Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Escritores   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Libros   ·   5G   ·   Tecnología   ·   Novela   ·   Reseña   ·   Informática   ·   Cristina Fernandez de Kirchner



Despues de la tempestad viene la calma, no otra tempestad.


Inicio > Política Nacional
13/07/2013


1400 Visitas



Da escalofríos ver el descaro en aumento de nombres grandes pero con el honor chiquitito. Ya son una epidemia.  Porque si una cosa puede entenderse, es que alguien que flota desde el parto en la abundancia o viva fiscalmente asalariado de por vida dentro de un uniforme, desprecie por temor, soberbia o ignorancia la angustia de millones, los  que aun pareciendo lejos,  son instrumentales a la hora de consumir lo que él o su familia ofrece en productos, trabajos o servicios. Pero tener que tragarse el silencio, la inasistencia, la abstención y hasta la estupidez de gallos que han vivido a cuerpo de rey, gracias al voto de esperanza de millones de aplastados que traicionan,  putas que da rabia.




Aquí es donde es importante recalcar que la enorme mayoría del hombre común tiene ningún interés por la participación en disputas hipertróficas de inyectada insensatez ideológica. La gran mayoría del chileno común ahora y SIEMPRE. Se ha inclinado por vivir de un sueño. Uno que no es posible en totalitarismo, lo cual explica,  el cacareado apoyo que invocan los chacales anímicos y los materiales del último  Golpe militar. No es decente suponer que el  hastío de un desorden institucional como el que surgió por la presión y la acción dentro y fuera del país desde que resultara elegido Salvador Allende. Incluyera licencia para quemar rostros con sopletes, o corvos fiscales en degollar profesores indefensos. Es inmaduro discutir ahora sobre las razones que llevaron al país a elegir un Presidente legítimo,  con solo un tercio del apoyo electoral de la nación y el 100% del rechazo imperialista de un bribón como Richard Nixon. Es una pérdida de tiempo discutir también de la famosa carta que repiten con frecuencia de Frei Montalva a Mariano Rumor,  cuando a él también lo colgaron desnudo de una escala para borrar huellas del envenenamiento. Son innumerables los retorcijones que han rodado por un terreno mediático dependiente y por lo tanto fértil para infames propagaciones, o como dice Jorge Schaulsohn -  “el periodista es soberano de la FORMA que entrega la noticia”. - Agrego yo, o no entregarla.   (Concluya Ud.)

No existen chilenos que odien a un muchachito que descubre un Chile distinto al de la mayoría en el Verbo Divino. No existe en Chile un solo individuo que no habiendo apoyado la desaparición o la tortura albergue delirio de venganza. La verdad es que el chileno que hoy crece en cualquier barrio, más bien lleva con profundo orgullo,  un país con bellos vecindarios ajenos y bien modernos edificios financiados por sus fondos de pensiones. El chileno es por obligada consecuencia un ciudadano orgulloso de su país, un soñador, un chacotero, un gozador que disfruta la comida, la bebida pero por encima de todo la buena compañía.

No es cierto que esté lleno de odio. Tal vez indiferente si lo miramos desde arriba, iluso si empezamos por abajo, pero esencialmente el chileno es uno,  como también lo son sus sueños.

Del repertorio popular quizás el vocablo que más se ajusta para la definición que sigue a continuación sea CHANTA. Porque de esos sí que estamos invadidos. Los hay en todos lados pero es en el parlamento donde hacen nata los desgraciados. Cobran un cheque Estatal multimillonario desvergonzado para un país que no despega del ridículo $ 207 mil pesos mensuales,  para el empleo mínimo de una mayoría. Gallos como Escalona que sencillamente no representa a nadie más que su presupuesto familiar , o Andrés Allamand que habiendo ganado meritoriamente el respeto de moros y cristianos,  se siente más humillado por un Sr. Lavín que por su propia incongruencia. Periodistas que saben del nulo voto de confianza ciudadana pero abusan de las cámaras para la obscena, insufrible  y permanente auto referencia o mutua admiración. Candidatos que nos hablan de Nuevo esto,  o Nuevo lo otro.  Cuando lo único nuevo es su deseo de figurar como sea,  aun a costa de la desesperación de los nobles consumidores indefensos. Si hasta hay uno que en su slogan dice fulano por Chile,  cuando claramente lo que el busca es un Chile para fulano.

 

No hay ninguno con la bolas para decirle al vino, vino, y al ex ejecutivo, criminal. No hay uno que apoye una idea de otro, todos sospechosamente encarnan PERSONALMENTE la solución a los montones de problemas que afectan a la gente. Que mierda hasta cuando las medias tintas, si hasta para el apoyo irrelevante a un entrenador  de fútbol atolondrado, la opinión está dividida entre la derecha y la izquierda. ¡ Chitas !  y los 15 o 16 millones de chilenos que trabajan sin  esperar  un cupo en el parlamento para vivir de un salario del ESTADO,  ¿dónde se quedan ?.  No hay ninguno que le diga a la gente,  esto es lo que haremos y si no lo hacemos renunciaremos. No,  por el contrario. Se anticipan a la mutua recriminación o a encontrar explicaciones que les permitan “parecer”,  una vez más,  personas decentes.

Como cualquier otra actividad donde esté incluida la interacción humana, un individuo hace mucho daño si la escoge por otra razón que no sea su determinación a mejorar las condiciones de la vida ajena y lo haga  exclusivamente pensando en la propia.  La gramática en cualquier idioma tiene un nombre inconfundible para la gran mayoría de los POLITICOS que cobran cheques FISCALES y mienten, y los llama seco; SINVERGÜENZAS.  Y ojo, esto como en la medicina, el derecho o la albañilería no es propio de la actividad, después de todo, costo milenios encontrar en la política, la única forma de abandonar el exclusivo suceder de tiranos militares o teológicos, por una racional forma de auto gobernabilidad llamada DEMOCRACIA.  Aquí además muchísima atención, democracia es por definición el respeto a la voluntad de la mayoría, esto hace que algunos prefieran la platónica etiqueta de Republicanos que esencialmente es una contradicción de la democracia porque surge de la conveniente suposición .  Que las MAYORIAS no siempre tienen la RAZON.

Da una sensación de inevitable impotencia ver como la verdad se diluye por el bloqueo de canales que la divulguen con libertad. Noticieros nacionales llenos de propaganda y dolorosa explotación de víctimas de abusos económicos como si se tratara de la tragedia de pobres gentes en tierras lejanas, estas invaden periódicamente los hogares además de las uniformes declaraciones de individuos conocidos por su envejecimiento en posiciones de una política que ellos mismos prohibieron y desprestigiaron por décadas, con esto “los noticieros” completan las pautas del programa. Una red de complicidad que enerva si se sabe y embrutece si se ignora, pero que conviene a una minoría que mantiene húmedo el megáfono oficial llamando irónicamente MINORIAS a todo el que reclama.

Esta mal lo que está ocurriendo, la falta de cooperación y el irresponsable culto a la competencia más que nada produce una sociedad de indolentes, prepotentes huecos o una mala mezcla de todos. Eso le hace muy mal a la base de sustentación de un porvenir común y declara desierto el espíritu de patria.

Hay que sacudirse del estigma de sub desarrollo pero no basado en la manipulación estadística, sino con seriedad. Decir por ejemplo que se miente cuando se dice que no hay recursos para programas de largo plazo porque es absurdo proyectar el gasto pero no los beneficios del cambio. Decir además que desde que el hombre encontró  la persuasiva utilidad del  garrote,  tomo milenios alcanzar un espacio que proporcionara al más débil algún derecho.  Decir además que si no entendemos de una vez por todas que el principio de auto gobernabilidad política nos libera, no hemos vuelto a la semana anterior a la Revolución francesa, olvidamos el pesebre y regresamos de un GOLPE al territorio político que se reduce una vez más al porte y la autoridad del que tiene los "palos"…

El saqueo económico, político y cultural de hoy no es el origen de nada. Nosotros no estamos gobernados por gallos que NO saben lo que hacen, pero si saben muy bien lo que lo que les conviene. Son una sucursal perversa del poder blando donde se concentra el poder global de los americanos. Estos buitres del consumo criollo, solo aprovechan el multibillonario poder de la propaganda de un estilo de vida norteamericano pero exento de su sistema público de educación y por supuesto de sus salarios. Acá no se premia el esfuerzo, no existe el sueño que solo alcanzan sin noción ni remordimiento los que parten históricamente más cerca de la meta.

Les parece que lo dejamos hasta aquí. Debo trabajar para ganar algo de plata y si es posible orgullo.

Luis.

 

 

 

PD. Un favor, si puede ayude compartiendo.  No me importaría que la reflexión fuera anónima pero desde que doy nombres ajenos es más correcto entregar el propio. Pero en realidad debiera ser - ratón de cola pela' que no vive de cheques del  Estado, más bien con el IVA y otros lo sostiene.

 

Etiquetas:   Ciudadanía   ·   Elecciones   ·   Historia de Edad Contemporánea   ·   Políticas Públicas   ·   Movimiento Estudiantil   ·   Periodismo   ·   Partidos Políticos   ·   Programa de Gobierno   ·   Reforma Educativa   ·   Participación Ciudadana   ·   Chile

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18412 publicaciones
4670 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora