Edición   |  Quienes somos    Contáctanos    Regístrate    Cómo publicar en Reeditor
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Escritores   ·   Lectores   ·   Cultura   ·   Inmunología   ·   Salud   ·   Humanidad   ·   Economía   ·   Crisis Humanitaria   ·   Ecología


Energías Renovables en República Dominicana: Retos. Primera Parte


Inicio > Ingeniería
12/07/2012

1621 Visitas



Los efectos del cambio climático, si bien se resienten sobre todo el planeta, se manifiestan con mayor severidad sobre determinadas zonas de la geografía mundial. Una de estas zonas es la región del Caribe. Por su características (pequeñas islas rodeadas de una amplia masa de agua) es normal que las consecuencias del efecto invernadero (elevación del nivel de mar) causen mayores estragos sobre esta región del planeta.


La volatilidad registrada en los últimos años en los precios del petróleo, es otro factor que atenta contra el bienestar y la seguridad de suministro energético de la región del Caribe. Salvo excepciones, esta región se caracteriza por carecer de recursos energéticos de origen fósil, destacándose Trinidad y Tobago con sus yacimientos de gas natural.

República Dominicana está dando pasos significativos hacia la reducción de su contribución al efecto invernadero y de su dependencia energética. A las tradicionales centrales hidráulicas que constituyen la mayor porción de energía renovable dentro de la matriz energética nacional, hay que añadir la entrada en operación a finales de 2011 del Parque Eólico “Los Cocos” en la provincia de Pedernales. El parque eólicos “Los Cocos” constituye la primera central eléctrica de esta naturaleza en el país caribeño.

En los próximos años se prevé el aumento de la participación de las energías renovables en la matriz energética dominicana, restando aún más protagonismo a las energías de origen fósil. A finales de 2012, entrará en operación un parque solar fotovoltaico de 30 MW construido por una firma alemana en el municipio de Monte Plata, al noroeste del país, para el cual ya se ha firmado el acuerdo de compra de energía (PPA). También se ampliará la capacidad actual del parque eólico “Los Cocos” en una segunda etapa de 33 a 80 MW.

Estas y otras iniciativas demuestran el apoyo que se está brindando desde las distintas instancias de la sociedad dominicana a la diversificación de la matriz energética nacional hacia fuentes menos contaminantes y sobre todo fuentes de energía autóctonas, contribuyendo a la reducción de la dependencia energética.

Una de las herramientas principales que ha motorizado el desarrollo de las energías renovables en República Dominicana en los últimos dos años, ha sido la salida de la Ley 57 – 07 sobre “incentivo al desarrollo de las fuentes de energía renovable y regímenes especiales”. En esta iniciativa legislativa han sido consagrados los principios normativos del actual régimen retributivo de las centrales de producción de energía a partir de fuentes renovables.

República Dominicana cuenta con recursos para acometer proyectos de energía renovable de distintos tipos (solar, eólica, biomasa), lo que sumado a un marco normativo que ofrece garantía jurídica para la inversión y a un escenario que fomenta proyectos de este tipo desde todos los sectores de la sociedad, representa una excelente oportunidad para las empresas que quieran llevar a cabo inversiones en proyectos de energía renovable en este país caribeño.

Sin embargo, esta nación enfrenta grandes retos para sacar mayor provecho de sus excelentes condiciones para el desarrollo de las energías renovables. Entre estos cabe destacar, la formación de profesionales en esta área. En la última década cientos de profesionales de distintos sectores han realizado estudios de grado y post-grado, dentro y fuera del país, en distintas áreas del saber.

Es importante incentivar que los profesionales, del área de ingeniería principalmente, se especialicen en energías renovables para aprovechar el momento actual de estas en República Dominicana y que visto el apoyo con el que cuentan por parte de los diferentes actores de la sociedad (políticos, sociedad civil, etc.) estará presente por largo tiempo.

Igual de importante es crear el escenario para que estos profesionales puedan aportar sus conocimientos, su destreza para el desarrollo de proyectos de este tipo y para la materialización del sueño de un país menos dependiente energéticamente y que garantice un desarrollo sostenible.

En este sentido deben orientarse las nuevas políticas promovidas desde el gobierno. Iniciativas como la Ley 57 – 07 y la Ley de Desarrollo Fronterizo constituyen un excelente paso de avance para el desarrollo de las energías renovables en el país, pero si no se forman profesionales locales que puedan contribuir en este proceso y no se aprovecha su talento dentro de las fronteras del país, no se puede hablar de un “desarrollo sostenible” (que perdure en el tiempo).

 



Etiquetas:   Energía   ·   Energía Alternativa
Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario









Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
15110 publicaciones
3995 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora