Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Crisis Económica   ·   Mauricio Macri   ·   Devaluación   ·   Cristina Fernandez de Kirchner   ·   Inflación   ·   Utopias   ·   Emigración   ·   Política   ·   Moralidad   ·   Feminismo



El engaño de Bárcenas y El Mundo contra los ciudadanos


Inicio > Política Nacional
18/07/2013


1004 Visitas










  Cómplice es aquél que ayuda a que se perpetre un delito. En el caso de El Mundo la complicidad conllevaría manipulación para desvirtuar la realidad circunstancial con el fin de provocar el acoso contra el Partido Popular. Se coge antes a un mentiroso que a un cojo y a Pedro J. le asoma un sonrojo propio del ridículo y de la falta de profesionalidad que hasta ahora nadie podía adjudicarle. Pero hasta el más sabio yerra con un borrón. Igual es que se la han metido doblada, confuso ante la situación económica que atraviesa y  que demandaba un oportuno escándalo  aunque fuera conspirando contra el mismísimo Gobierno de la nación.

Ignorándose todavía si a cambio hay prebendas que reciba el periódico por  estos amaños, se van descubriendo detalles que apestan a fraude sobre los datos aportados por Bárcenas y que el periódico ha propalado inmisericordemente justiciero. La evidencia de que hay engaño nos impele a pensar sobre la honradez esencial  de El Mundo. Malo es manipular pero peor es mentir con la intencionalidad de crear una grave crisis institucional. ¿De qué va el periódico de los democráticos camuflados con aires censores y totalitaristas, como así se conducen evitando en las redes sociales la protesta contra sus añagazas?

   Atufa que aparezca Mariano Rajoy en listados donde se comprobó que él no figuraba anteriormente. Hiede que resulte falsa la entrega de 200.000 euros a María Dolores Cospedal después de colocarla en la picota del resentimiento del presunto delincuente Bárcenas. Pero más nauseabundo es que Bárcenas presente en un tarjetón escrito a mano, pagos en euros a Rajoy, Álvarez Cascos y Trillo en los años 2000 y 2001…  ¿cuando el euro entró en circulación en el 2002?

http://www.elimparcial.es//algo-huele-a-podrido-en-barcenas-125956.html



   ¿Qué está pasando para que El Mundo se apresure a dar por buena una chapuza testimonial de la baja calaña con que algunos se manejan para tapar sus vergüenzas? Las vergüenzas de El Mundo son las de Bárcenas,  cómplices por engaño y perpetrando una desestabilización del país de la que dudo mucho no fueran a sacar tajada. ¿De qué van, jugando con la vida de millones de ciudadanos? Vándalos de la desinformación, se les ve el plumero de la insidia provocada por la codicia. Es nauseabundo.



   Si no fue intencionado podría darse el caso de que los periodistas de turno, los sensacionalistas y amarillistas, los que convierten en noticiable el bulo, dando cuenta de la bajeza de sus identidades periodísticas, sean unos sublimes gilipollas que confiados en la autosuficiencia del efectismo del escándalo, les hayan dado gato por liebre y ahora tengan que comerse un marrón dando la cara ante el jefazo Pedro J. Ramírez que podría estar incurriendo en un ridículo a la altura de sus excelsas miras profesionales.

   A ver quién le explica al jefe que con esos papeles de Bárcenas de El País, convertidos, por arte de birlibirloque, en el pen drive del ex tesorero del PP, se aprecian irregularidades harto chapuceras que apuntan a la farsa y el engaño con acusaciones que podrían ser infundadas. Es de dominio público que algo huele mal en El Mundo.

   En este país nuestro tan diferente tendemos a magnificar lo que en ocasiones es ínfimo. El Mundo es nombre que se queda corto para la ambición periodística de tan magníficos buscadores de las  verdades… a conveniencia.

   “El Universo” habría sido nombre más acorde a la capacidad de tan vanidosos intereses y horizontes para conseguir crisis institucionales lucrativas u ocultar otras por intereses inconfesables que quizá se dirimen pecuniariamente en los despachos.

   Magnífico y rimbombante también es denominar a un  tribunal... supremo, para comprobar cuán misérrimas son las dignidades en decisiones que claman al cielo como la exculpación de Blanco en el caso Campeón.

   Acaso no sabemos los ciudadanos lo engañados que estamos en este país de tan respetados caraduras, pero ahora mismo tenemos a un Bárcenas y a un periódico mundanal que nos recuerdan las miserias de nuestros males. Bueno es no olvidar quiénes los provocan.



Etiquetas:   Corrupción   ·   Luis Bárcenas

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

1 comentario  Deja tu comentario


, No sabía si este diario era independiente y hasta el momento me parecía creíble pero ahora se os ve demasiado el plumero. Sois demasiado peperos y poco imparciales. Os borraré de mi Twit.




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18433 publicaciones
4673 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora