Edición   |  Quienes somos    Contáctanos    Regístrate    Cómo publicar en Reeditor
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Derechos Humanos   ·   Libertad de Expresión   ·   Literatura   ·   Escritores   ·   España   ·   Libros   ·   Partidos Políticos   ·   Desigualdad   ·   Migración


La eliminación del fuero, ventajas y desventajas


Inicio > Política Nacional
07/03/2013

962 Visitas



Confesiones.


 

Aun y cuando la eliminación de privilegios de la clase política, como el fuero que hace inmunes a sus integrantes de la acción de la justicia, ha sido una demanda social permanente, hay que reconocer que la medida tiene también aristas.

La reciente reforma aprobada en ese sentido en la Cámara de Diputados, aun incompleta y parcial, es sin duda un gran avance en la materia, sin embargo también supone ser un elemento de control para el ejecutivo federal.

La inmunidad parlamentaria debe servir en estricto sentido, para que exista un verdadero equilibrio entre poderes, de forma que los legisladores que son oposición al gobierno en turno, gocen de completa libertad para debatir.

Visto así, el fuero es una garantía del proceso democrático, una defensa constitucional señalada de manera específica para permitir que los desacuerdos políticos entre las fuerzas, den paso al debate y la construcción de acuerdos.

Lamentablemente el factor de equilibrio se tergiversa cuando el uso de esa prerrogativa es usada para otros fines, corrupción, prepotencia y sobre todo evadir la acción de la justicia.

En México, el fuero se convirtió en un sinónimo de impunidad, una sensación de protección que rebasa y por mucho su sentido original, un mecanismo que los mismos encargados de salvaguardar han distorsionado.

El fuero debería pues de ser una protección a la libertad de las ideas y su contraste, un elemento que favorezca la autonomía legislativa y no un catalogo de privilegios que al final de cuentas se convierten en la más lacerante impunidad.

Con la reforma constitucional, en la eliminación del fuero, se abre la posibilidad de que el Estado, pueda ejercer acciones legales para intimidar o presionar a sus opositores.

Establecer un mecanismo de control absolutista que limite la capacidad de crítica, más aun para orientar decisiones legislativas favorables al ejercicio de las estrategias gubernamentales.

En estricto sentido, los legisladores responsables no tendrían en principio porque temer ante esa posibilidad, sin embargo siempre estará presente la eventualidad de la creación de expedientes, elaborados ex profeso para justificar la presión.

Estamos hablando desde la fabricación de delitos, hasta el desarrollo de campañas de desprestigio, utilizando la vertiente mediática, que si bien pueden no resultar en un encarcelamiento, si puede a su vez ser formas de desprestigio y linchamiento.

Por un lado, la eliminación del fuero representa un gran avance en materia de combate a la corrupción, siempre y cuando se midan a todos los actores públicos con la misma regla.

Se da respuesta a una sentida demanda de la sociedad, ante el abuso de las prerrogativas que acompañan la investidura, que han sido factor para el descredito de la clase política.

Claro que tampoco se puede omitir la sensación de que esta tendencia bien puede sugerir un ambiente de autoritarismo, toda vez que el ejecutivo podrá iniciar acciones legales en contra de los legisladores a su criterio.

No se trata de estar en contra de sancionar a funcionarios y representantes populares que se desvíen de su responsabilidad, eso es algo que se celebra de manera colectiva.

Más bien de entender el riesgo que esto puede suponer, si se acompaña de una tentación autoritaria, mediante la cual el Estado aproveche esta modificación legal, para imponerse en el uso de la fuerza jurídica a su disposición.

Sobre todo considerando que nuestra democracia está todavía en proceso de consolidación, recordando que precisamente el fuero se instituyo para evitar los vicios del autoritarismo presidencial.

Porque si bien, es muy importante dar el paso hacia un sistema capaz de establecer reglas para castigar a sus miembros, también lo es contener el riesgo de que eso se convierta en una herramienta del poder.

Definitivamente habrá que esperar a ver los resultados de la modificación constitucional, nos referimos al hecho concreto de que esta modalidad sea usada de inmediato.

Porque hay una enorme cantidad de personajes que bien podrían ser llamados a cuentas de inmediato, tanto priistas como entre sus opositores, esto para saber si la reforma se construyo con alguna dedicatoria especifica.

De otra forma, si no pasa nada pronto, entonces comprender que la determinación tiene un carácter preventivo en adelante, lo que se traduciría como una intención en lo subsecuente.





guillermovazquez991@msn.com

twitter@vazquezhandall



Etiquetas:   Política   ·   Leyes
Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario









Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
11791 publicaciones
3453 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora