Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Escritores   ·   Reseña   ·   Libros   ·   Periodismo   ·   Novela   ·   Lectores   ·   Literatura   ·   Filosofía Social   ·   Sociedad   ·   Ética



El Presupuesto Personal: Finanzas Personales para Todos (6 de 6)


Inicio > Economía
11/08/2013


8845 Visitas



¿Para qué sirven los presupuestos? ¿Cualquier persona puede elaborar uno? ¿Qué pasa si no los utilizo? ¿Cómo los puedo aplicar a mi vida?


6. El presupuesto personal:

En las últimas semanas, he venido desarrollando diversos artículos sobre finanzas personales, todos con la intención de construir una marco de referencia básico, que sirva para elaborar un diagnóstico sobre el estatus de salud de su situación financiera personal. Una serie de seis artículos que hoy llega a su fin.

Así, abordé diversos tópicos tales como: planteamiento; deudas; ahorro; inversiones; seguros; y hoy concluyó con el texto que los engloba a todos: el presupuesto personal.

Inicio comentando que los presupuestos son parte esencial de las actividades humanas, para cualquier que voltee podrá darse cuenta de que todo funciona bajo la orientación de un presupuesto. Así operan los países, los estados, los municipios, las empresas públicas, las universidades, por supuesto la iniciativa privada, los lugares donde usted y yo laboramos, y prácticamente todo en este mundo marcha bajo la directriz de esta importante herramienta.

Bueno, en realidad hay una excepción: las personas y las familias. Inexplicablemente, los seres humanos nos resistimos a tener orden y planeación en nuestras finanzas. Es parte de la condición humana. También es causa de problemas y de deterioro en la calidad de vida, por ello la respetuosa sugerencia de este artículo.

Pero, ¿Qué es un presupuesto? Es una planeación, una organización de cómo utilizar los ingresos para cubrir los gastos. Es recomendable que se realice para todo el año y parte de la premisa de empatar, de comparar los que se gana con lo que se gasta, procurando por supuesto, que lo segundo no sea mayor a lo primero.

Así, y de acuerdo a lo comentado en los artículos previos, la parte macro del presupuesto, se recomienda estructurarla en base a los porcentajes siguientes: entre 10% y máximo 15% para ahorro; entre 20% y máximo 25% para pago de deudas; y entre 70% y mínimo 60%, según los porcentajes elegidos en ahorro y deuda, para todas las necesidades de vida y consumo de cada persona y/o familia.

Entonces, como ejemplo de referencia, si usted gana $2,000 dólares al mes, la sugerencia sería ahorrar $200; comprometer $400 para el pago de deudas; y ajustar el estilo de vida a $1,400 dólares mensuales. La regla de 10%, 20% y 70%.

¿Y cómo se estructura el presupuesto a detalle? La parte de ahorro y deuda, el 10% y 20%, ya se explicaron con detenimiento en los artículos correspondientes. Nos resta comentar el 70% de estilo de vida.

Aquí, el asunto consiste en etiquetar el dinero, en ponerle nombre a los billetes. Cierto es que no conocemos el importe exacto de todos los gastos que realizamos mes a mes, pero sí conocemos un estimado, sí tenemos una idea de cual es el peor escenario posible, y ello nos permite realizar previsiones, insisto, ponerle etiquetas a cada concepto de gasto.

Por ejemplo, si los servicios básicos del hogar tales como energía eléctrica, agua potable, combustible, telefonía, televisión, internet y demás, usualmente oscilan entre $100 y $150 dólares, será conveniente que usted etiquete cada mes $150 para dichos gastos. O bien, si a usted le pagan cada 15 días, pues guarde $75 cada vez que reciba su remuneración, es la mecánica a seguir.

Lo anterior es importante, pues es común que las personas sufran penurias económicas cuando llegan ciertos gastos que no son inesperados, pero cuya frecuencia de pago no es mensual. Por ejemplo, si usted paga $600 dólares por la inscripción escolar de sus hijos cada año, lo más sano es que cada mes guarde $50 para tal concepto, así estará preparado para enfrentar la erogación.

Lo mismo aplica para los seguros de automóvil, vida, gastos médicos, y demás; clases extra escolares; vacaciones; útiles y uniformes escolares; anualidades de tarjetas de crédito; y en general todo gasto de esta naturaleza.

De nuevo, si usted no conoce con exactitud el importe que deberá pagar, le repito lo de párrafos arriba, realice una previsión, puede hacerlo con base en la cifra que pagó en la última ocasión.

¿En verdad se puede etiquetar el dinero de esta manera? ¡Por supuesto que sí! Bueno, es cuestión de disciplina, la decisión y el éxito dependen de usted. Pero sí le comento que es muy saludable que considere hacerlo, le permitirá estar mejor preparado para este tipo de gastos y además conocer qué impacto tendrá cada decisión que tome, en su situación financiera personal.

¿Existe alguna herramienta que me ayude a estructurar mi presupuesto? Claro, existen múltiples herramientas y aplicaciones. Desde las hojas de cálculo tradicionales hasta software especializado. Y claro, si usted lo prefiere, se puede elaborar con papel y lápiz. Lo importante es que si decide hacerlo, la haga de manera realista, el medio es lo de menos.

Quien esto escribe, utiliza las hojas de cálculo. Pero si usted considera que requiere de una aplicación ya predeterminada, le sugiero la herramienta “You Need a Budget” es de lo mejor que hay, funciona en base a todos los principios comentados y sobre todo es muy fácil de utilizar. Tiene costo, pero vale la pena si toma la decisión de ordenar sus números. Puede acceder a una prueba de algunas semanas gratis para que se familiarice y decida.

Con todo esto, y siguiendo el ejemplo de líneas arriba sobre los $1,400 dólares, al elaborar el presupuesto y considerar en él las previsiones comentadas, usted podrá ir descontando a los $1,400, el dinero etiquetado para los diversos conceptos, y así conocer cuánto le queda disponible para consumos y gustos diversos en general.

¿Qué sucede si al elaborar mi presupuesto y las etiquetas o previsiones, descubro que el dinero no me alcanza? Bueno, con respeto le digo que no se trata de que el dinero no le alcance, sino de que usted vive por encima de sus posibilidades, acostumbra gastar el dinero que no posee. Esto sólo lo llevará con el paso del tiempo, a un problema de endeudamiento serio.

¿Qué pasa si con esto descubro que tengo un problema financiero, y estoy interesado en resolverlo? Por supuesto que es posible solucionarlo, siempre lo es. Lo importante es que tome la decisión y que contemple que llevará tiempo, a veces mucho, pero vale la pena, pues logrará agregar valor a su patrimonio.

De ser el caso, le recomiendo que se acerque con un profesional de las finanzas para que lo asesore, él le dará alternativas y le ayudará a encontrar el camino más adecuado para su perfil y estilo de vida.

Por último, retomo un punto importante, quizá el más significativo. Más allá de herramientas y asesoría financiera, ningún presupuesto funcionará si no se realiza de manera realista, es decir, incluyendo todos los ingresos y egresos con que la persona cuenta.

Y más aún, ninguna reestructuración o asesoría financiera funcionarán, si el usuario no cumple con la parte más importante, con la parte que a él le toca, con su parte: la disciplina.

Aquí concluye esta serie de artículos sobre finanzas personales. Se elaboró con la intención de aportar algunos conceptos que pueden ser de utilidad para todos. Con la misma intención seguirán disponibles para futuras consultas.

Igual, si usted desea que en este espacio se aborde con mayor detalle algún tema de finanzas personales o de finanzas en general, no dude en enviar el mensaje, con todo gusto será tomado en cuenta.

Amable lector, esta columna se llama “Valor Agregado” y lo invito a que también la lea en otros espacios:

A. Los domingos, en El Heraldo de Chihuahua, en la sección Index.

B. Entre semana, en www.sdpnoticias.com

C. A diario, en Twitter: @oscar_ahp

D. Siempre con temas financieros distintos a los aquí planteados.



Etiquetas:   Educación   ·   Finanzas   ·   Asesoría Financiera   ·   Estrategia de inversión   ·   Endeudamiento   ·   Presupuesto   ·   Ahorro   ·   Finanzas Personales

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18716 publicaciones
4726 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora