Edición   |  Quienes somos    Contáctanos    Regístrate    Cómo publicar en Reeditor
Últimas etiquetas:   Sociedad   ·   México   ·   Religión   ·   Literatura   ·   Retrovirus   ·   Salud   ·   Tecnología   ·   Arte   ·   Ciudadanía   ·   Enrique Peña Nieto


El objeto de las campañas negativas


Inicio > Política Nacional
23/04/2012

608 Visitas



Confesiones.


 

En la columna del viernes pasado, reflexionábamos acerca de que hasta ahora lo que más ha llamado la atención en la primera parte de la campaña por la Presidencia de la República ha sido el encono entre candidatos y simpatizantes, una campaña circunscrita al odio no hacia las propuestas, mas allá de la rivalidad el enfrentamiento obedece a una estrategia.

La planificación de este escenario se inclina por supuesto al factor de las cifras, las tendencias van marcando el sentido de las maniobras que buscan la obtención del beneficio, para el PRI de mantener la ventaja y para Acción Nacional de revertirla.

Mención aparte merece la actitud de Andrés Manuel López Obrador que se mantiene al margen del golpeteo y tal vez por eso sea quien tenga más seguro su voto duro como a continuación explicaremos,  López Obrador es quien mejor ha entendido el escenario.

De Gabriel Quadri, no hay mucho que decir, su objetivo únicamente se refiere a mantener el registro del partido del que es candidato.

Y es que una vez más son las empresas encuestadoras, como también ya lo explicamos en ocasión anterior, quienes en su función de tratar de influir, más que de informar, ponen sobre la mesa de discusión y análisis, datos que independientemente de señalar las preferencias actuales, hacen vislumbrar un panorama muy complejo.

Desde nuestra muy particular óptica la exposición de esas cifras pretende establecer que pueden surgir modificaciones que alteraran las tendencias actuales y las encuestadoras no quieren que se les acuse de no atinar al resultado final.

La presentación de las eventuales variantes infiere que será imposible llegar al final del proceso con los márgenes de ahora, es un antecedente que anuncia que habrá cambios, por ello la insistencia de estas empresas de señalar su importancia.

Más aun cuando quien más insiste en la exhibición de estas mediciones es precisamente la empresa mas vinculada a quien se marca como el favorito, de otra forma no podría entenderse que Consulta Mitofsky que abiertamente apoya al PRI y que trabaja para ese Partido sea quien mas este poniendo el dedo en la llaga.

En algún momento se pudo pensar que esta situación fue una pifia, sin embargo como ha sido muy repetitiva no puede caer en esa consideración, se trata pues de un escenario real y reconocido.

Entrando en materia y según datos recopilados de las mismas encuestadoras, haciendo un resumen que promedia sus propias cifras, la suma del segmento de los indecisos que ronda en el veintinueve por ciento y de los volátiles en el veinticinco nos da un total del cincuenta y cuatro por cierto del universo, cifra mucho mayor a la de cualquier candidato.

Eso sin contar que este análisis también refleja que un veintitrés por ciento de las mediciones reportan que habrá un claro voto diferenciado y eso se entiende bajo el concepto del interés del ciudadano por lo que pasa en su entidad en contra parte a lo que acontece a nivel nacional.

Si bien es cierto que en el apartado de los indecisos es muy complicado prever tendencias finales y cuál será el porcentaje que se repartirá entre los distintos candidatos y el que corresponderá al abstencionismo, en el caso del denominado voto volátil, si se pueden conocer los márgenes.

La característica del volátil es de origen muy interesante e infiere por su naturaleza que puede producir una enorme confusión, misma que también puede modificar severamente cualquier predicción.

El volátil manifiesta una preferencia específica al momento de la encuesta, sin embargo acepta que según el desarrollo de los acontecimientos de las campañas políticas puede cambiar su sentido a favor de otra fuerza o candidato.

En este margen la estadística mantiene el nivel reportado al inicio de las campañas, es decir que del total de las preferencias a favor de Enrique Peña Nieto, el doce por ciento del porcentaje a su favor se considera así mismo volátil.

El de Josefina Vázquez Mota aumento un punto para colocarse en el siete por ciento, mientras que el de Andrés Manuel López Obrador bajo medio punto, al cuatro punto cinco por ciento.

Con estas cifras los estrategas de campaña elaboran las agendas de sus candidatos, bajo el entendido de que la verdadera batalla no está en la lucha por el voto duro, sino por el de los indecisos y el volátil, que si bien es un campo amplio y fértil, también es al más difícil de acceder, pero que sin duda será el que termine por definir la elección.

Son precisamente estos datos los que han llevado al Partido Acción Nacional y su candidata a endurecer sus ataques y críticas en contra de Peña Nieto, para intentar restarle ese doce por ciento de volátiles.

La campaña llamada guerra sucia en contra del candidato priista se ha centrado en su gestión como Gobernador del estado de México, básicamente exponiendo que no cumple lo que promete, con la intención de exhibirlo ante la opinión pública, claramente enfocada a los segmentos a los que nos hemos referido, porque su voto duro seguirá siendo el mismo y esa publicidad no hará mella en su intención.

Ahora bien lo que habría que valorar es si la estrategia del PRI en este caso es la correcta, porque si el mercado al que debe de enfocarse no es su voto institucional, contestar las agresiones con más ataques no significa la mejor de las opciones cuando se trata de mantener la supremacía sobre el rival, que lo que quiere es precisamente eso, llevar las cosas al límite, desbordarlas y al parecer en el PRI no se dan cuenta de ello.

En el PAN saben que estos ataques tarde o temprano le restaran a Enrique Peña, lo que no significa que les beneficie directamente a ellos, sin embargo debilitar al rival más fuerte como sea es un avance dentro de su estrategia.

Personalmente sigo pensando que amplios sectores del Revolucionario Institucional, a diferencia de su propio candidato, se equivocan desplegando una guerra de insultos, contestando a sus agresores en el mismo tenor, no  se trata de no defenderse sino de cómo hacerlo, la polarización y la ira solo ahuyentan al indeciso y pueden provocar que el volátil se desencante.

La agresividad manifiesta de los simpatizantes priistas proviene del apartado del voto duro y esos no cambiaran su intención pase lo que pase, sin embargo traicionan su propia causa al vender una imagen soberbia e intolerante que no corresponde al momento y las circunstancias.

Hay una enorme diferencia entre lo que hace Peña Nieto como candidato y lo que realizan sus simpatizantes, el evitando mientras que muchos de ellos, que son miembros formales de la estructura del Partido y funcionarios públicos, dan rienda suelta a la batalla de los insultos.

Estos últimos no están buscando votos más allá de sus propias estructuras, se solazan en su aparente ventaja y se limitan a ellos mismos y eso no les dará superioridad, simple y llanamente se concentran en una ofensiva personal, que en la grosería y la descalificación al rival solo desnudan su lambisconería, como argumento individual para agradar a sus superiores en busca de mejores espacios.

En el PRI la campaña se está enfocando hacia el voto duro nada mas, en tratar de no cometer más errores y finalmente eso los puede poner en aprietos, por desdeñar segmentos que de entrada son mayoritarios y para los cuales no hay atención.

La falta de comunicación entre el candidato y la dirigencia nacional con sus bases está creando dos escenarios contrastantes que al final les perjudicaran a ellos e irremediablemente les beneficiaran a otros.

Solo hay que ver a López Obrador, que a pesar de su posicionamiento en las encuestas es el único que se dedica a buscar al indeciso y al volátil.

Finalmente la reflexión sigue siendo la misma, no hay todavía nada escrito y la derrota o la victoria dependen de cada candidato, pero sobre todo de lo que hagan y como lo hagan a partir de este momento.

 

guillermovazquez991@msn.com

twitter@vazquezhandall

 





Etiquetas:   Política
Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario









Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
12267 publicaciones
3532 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora