Edición   |  Quienes somos    Contáctanos    Regístrate    Cómo publicar en Reeditor
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Escritores   ·   Lectores   ·   Cultura   ·   Reseña   ·   Música   ·   Crítica Literaria   ·   Salud   ·   Inmunología   ·   Elecciones


La Tecnologìa Informàtica contra la Evoluciòn Humana y el Dharma.


Inicio > Cultura
22/11/2013

1010 Visitas



La Tecnologìa informatica contra la Evoluciòn humana y el Dharma.


Hoy todo el mundo anda enchufado con su computador y con su teléfono celular inalámbrico. Todo parece ir muy bien, y se le da la bienvenida a todos esos mecanismos electrónicos, que nos permiten conversar, estar al dìa, informarnos, indagar tareas escolares, hacer negocios, comprar, mandar cartas, etc. No hay duda de la utilidad de estos mecanismos, nuevas herramientas del conocimiento y de la información. Se pueden leer libros en Tablet, en los mismos teléfonos y en los PC individuales de casa. Escribir, grabar música, videos, sacar fotos por esos aparatitos es el pan de todos los días. En veinte años de desarrollo de la telefonía de los teléfonos celulares la revolución ha sido enorme. Y las ganancias de ciertos grupos también.

Pero ya Ray Bradbury (1920-2012) nos advertía profèticamente en los años 50 del siglo XX nos advertía de los peligros de estar siempre enchufados de dìa y de noche, en el bus y en la calle, lo mismo que se decía en ciertos documentos del Vaticano de la misma época. Ahora ya se puede ver objetivamente que tales advertencias no eran equivocadas. Hay daño a la evolución del alma humana y a los propósitos de Dios para con la especie humana. Lo que los indùes llaman el Dharma.

Veamos eso con màs detalle.

Primero, el alma humana necesita soledad y silencio para desarrollarse bien en sintonía con Dios y con su esencia interna. Tiene que hacerse un tiempo de silencio para escucharse a si misma y para escuchar a Dios, el eje de la existencia. Pero tanto mecanismo comunicacional a distancia impide ese silencio mistico y creativo de la semana o de cada dia. Eso crea individuos descentrados, exteriorizados, extrovertidos totales, sin juicio moral, neuróticos, abiertos a nuevos estímulos sensoriales, pero cerrados a las influencias espirituales directas que descienden de lo Alto. En resùmen seres vacios y enfermos del alma.

Segundo. El sistema nervioso humano necesita descanso adecuado, pero la gente permanece largas horas de la noche enchufados a facebook o a Skype o a otras aplicaciones de telefonía, conversando, pasándose de la media noche, hasta las dos y tres de la madrugada, y al dia siguiente hay que trabajar desde temprano. Se duerme cuatro o cinco horas con suerte, y eso va deteriorando progresivamente a las neuronas que son los instrumentos del espíritu humano, y del Espìritu de Dios.

Eso es en lo biológico, pero en lo psíquico, la mente humana, cargada de las impresiones del dia a dia y de las imágenes de internet y de las conversaciones irrelevantes, se contamina de tal manera que las mentes maestras, los entes superiores, encargados de la evolución humana no pueden introducir sus ideas ni sus bendiciones en la mente encarnada por sobrecarga de basura, de spam mental.

Tercero. El cansancio y la sobrecarga de impresiones impide a las personas orar por largo tiempo y en profundidad para armonizarse o para sintonizarse con la Divinidad, con su paz y sabiduría infinita. Asi se va cortando el débil vìnculo que cada persona tiene con el Poder Supremo, dada la vida concretamente anti-religiosa que el hombre de hoy ha creado. Los demonios aplauden a la estupidez humana que ha creado esa situación sin los debidos contrapesos culturales y espirituales necesarios para la salvación del alma humana o para su iluminación metafísica.

A eso se agrega que la gente, aunque tiene màs posibilidades de leer buenos libros por internet, no lo hace, por carencias conceptuales, ignorancia y por cansancio.

Y si practica algún tipo de meditación oriental, mantrayoga, MT, respiración holotròpica, u otro tipo de pràcticas de la Nueva Era, SE DUERME durante esos ejercicios, y no experimenta la expansión de Conciencia prometidas por esos sistemas de activación o de aceleración de la evolución humana. Pierde su tiempo y su dinero en eso. O bien, pasa el fin de semana durmiendo, cuando las antiguas generaciones leían libros, conversaban, iban a misa, a retiros espirituales, o hacían deportes en esos días preciosos de descanso, de Conocimiento y de Alabanza al Creador.

El cansancio, las distracciones, el poco estudio, la oración débil, la meditación raquìtica, el mal uso del tiempo libre, va haciendo que las almas se olviden de la Misión o el Dharma que las envio a la tierra. Las almas misioneras no fueron enviadas a ser felices, a divertirse con entretenciones mundanass, a sumergirse en el abismo de la sinrazón y de las tinieblas, o del  pecado, como se decía antes, y evadir su destino de servidores de la inteligencia infinita para la iluminación del mundo, el ordenamiento de la vida humana, y la buena marcha del cosmos o de la correcta relación del cielo con la tierra.

Y de repente se les corta el cordon de plata, y tienen que comparecer a la fuerza ante su Creador y deben declararse negligentes e irresponsables, e indirectamente responsables de todos los males del mundo, por no cumplir con su parte en el Gran Plan Maestro, como dicen los Kabalistas devotos del Zoar.

Esa irresponsabilidad negligente, aparte del daño al orden social y cósmico, crea mal karma personal, con encarnaciones futuras muy dolorosas, y a veces condenación eterna en prisiones de oscuridad, junto a los àngeles caidos, según nos enseña la Epìstola de San Judas 1,6, en el Nuevo Testamento.



Etiquetas:   Psicología   ·   Religión   ·   Filosofía
Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario









Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
15108 publicaciones
3995 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora