Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Cristina Fernandez de Kirchner   ·   Inflación   ·   Crisis Económica   ·   Mauricio Macri   ·   Devaluación   ·   Emigración   ·   Utopias   ·   Valores   ·   Sociedad   ·   Política



No es la reforma, no es el pacto, el tema es electoral.


Inicio > Política Nacional
30/08/2013

646 Visitas



Si los maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, fueron capaces de desquiciar la capital del país y con ello provocar que se frenara la votación legislativa, respecto de la Ley del Servicio Profesional Docente correspondiente a la reforma educativa, la sociedad civil capitalina también jugó su papel y por supuesto eso ocasiono un cambio de ruta.


Según trascendió fue la fracción del perredismo en la cámara de Diputados la que solicito a través del Pacto por México, suspender la votación de dicha ley para revisarla más a fondo y de alguna manera con ello intentar calmar los ánimos de los rijosos manifestantes.

Sin embargo en esencia será muy poco lo que se pueda modificar si realmente se quiere respetar el sentido de la reforma, porque si no hay evaluación a los maestros, y derivada de esta no se les puede llamar a cuentas por su desempeño, de nada habrá servido la reforma.

Claro que como ya apuntábamos, en un principio el tema de las manifestaciones desquiciantes de la CNTE en la Ciudad de México, parecía ser un argumento que podría significar una marcha atrás.

Sobre todo si se considera que ninguna autoridad, ni federal ni capitalina quiso o fue capaz de reprimir o al menos contener  los bloqueos de avenidas, las tomas de los palacios legislativos y embajadas y el cierre de los accesos al aeropuerto.

Porque en ambos casos lo que imperaba, no era un temor a ser acusados de represores no, sino simple y llanamente un cálculo de efectos electorales posteriores.

Vamos ni siquiera un artilugio para mantener vigente el Pacto por México, que aun reconociendo sus virtudes, no es tampoco tan trascendente como el tema electoral.

El principal beneficiario del pacto es el gobierno, no su partido el Revolucionario Institucional y hay que distinguir las diferencias de objetivos, aun y cuando aparentemente se pueda pensar que son los mismos.

El objetivo de los partidos es ganar elecciones, el de los gobiernos involucra muchos más aspectos que el electoral, de tal suerte que para el régimen, el pacto es sin duda una extraordinaria herramienta de negociación política.

Es un mecanismo inédito en la política mexicana, que al menos hasta ahora ha favorecido la discusión, la posibilidad de negociar sin tener que llegar a acuerdos absolutos.

En la rivalidad política hay diferencias, pero el pacto de alguna manera se ha convertido en un instrumento para privilegiar las convergencias, de tal suerte que se pueda avanzar en la agenda sin la necesidad de la unanimidad.

A tal grado que tanto el perredismo como el panismo, después de los resultados de la pasada elección federal, comprendieron que a través del multicitado pacto son más influyentes, en vez de oponerse a todo por descontado.

Que con su participación en los acuerdos, si bien le permiten al gobierno avanzar y con ello obtener una ganancia política, también ellos pueden obtener una recompensa por ello.

No solo porque se limita el regreso del presidencialismo a ultranza, también porque tienen la capacidad de incluir sus puntos de vista y criterios en el proceso legislativo.

Bajo estas consideraciones evidentemente cancelar la votación de la Ley del Servicio Profesional Docente, además de un despropósito, como ya lo hemos explicado anteriormente debilitaba considerablemente al Estado mexicano de manera integral, no solo al gobierno.

Solo por abundar, significaba un error de cálculo, porque el antecedente haría inviable el tránsito de cualquier reforma futura independientemente del tema que se tratara.

Hasta que la presión que ejerció la sociedad de la capital del país, fue mayor que la de los maestros de la Coordinadora, sin la necesidad en este caso de tener que bloquear ni siquiera una sola calle.

Primero porque es la entidad que concentra el mayor número de votos, segundo porque desde la década de los noventas la Ciudad de México se ha convertido en el bastión inexpugnable del perredismo y tercero porque el Jefe de Gobierno, es un potencial candidato a la presidencia.

El enojo de la población capitalina, ante la falta de determinación del gobierno de la ciudad para contener las manifestaciones, llego a tal grado que la izquierda tuvo que valorar el sentido de su actuación y hacer números en perspectiva.

Ser consecuentes con la Coordinadora, se transformo en un debilitamiento de Miguel Ángel Mancera, un costo demasiado alto para el perredismo y la izquierda.

No hay pues comparación entre el apoyo de los maestros de la CNTE, contra la desilusión que se está fraguando en el ánimo de los habitantes del Distrito Federal.

Ese si es un foco rojo de alerta, sus implicaciones pueden llevar a posibilidad de transformación electoral gigantesca, de influencia nacional, por tanto no es de extrañar que el perredismo de marcha atrás en apoyar a los maestros.

No solo porque sus exigencias no tienen sentido, sino porque al hacerlo se echan encima a su electorado más numeroso y fiel, que es la base fundamental de su fuerza política nacional.

Visto así, no queda duda que la próxima semana la Ley a la que nos hemos referido, será votada y aprobada, sin importar si tiene algunas modificaciones, que además seguramente serán intrascendentes.

Que en esa votación el perredismo no será un elemento que ponga en riesgo su consecución, porque hay una gran diferencia entre votar en contra por cuestión ideológica y otra muy diferente boicotearla.

Al final de cuentas se trata de estrategias, de posicionamientos y por supuesto estos son componentes del ejercicio político, donde como casi siempre sucede lo que se impone es el interés electoral.

En conclusión y con todo y que la reforma educativa era impostergable, necesaria y urgente, más que la reforma misma y la sobrevivencia del pacto, el punto de quiebre que termina por definir ha sido el electoral.

Con todo y ello, lo que importa es el resultado, porque debido a este efecto todo parece indicar que habrá reforma como se planteo, que las manifestaciones de los maestros y sus medidas de presión, no serán suficientes para secuestrar al Estado.

 

twitter@vazquezhandall

Etiquetas:   Política   ·   Sindicato   ·   Gobierno   ·   PRD   ·   Partidos Políticos   ·   Reforma Educativa

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18433 publicaciones
4673 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora