federación Nacional de Industrias Lácteas (FENIL) que fija un periodo de 35 días desde la fecha de fabricación.

Pero lo paradójico es que la propia normativa aunque elimina la fecha de caducidad permite a los fabricantes establecer un periodo de consumo inferior al existente hasta ahora. En cualquier caso los empresarios del sector consideran que esta flexibilidad de la norma puede confundir a los consumidores y perjudicar la seguridad alimentaria. Abunda en este sentido un científico del CSIC, Alfonso V. Carrascosa quien mantiene que consumir yogures después de la fecha de caducidad tiene riesgos para la salud.

Consideraciones finales

La necesidad de evitar el despilfarro de alimentos en una etapa de crisis económica como la que estamos viviendo, no debe llevar a situaciones que pongan en riesgo la salud de los consumidores. Por ello, aunque la nueva normativa permita prolongar el periodo de consumo de un alimento tan básico como el yogur, deben extremarse las precauciones tanto en la conservación como en el respeto a las indicaciones que hacen los fabricantes. Debe por tanto haber un equilibrio para que el celo en evitar el derroche de alimentos no provoque consecuencias irreparables en la salud de quién los consume. Lamentablemente otro país, Grecia, que padece una prolongada y grave crisis económica ha llegado más lejos en este tipo de medidas al permitir la venta de alimentos caducados, eso si a un precio más barato.



http://suite101.net/rafael-sanchez-sanchez 



Etiquetas:   Crisis Económica   ·   Alimentación

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18318 publicaciones
4649 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora