Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Periodismo   ·   Muerte   ·   Cultura   ·   Lectores   ·   Vacunas   ·   Pandemia   ·   Lectura   ·   Alimentación



El mito de la guerra quimica en siria al servicio de la Casa Blanca


Inicio > Política Internacional
09/07/2013


1411 Visitas



Siria, sin duda, volvió a  ser  el tema principal de la reunión del G-8. En  ocasión de su inauguración,  Washington anunció que tenía pruebas de la utilización de armas químicas  por parte de  las fuerzas gubernamentales sirias y que en consecuencia aprobaba la ayuda militar a  los rebeldes.


En contrapartida, la posición de Rusia, a pesar de los intentos de occidente de lograr  su aislamiento internacional, se mantuvo firme, al punto que  denunció como inconsistentes los intentos de vincular los supuestos hallazgos  de utilización de armas químicas por el gobierno sirio, con el apoyo militar a los alzados, y que la intención real de  dicho anuncio, no era otra, que la de descarrilar la Conferencia internacional de paz para Siria, que próximamente  convocarían  Rusia y los Estados Unidos.

Se presume que en  la misma, los participantes una vez más intentarían auscultar formulas  mutuamente aceptables para terminar  con el derramamiento de sangre en ese país a través del diálogo entre la oposición y las autoridades. Sin embargo, debido a los acontecimientos denunciados  y las intenciones de Washington, el conflicto político interno en Siria tiende a profundizarse, dejando latente  la posibilidad de  una intervención internacional abierta.

Es evidente que un acuerdo político es la única forma de enfrentar la crisis siria. Tal perspectiva de solución fue avalada en  la Declaración final de la Cumbre del G-8 y lo más importante, fue que  confirmó la idea de convocar una Conferencia Internacional sobre Siria, para implementar el totalmente Comunicado del 30 de junio de 2012 emitido en Ginebra, suscrito por China, Rusia, EEUU, Francia, el Reino Unido, Turquía, la Liga Árabe, la ONU y la Unión Europea  que establece un órgano gubernamental de transición y  la implementación de  una serie de pasos, por consentimiento mutuo de las partes en conflicto. El texto consensuado, alude también a una revisión del orden constitucional y del sistema legal.

El siguiente paso sería una nueva redacción de la Constitución siria, que debería someterse a la aprobación popular.

A contrapelo de lo aprobado entonces, recientemente  el Senado de  los Estados Unidos   modifico la Ley de Autorización  de Defensa Nacional, al aprobar  una Enmienda a la Ley de Defensa de la nación 2013, en la cual le solicita al presidente Barack Obama, presentar  ante el Congreso un Plan de oferta potencial para intervenir militarmente en Siria e imponer  una zona de exclusión aérea sobre ese país.  La  Ley exige al Pentágono un Informe  de las actividades militares de  Washington, para degradar  el poder aéreo del gobierno  que es utilizado contra sus opositores.

En consecuencia, el  reciente planteo  de ayuda militar norteamericana, con el argumento o conjetura del uso de armas químicas por Damasco,  parece fuera de lugar  ante la posibilidad  de convocar  una conferencia internacional sobre Siria y como resultado de una noticia  aparecida en internet que destaca  que,   conforme a fuentes provenientes del  Estado Mayor  turco, a principios de junio, el Presidente de los Estados Unidos Barack Obama, sin notificar al Congreso aprobó una resolución, que  lo  autorizaba para    destruir importantes objetivos en territorio sirio, decisión que  Washington comunicó a sus más cercanos aliados en la región, incluyendo a Ankara. En otros términos, todo  apunta a que es posible que se actué de manera semejante a  lo ocurrido  con los últimos a ataques  a  Libia, donde se  envió una simple nota a los legisladores informando de las acciones militares, o lo actuado por Reagan, en  1986, también contra Libia, o las acciones de Clinton  en Serbia; acciones todas ejecutadas, sin consentimiento del Congreso norteamericano.

Como es conocido, las fuerzas de operaciones especiales estadounidenses  ya están  desplegadas cerca de la frontera con Siria, supuestamente para participar en ejercicios militares conjuntos con Jordania y unidades de defensa aérea con misiles patriot en posición de ataque.

Sin entrar en  paralelismos con  la  invasión estadounidense en Irak, los actuales argumentos, no parecen del todo  convincentes pues  recuerdan los que esgrimió la  Casa Blanca sobre la  utilización de armas químicas por parte de Damasco. Solo basta recordar, la  argumentación utilizada para justificar  la invasión anglo-estadounidense de Irak en 2003. En tal oportunidad,  Colin Powell en una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU, blandió una prueba del supuesto uso de esporas de ántrax como  demostración de existencia  de armas químicas y biológicas de Saddam que resulto, sal de mesa común.A juzgar por la evolución de la situación alrededor de Damasco, el Presidente norteamericano, Barack Obama sigue el camino de su predecesor George W. Bush.

Así, los Estados Unidos para proteger a los refugiados y los "rebeldes sirios", que son capacitados por instructores estadounidenses en Jordania, proponen organizar a lo largo  de la frontera con Siria, una “zona libre  de acciones militares”. Expertos del Pentágono, también han limitado una  zona de exclusión aérea, que debe cubrir 25 kilómetros dentro de  territorio sirio, la cual estaría bajo el paraguas de misiles   Patriot y aviones de ataque F-16; mismo  que  estarían  estacionados en Jordania. Tal  estrategia militar de apoyo a la insurrección interna, no requeriría  la autorización del Consejo de Seguridad de la ONU, comoquiera que los  Estados Unidos no estarían  planeando invadir el espacio aéreo sirio.Se  advierte la repetición utilizado  en 2003 en  cuando Saddam Hussein fue acusado de no sólo del uso de armas químicas, sino también  de  la intención de utilizar armas nucleares, lo cual resultó totalmente falso.

En el caso sirio, la tradicional "revolución de color" no  ha logrado cuajar y la salida militar utilizada por  los que combaten el régimen, tampoco  ha dado los frutos esperados, al punto  de estar en los albores de sufrir  una derrota estrepitosa, que ni siquiera les permita negociar, como  actor válido. Todo ello, a pesar de que la "ayuda humanitaria" a la oposición siria en forma de equipo militar letal, que  el año pasado alcanzo  la suma de 250 millones de dólares, para  a finales del año 2013, se calcula que  será aproximadamente de  515 millones.

Al final, Washington concluye, que  tal como están planteadas en el terreno las cosas, es tiempo de intervenir en el conflicto, de lo contrario se desvanecerán las posibilidades de  derrocar al gobierno de Damasco. Esta es la razón de la utilización del argumento de uso de armas químicas como justificación para deshacerse de  Bashard  Al  Assad.

Así,  finalmente se  cayó la máscara. Estados Unidos han manifestado abiertamente su apoyo militar a la oposición siria, método este que  no es nuevo, sino que se ha convertido en un arma versátil en manos de la Casa Blanca, cuando un gobierno reniega   "bailar" su  melodía.

Por Euclides E. Tapia C.  Profesor Titular de Relaciones Internacionales de la Universidad  de Panamá



Etiquetas:   Barack Obama   ·   Conflictos Armados   ·   Siria   ·   Casa Blanca   ·   Pentágono   ·   Rusia   ·   Bashard Al Assad

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21909 publicaciones
5259 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora