Edición   |  Quienes somos    Contáctanos    Regístrate    Cómo publicar en Reeditor
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Libros   ·   Reseña   ·   Crecimiento Personal   ·   Inteligencia Emocional   ·   Paz   ·   Salud   ·   Corrupción


El Secreto y Su Perverso Mensaje Anticristiano


Inicio > Cultura
07/01/2015


987 Visitas



El ya famoso libro del Secreto, de Rhonda Byrne, ha calado hondo en la mente de los hombres de Occidente. Sus ediciones se han seguido aumentando y mucha gente ha publicado otros libros semejantes para apoyar, ampliar o contradecir las ideas de aquella obra.


En realidad tal secreto nunca ha sido un secreto, salvo para los miopes que no ven más allá de sus narices. Todas las religiones han usado el poder de la mente divina en sus prácticas diarias de oración o de plegarias. Y en sus emergencias han hecho uso de ayunos, retiros, y de largos períodos de oración mental. Y así han obtenido ayudas y apoyos providenciales para sus vidas, y en algunos casos se han producido verdaderos milagros que parecen contradecir las leyes naturales.

Hasta allí vamos bien. Los seres humanos, bajo ciertas condiciones, pueden obtener ayuda de la Mente infinita. ¿Pero qué pasa cuando la gente trata de obtener ayuda sin cumplir algunas de esas condiciones?

Una condición es la concentración mental, otra es la perseverancia, otra es la imaginación o la visualización de lo que se desea. Pero hay algunas de esas condiciones que el libro del Secreto omite.

Veámoslas en detalle. Primero: Lo que ha sido ordenado o predeterminado por Dios puede ser contrario a los deseos de quien invoca la ayuda de la Mente Divina. Y eso, considerando la Omnipotencia y la soberanía de Dios sobre los seres, solo producirá un fracaso y una frustración de los deseos de quien se trata de apoyar en esa Fuerza Infinita.

Exageremos un poco. Supongamos que yo pido que la Mente Divina me dé branquias como los peces, para así bucear sin equipos de oxigeno. Por mucho que me concentre no lograre ser escuchado y mi cuello seguirá igual, incluso si recurro a un cirujano para que me haga unas branquias con su bisturí.

Eso es así pues si pido algo CONTRA LA NATURALEZA, CONTRA EL ORDEN COSMICO, CONTRA LA VOLUNTAD DEL CREADOR DE MI SER, no me será otorgado.

Dios es el legislador de la naturaleza, sus leyes son Su Voluntad expresada en la materia. Y según los teólogos y los libros sagrados Dios jamás puede ir contra su propia voluntad, pues es UNO en esencia, inteligencia y  propósito. 

Por eso Jesucristo dice en Getsemaní, en la noche previa a su sacrificio en la Cruz, PADRE SI ES POSIBLE APARTA DE MI ESTE CALIZ, PERO NO SE HAGA MI VOLUNTAD SINO LA TUYA. El no quería ir contra lo ordenado o predeterminado por Dios respecto a su vida. Y aceptó  el dolor y la muerte de cruz, horrible forma de morir. Y Dios lo resucitó.

Una segunda condición, pues, siguiendo el ejemplo de Cristo, es el estado moral o grado de evolución moral del que ruega. Es decir, ¿tengo el derecho moral de pedir que la mente universal me oiga y me otorgue lo que pido? ¿Merezco esa ayuda cósmica? ¿Y qué hare con los bienes que se me otorguen? ¿Vivo para el Ser o para el Tener?

¿Es moralmente bueno lo que pido? ¿Cuál es la condición moral de mi alma? ¿Le haría Dios, la infinita sabiduría,  bien a mi alma, si me otorga lo que solicito? ¿O me haría un mal? ¿Soy sabio al pedir o no? O soy un simple monigote o maquina de desear, un mero espejo de la sociedad de consumo que me mete sus ideas para desgracia de mi alma?

Los bienes de este mundo material son relativos, buenos y malos al mismo tiempo. Son solo instrumentos, medios para otros fines, y esos fines personales pueden ser concordantes con la voluntad de Dios o no. Y eso es crucial. Pues los libros sagrados dicen que solo los que hacen la voluntad de Dios se salvan de los poderes tenebrosos que ordinariamente gobiernan a la mayoría de los seres humanos. (Ver Mateo 7,21 y siguientes).

Por eso el propio Jesucristo dijo que no se puede servir a Dios y a Mamón, el dios de las riquezas materiales. Y agrego que es más fácil que un camello entre por el ojo de una aguja que un rico entre en el reino de los cielos.

Y si uno revisa las tentaciones que Cristo tuvo en el desierto de Judea se dará cuenta que una de ellas tenía que ver con el poder político y las riquezas materiales. Y él la desecho y venció al demonio negándose a adorar y a servir al rey de las tinieblas y a sus ofertas.

Antes de continuar, debo aclarar al lector que este artículo no es una apología de la pobreza. Solo es un intento de aclarar la correcta jerarquía de los valores cristianos frente a la prensa y los escritos más influyentes  de la Nueva Era y su vinculación con la magia negra.

Jesús no estaba en contra de tener un grado de bienestar material SIEMPRE QUE EL DINERO Y LA RIQIUEZA NO FUESEN DUEÑOS DEL CORAZON DE LAS PERSONAS. Es decir, estaba en contra de que los seres humanos tuvieses ídolos en su mundo interior que los apartaran de la obediencia a las Leyes de Su Padre. Por eso en el evangelio de Mateo 6,33 dice: BUSCAD PRIMERAMENTE EL REINO DE DIOS Y SU JUSTICIA Y LAS DEMAS COSAS OS SERAN AÑANIDAS.

Ese es el orden cristiano de las prioridades, de la escala de valores correcta. Dios y la obediencia a sus mandamientos primero, y luego la riqueza o la prosperidad vendrá a nosotros sin atarnos a las tinieblas.

El problema es que a veces gentes llenas de pecados tienen éxito en el uso de estas conexiones  con lo invisible, y alcanzan fortuna y fama. Y eso desconcierta a gente sincera y creyente. Eso es justamente porque en estas maniobras semi-esotéricas la gente se conecta con espíritus oscuros que tienen un grado de influencia en las cosas materiales, de acuerdo con la misma tentación de Jesucristo.

Y aceptan servir al demonio, consciente o inconscientemente, y se les da la riqueza por cierto tiempo. Eso es magia negra. Y es lo que ofrece el Libro del Secreto. Lo mismo que ofrece el demonio a sus adoradores. Placer, éxito, poder, rápidos, fácilmente. Pero condeno mi alma a las tinieblas y los demonios me controlaran ahora y en la eternidad.

De manera que cuando entro en contacto con la Mente infinita puede ocurrir que, según mis propósitos impuros y la fuerza vibratoria de mis bajas pasiones me conecte con otro poder distinto del de Dios. Y así es la ley de vibración. Vibraciones bajas  me conectan con planos inferiores y con espíritus infernales. Vibraciones elevadas y motivos nobles me conectan con los mejores espíritus y planos elevados del mundo invisible.

De allí es que existe una ingenuidad y una cuota de ignorancia esotérica en la señora Rhonda Byrne y en sus seguidores. Pasan por encima de las leyes divinas y de la justicia inmanente. San Pablo dice: NADIE PUEDE BURLARSE DE DIOS, LO QUE EL HOMBRE SIEMBRA ESO COSECHARA. Eso es lo que nos dice la ley de karma. (Gálatas 6, 7 y 8).

San Juan en su primera carta 5,14 nos recuerda la doctrina primera de la conexión con la Mente Divina: Y ESTA ES LA CONFIANZA QUE TENEMOS EN EL, QUE SI PEDIMOS ALGUNA COSA CONFORME CON SU VOLUNTAD, EL NOS OYE.  

Por eso hay que tener cuidado con los mensajes de los promotores de New Age. Hay que discernir espíritus paso a paso. Y caso a caso. No se deben tomar esas doctrinas sin tener una formación cristiana completa como cosa previa. Hay cizaña en medio del trigo. Son semillas muy parecidas. Solo un agricultor o un esotérico experto las reconoce.

Solo el trigo sirve para hacer harina y pan, la cizaña es amarga y su harina no sirve para nada. San Pablo dice: EXAMINADLO TODO Y RETENED LO BUENO. Pero para discernir hay que tener cultura moral y religiosa, cultura filosófica y conocimiento de Dios.

Según el profeta Oseas (cap. 4,1 al 6) miles de almas perecen por falta de conocimiento, y esos libros de la colección del Secreto y de los que tienen doctrinas parecidas pueden llevar hacia la perversión de los poderes interiores y por ende poner al alma humana al servicio del Anticristo o del famoso 666.

 

 

 



Etiquetas:   Religión   ·   Teología
Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario









Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
15010 publicaciones
3976 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora